Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15 2 2005 Internacional 27 El juez Guzmán, que inculpó a Pinochet, podría ser recusado AFP SANTIAGO. El juez chileno Juan Guzmán Tapia, que sometió a juicio al general Augusto Pinochet, quedó ayer al borde de la recusación por los abogados defensores del ex dictador, tras declaraciones en las que afirmó que este caso frenó su carrera en el Poder Judicial. El abogado Pablo Rodríguez, jefe del equipo jurídico que asesora a Pinochet, puso en duda la imparcialidad de Guzmán Tapia para continuar el proceso iniciado el pasado 3 de enero, cuando inculpó al ex presidente en los crímenes de la Operación Cóndor Con este nuevo gesto queda claramente de manifiesto que esta persona no tiene la imparcialidad suficiente para seguir un proceso en contra del general Pinochet afirmó Rodríguez. Entonces nosotros estamos estudiando la posibilidad de volver nuevamente a la ilustrísima Corte de Apelaciones con el objeto de recusar a este ministro adelantó el abogado. Las declaraciones de Guzmán Tapia fueron difundidas el domingo por el Nuevo Diario de Managua, donde participa en una Semana de la Independencia Judicial y la Confianza en la Justicia que se celebra en Nicaragua. Tengo 65 años y a los 59 contaba con votos para llegar a la Corte Suprema de Justicia y seguramente habría llegado, de no tener este proceso dijo el magistrado al matutino de la capital nicaragüense. MICHEL ROCARD CARTA DE PALESTINA stán de verdad dispuestos los israelíes y los palestinos a concertar un acuerdo de paz? No cabe duda de que en los últimos meses los acontecimientos han avanzado a un ritmo acelerado, a medida que un obstáculo tras otro de un acuerdo duradero parecía desaparecer. A la muerte de Yaser Arafat siguió la elección de su sucesor en una votación directa por sufragio universal, acompañada de la decisión de Israel- -única en el mundo- -de ayudar y no obstaculizar el proceso democrático en los territorios ocupados. Gracias a ello, nadie pone en duda la legitimidad del Presidente Mahmud Abbas. Además, con el anuncio por el primer ministro Ariel Sharón de su intención de retirar unilateralmente de Gaza el ejército de Israel, vuelve a ser posible el fin de la propia ocupación, lo que brinda oportunidades para lograr mayores avances. De hecho, el apoyo del presidente egipcio Hosni Mubarak a la retirada de Gaza ha contribuido a hacer posibles las negociaciones reales. Esa impresionante sucesión de acontecimientos no se había visto durante mucho tiempo en esa turbulenta región. Gracias a ello, muchos- -dentro y fuera del Oriente Medio- -han vuelto a sentir optimismo. Incluso Sharón aventura algunos comentarios favorables y los diplomáticos americanos exhalan visibles suspiros de alivio de que por fin se puedan lograr avances hacia la paz. Como acabo de regresar de Palestina, donde encabecé durante casi cinco semanas una misión de observadores de la Unión Europea, la mayor organizada jamás por la UE, puedo atestiguar el impulso hacia la paz que está cobrando fuerza. El día de las elecciones y del recuento de votos, la misión estuvo compuesta por 260 miembros mientras que 40 de nosotros habíamos estado allí durante todo el período de cinco semanas. Mi testimonio sobre la elección es categórico: las circunstancias eran difíciles, pero la votación fue libre y sin fraudes. Dadas las condiciones, la participación del 60 por ciento fue asombrosa. No cabe duda de que Abbas fue elegido democráticamente. Tampoco cabe duda de que el pueblo palestino optó por la democracia, lo que entraña la opción de una paz negociada con Israel. Pero los terroristas, que no han seguido esa opción, se han quedado fuera. No son numerosos, pero son muy peligrosos. Sólo los avances genuinos hacia un acuerdo justo de paz los neutralizarán como fuerza política. No cabe duda de que las condiciones actuales representan una oportunidad excepcional, pero debemos tener presentes las dificultades más importantes que pueden limitar nuestra capacidad para aprovechar esta oportunidad, por lo que la comunidad interna- ¿E Abu Mazen saluda a Ariel Sharón en la cita del 8 de febrero en Sharm el- Sheij cional debe exponer con toda claridad esas dificultades a los dos bandos. La primera dificultad es la de que, aunque Sharón se propone, evidentemente, llevar a cabo su retirada militar de Gaza, no ha expuesto con claridad lo que quiere lograr en las futuras negociaciones. En realidad, nunca ha hecho la menor alusión a la idea de que se incluyan la Ribera Occidental y Jerusalén en dichas negociaciones, pero, para los palestinos, no puede haber negociaciones que no versen también sobre esas dos cuestiones. La segunda dificultad tiene que ver con que Sharón siempre ha parecido creer que la Autoridad Palestina está en condiciones de erradicar todo el terrorismo procedente de los territorios palestinos y cuyo objetivo es Israel. Sin embargo, todos los observadores exteriores saben perfectamente que no es así, aun cuando Abbas pueda indudablemente reducir el nivel y el número de los ataques. Para que el pueblo palestino en conjunto deje de glorificar, apoyar y dar refugio a los terroristas, debe ver una esperanza real de una nueva vida para AP Mueren más de 200 mineros en China por una explosión de gas AFP SHANGHAI. Más de doscientos mineros, 203 asegura la prensa oficial, murieron en una explosión de gas en una mina de la provincia de Liaoning (localidad al noreste de China) según informó ayer el Gobierno. Una veintena de ellos se encuentran heridos y cerca de dos docenas permanecen aún desaparecidos La explosión tuvo lugar en la tarde de ayer en la mina de Sujiawan, del grupo industrial Fuxin Coal, a 242 metros bajo tierra, indicó la agencia oficial de noticias Xinhua, que aseguró que las operaciones de rescate comenzaron rápidamente, ya que la mayoría de los mineros quedaron atrapados. No es el primer incidente de estas características en China, donde en 2004 murieron al menos 6.000 personas en explosiones e incendios en minas. Sólo los avances genuinos hacia un acuerdo justo de paz neutralizarán a los terroristas como fuerza política él, cosa que, a su vez, depende de una recuperación económica en los territorios ocupados y el convencimiento de que se estén adoptando medidas concretas con vistas a una solución política negociada. La creación de dicha esperanza depende ahora exclusivamente de Israel, que debe actuar inmediatamente para estimular a los numerosos palestinos que anhelan la paz, en lugar de insistir en una desaparición total del terrorismo. La demora sólo servirá para retrasar la desaparición del terrorismo. La tercera dificultad tiene que ver con el hecho de que la mayoría de las autoridades religiosas de los dos bandos, tanto los rabinos como los imanes, han mantenido una posición intransigente. Siguen predicando que los respectivos tabúes de sus comunidades, las propias cuestiones que bloquean todas las gestiones para lograr la paz- -en particular, el estatuto de Jerusalén y el derecho de regreso a Israel de los refugiados palestinos- -son intocables e innegociables. Hacer que esas autoridades religiosas reconozcan su responsabilidad es un deber que toda la sociedad civil internacional, incluidos los dirigentes religiosos, debe asumir. Nada de todo eso es imposible. Todo ello será difícil, pero es evidente que ha llegado una oportunidad de lograr una paz real y duradera entre israelíes y palestinos. Todos debemos aprovechar este momento. Project Syndicate, 2005. www. project- syndicate. org