Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 Deportes LIGA DE CAMPEONES ANTE EL REAL MADRID- JUVENTUS LUNES 14 2 2005 ABC ARRIGO SACCHI Director de Fútbol del Real Madrid El Juventus es una máquina, un equipo ordenado y disciplinado Maneja con soltura el mismo discurso que cuando entrenaba al exitoso Milán de los noventa. Idénticas las sentencias y reflexiones. La misma filosofía de vida y de trabajo. Sus ideas no han perdido frescura y defiende con audacia los planteamientos recíprocos entre club y jugadores TEXTO: ENRIQUE ORTEGO JULIÁN ÁVILA FOTO: IGNACIO GIL Si logramos el equilibrio mental, físico y táctico tenemos opciones Tenemos algo más que ellos en la parcela individual. Hemos crecido en ánimo y en el aspecto colectivo El Juventus tiene un espíritu común. Juegan en bloque, corren juntos y no ahorran esfuerzos en ayudar al compañero No me gusta escuchar algunas cosas de nuestros jugadores, porque cuando se va a la guerra no se avisa al rival tica fuerte para preparar el partido. Tenemos que equilibrar el choque y entonces tendremos opciones. El Juventus es una máquina. Tiene un espíritu común. Juegan en bloque, corren juntos y no ahorran esfuerzos en ayudar al compañero. Nosotros tenemos algo más que ellos en la parcela individual. Hemos crecido en espíritu y en el aspecto colectivo. Veo a los jugadores, más convencidos. Con su calidad, si ofrecen disponibilidad y piensan colectivamente llegarán los éxitos. Tenemos una calidad impresionante y cuando el club les enseñe a comprender sus derechos y sus deberes todo irá mejor. -Es un proceso que pide tiempo. -Todavía no jugamos como deberíamos. Estamos mejorando y ganando en seriedad. Ahora el entrenador debe traducir la calidad individual en lo colectivo. Antes, los jugadores no se encontraban bien y el club ha tenido que buscar los instrumentos para cambiar eso. Ahora están dispuestos a seguir luchado. Hemos dado un paso importante. La actitud de los jugadores es ahora buena, pero hay que mantenerla. ¿Cómo ha visto este vestuario tildado de privilegiado? -He visto un grupo de personas positivas. Me he llevado una gran sorpresa con los jugadores. Se han acostumbrado enseguida a trabajar, a hacer las cosas correctas. La presencia del presidente es imprescindible para dar una mayor claridad al ambiente. Si damos esta claridad, el futuro será importante. Florentino, un hombre inteligente, ha entendido que las cosas que no funcionaban había que cambiarlas. No me gusta leer en los periódicos o escuchar en las radios que los jugadores digan que vamos a ganar a tal rival. Cuando se va a la guerra no se avisa al rival. Tenemos que mirarnos a nosotros. Si el equipo no juega bien perderemos encanto, imagen y alegría. Y el club necesita todo eso. MADRID. Arrigo Sacchi llega a la Casa de ABC de la mano de Emilio Butragueño y del director de comunicación del club, Antonio García Ferreras. Es su primera visita y abre bien los ojos. Prácticamente no los ha cerrado desde que en Navidades aterrizara en Madrid y en el Real. La eliminatoria contra el Juventus es la disculpa para entrar en su mundo, que no es otro que el fútbol. Escucharle es una delicia. Salta del pasado al futuro sin olvidarse nunca del presente. -Otra vez se cruzan en su camino sus viejos amigos del Juventus... -Nunca me han querido mucho, porque con el Milán les hemos ganado muchos títulos. Lo que sí sé es que ahora y siempre es el peor rival que nos podía tocar. Hubiese preferido el Milán. ¿Por qué? -Porque estamos hablando de un club serio y ordenado y de un equipo fuerte y disciplinado. Saben lo que quieren y no tienen dudas. Tendrán pocas ideas, pero claras. El Juventus es un padre de gran nivel y sus hijos tienen que parecerse. Por tanto fichan entrenadores y jugadores que se acercan a su filosofía. Tienen una capacidad, que no poseen otros clubes, para evaluar la totalidad del jugador. Si tienen que elegir entre Rui Costa, un futbolista con calidad pero que puede tener altibajos, y Nedved, una máquina, se quedan con la máquina. -Es una filosofía estricta. -Es una idea clara. Quien llega al Juventus sabe que tiene que dar el cien por cien o se marcha. Y eso lo trasladan rápidamente al vestuario. Por eso ganan en una competición larga, por su continuidad y regularidad. Estoy hablando de un equipo muy fuerte, bien entrenado, con un espíritu trabajador y ganador. Son perfectos en defensa y en ataque dominan el contragolpe. Contra el Madrid intentarán imponer un ritmo altísimo, presionándonos muy fuerte. -También tendrá fisuras. -No muchas. Soporta bien la presión y su capacidad táctica e individual es muy buena. Cuenta en sus filas con 22 jugadores de nivel internacional que son titulares con sus selecciones. Mire uno por uno y verá que no miento. Es un equipo armado, bien organizado y que hace un trabajo de lujo. ¿Y qué debe hacer el Madrid para no morir en el intento? -Muchas cosas. Debemos mostrar una predisposición mental, física y tác- Sacchi, en un momento de la entrevista en la Casa de ABC Ayer, enemigo de Emilio Butragueño; hoy camina de su mano En la década de los 80 la rivalidad entre Madrid y Milán era grandísima. Un espectáculo para el seguidor y un martirio para los equipos. -Sacchi: Emilio me quitaba el sueño -Butragueño: Pues nosotros no dormíamos la semana anterior, míster -S: Aquel Madrid jugaba sobre las individualidades. En el partido del Bernabéu nos sentimos tan acosados que Baresi y Rijkaard, que jugaban de defensas, eran los jugadores más avanzados -B: Aquel Milán de las semifinales fue el primer equipo que salió a atacarnos en el Bernabéu. Se había creado la leyenda del miedo escénico pero no les importó -S: Éramos físicamente superiores. Mandé a un hombre 15 días a Madrid para que siguiese sus entrenamientos. Y lo que ellos hacían en una semana, nosotros en un día. El Madrid era un poco presuntuoso en su concepción