Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Economía MARTES 15 2 2005 ABC Trabajo eleva del 20 al 50 %l a capitalización del paro para el que cree una empresa ABC MADRID. El secretario general de Empleo, Valeriano Gómez, confirmó ayer la intención del Gobierno de elevar del 20 al 50 %l a capitalización de la prestación por desempleo para los parados que opten por convertirse en autónomos, según confirmó a asociaciones de este colectivo (UPTA- UGT, ATA y CEAT) en una reunión en el Ministerio de Trabajo. Esta medida es consecuencia de los resultados de un estudio realizado por el Servicio Público de Empleo (antiguo INEM) que concluye que el 90 de los autónomos que capitalizaron su prestación de paro entre 2002 y 2003 han continuado su actividad con éxito. Así, los datos del estudio muestran un incremento constante de los parados que se convierten en autónomos: 437 en 2002; 20.607 en 2003 y 50.500 en 2004, informa Ep. Esta medida se pretende poner en marcha el próximo mes, a fin de in- cluirla en el Programa de Fomento de Empleo de 2005. Asimismo, Trabajo pretende incrementar la subvención de los parados que se quieran convertir en autónomos de los 3.050 euros actuales a 5.000 euros, cantidad que en el caso de las mujeres se eleva hasta 7.000 euros y a 9.000 euros si son discapacitados. Por otro lado, el secretario general del Empleo confirmó la intención del Gobierno de tener concluida la futura reforma laboral con los agentes sociales antes de que finalice junio. El motivo es que las medidas puedan ser incluidas en la Ley de Presupuestos de 2006. Gómez confirmó, en este sentido, que está previsto que el próximo lunes se reúna la Comisión de Seguimiento del diálogo social con el fin de comenzar a fijar el calendario de reuniones y los temas vinculados con las reformas del mercado de trabajo, de la protección social y del tratamiento a la dependencia, además de aspectos pendientes de la anterior etapa del diálogo social. Es probable que empresarios y sindicatos alcancen un principio de acuerdo sobre los convenios de 2005 esta misma semana. La Justicia de Cataluña reconoce el síndrome del quemado como accidente laboral EFE BARCELONA. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha reconocido que el síndrome del quemado o burn out es un accidente laboral, en una sentencia en la que confirma la incapacidad permanente absoluta concedida por un juzgado de lo Social de Barcelona a una maestra de esta ciudad. La mutua del colegio privado concertado en el que trabajaba la mujer recurrió la decisión del tribunal de primera instancia al entender, entre otros argumentos, que la dolencia de la maestra no se debía a un accidente laboral porque no estaba clara la relación causal entre el trabajo y su enfermedad Sin embargo, el escrito del TSJC aclara que este tipo de dolencias se alejan del concepto de accidente habitual que ocasiona una lesión súbita e inesperada y que, por el contrario, se gestan de una forma lenta y acumulativa pero también se relacionan directamente con el trabajo Agotamiento profesional Recuerda que el síndrome del quemado o de agotamiento profesional se define como agotamiento físico, emocional y mental motivado por un proceso en el que se acumula un estrés excesivo por una desproporción entre la responsabilidad y la capacidad de recuperación del empleado. Para el TSJC, en este caso el síndrome del burn out ha afectado a la profesora estando en el trabajo y como consecuencia del mismo y le ha ocasionado un deterioro que no le permite la actividad laboral La sentencia rechaza la petición de la mutua de que se considerara que la patología de la profesora derivaba de una enfermedad común y que se tuviera en cuenta los rasgos de la personalidad de la afectada, como su alto neuroticismo, escasa tolerancia a la frustración, rasgos histriónicos y desadaptativos En opinión del TSJC, estos datos no resultan determinantes ya que existe una precisa vinculación entre la patología y el trabajo que nadie discute y el hecho de que la mujer tenga una determinada personalidad en nada influye en el caso.