Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15 2 2005 Madrid INCENDIO EN EL CORAZÓN FINANCIERO DE MADRID EL DERRIBO 41 hasta reducir a escombros el Edificio Windsor. Desde un primer momento, el inmueble deberá estar protegido por una lona o redes con el fin de evitar que algún cascote pueda caer a la calle. Aunque los primeros estudios técnicos apuntaban que el proceso de demolición podría durar seis meses, los expertos consultados por ABC señalan que estos trabajos se prolongarán por espacio de casi un año. El derribo del edificio- -apunta Manuel del Río- -tiene que ser muy meticuloso, para cuidar en todo momento la seguridad de las personas que trabajan en él. Además, yo aconsejería restringir el derribo al menor espacio posible para que no pueda afectar a los alrededores del Windsor de varios barrios de viviendas en Mostar tras la guerra en la antigua Yugoslavia, la del antiguo edificio de la Maternidad de la calle O Donnell, el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid, el interior del Museo Thyssen- Bornemisza, la Terminal 1 del aeropuerto de Barajas, 38 pabellones de la Expo de Sevilla 92, la antigua sede de Iberdrola de la calle Hermosilla, varias construcciones del Canal de Isabel II en la plaza de Castilla, la estación de Príncipe Pío y un edificio de oficinas en la Plaza de España. En la actualidad, la compañía trabaja en la demolición de la fábrica de perfumería Gal, El Colegio de Arquitectos estima que los trabajos pueden tener un coste de 22 millones de euros que se encuentra en la localidad de Alcalá de Henares. Ángel Bermejo, responsable del departamento de demolición de Detecsa, descartó ayer la utilización de material explosivos ya que bajo el rascacielos hay tres plantas subterráneas que albergan el scalextric de Azca, además de zonas de aparcamiento de varias empresas que podrían resultar afectadas. El alcalde de Madrid anunció ayer que el derribo del rascacielos era irreversible tras anunciar que la extinción del incendio tuvo lugar oficialmente a la una de la madrugada del lunes. Será a finales de esta semana cuando se pueda conocer la fecha de inicio de los trabajos de demolición del edificio, así como las técnicas que se vayan a emplear. Antes de entrar en él, sin embargo, los técnicos deberán afianzar su seguridad. Costes del derribo El Ayuntamiento anunció que será mañana cuando los técnicos expertos entren en el inmueble para evaluar el estado en el que se encuentra la estructura. A la vista del informe se conocerá exactamente qué tipo de actuaciones se realizarán para derruir el edificio. Ruiz- Gallardón anunció que será el Consistorio quien se ocupe de su demolición, cuyos costes, que el COAM estima en 22 millones de euros, correrán a cargo de la propiedad del edificio. Según ha podido saber ABC, el Ayuntamiento maneja la posibilidad de encargar a la compañía Detecsa el proyecto de derribo del Windsor. Se trata de una de las empresas más importantes del país en este tipo de obras. Entre sus actuaciones, destaca la demolición LA SEGURIDAD ES LO PRIMERO RICARDO AROCA Decano del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) H a ardido el edificio Windsor de Azca, una elegante torre de oficinas construida en los años 70 por los arquitectos Genaro Alas y Pedro Casariego. Irónicamente el edificio estaba en obras para mejorar entre otras cosas la seguridad en caso de incendio y, cabe dentro de lo posible, que como consecuencia de las obras los sistemas de detección y extinción de incendios no estuvieran plenamente operativos. El fuego ha durado casi un día entero, más de lo que cabe esperar para la carga normal de materiales inflamables de un edificio de oficinas, y el calor del incendio ha provocado el desplome de la fachada y de los forjados del perímetro de las plantas superiores, mientras el centro del edificio ha permanecido en pie. El núcleo de escaleras y los soportes centrales de hormigón armado han resistido al incendio (aunque con seguridad han sufrido graves daños) mientras que los soportes de acero integrados en la fachada han cedido en las plantas superiores arrastrando la parte de piso que apoyaba en ellos. Una entreplanta de servicios, hacia la planta 20 (en la que al parecer se originó el incendio) con vigas de hormigón más rígidas ha limitado el desplome del perímetro del edificio pese a que los soportes metálicos de fachada por debajo, aparecen seriamente deformados. Aunque la estructura del Edificio Windsor parece irrecuperable desde la planta sexta hacia arriba y su demolición no va a ser tarea fácil, es poco probable que se produzca el colapso, no obstante, es la obligación de las autoridades públicas el actuar del lado de la seguridad hasta que pueda evaluarse el riesgo con más certeza, por lo que, durante unos días el caos circulatorio será distinto del habitual.