Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 Deportes PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA TERCERA JORNADA LUNES 14 2 2005 ABC El Atlético vuelve a las andadas Nefasto partido de los rojiblancos, que perdieron otra ocasión de acercarse a Europa, anulados por un Levante que jugó mejor con diez TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Veinte mil espectadores mostraron en las gradas unas cartulinas que expresaban su No a la venta del estadio Calderón y el que enseñó su no al fútbol fue el Atlético de Madrid. Después del éxito en el Nou Camp, luego de dos victorias consecutivas, vencer al Levante era clave para recuperar el camino hacia Europa y los jugadores de César Ferrando se quedaron a mitad del sendero. Cuarenta mil aficionados rojiblancos presenciaron el peor partido de su equipo en la presente temporada, y eso que tienen encuentros para comparar. El Levante de Schuster, cuya cabeza deportiva dependía de un hilo, supo tejer una red defensiva que comenzaba arriba y ahogó los intentos de ataque del conjunto madrileño. La continuidad en el banquillo del técnico alemán se complicó cuando el once blanquinegro se quedó con diez hombres a los diecisiete minutos, por expulsión de Culebras, que frenó las dos mejores galopadas de Torres con dos entradas al chaval, no al balón. Pero la inferioridad numérica del adversario, una vez más, perjudicó al Atlético. Ferrando, seguro, habría preferido que el enemigo continuara con once. Con uno menos, el equipo valenciano realizó uno de sus mejores partidos tácticos y estratégicos desde su retorno a Primera. ATLÉTICO DE MADRID LEVANTE 0 0 biar el destino. El balón, sin embargo, fue a las manos de Mora. El triple triunfo consecutivo parecía un sueño lejano y el entrenador atlético enseñó la carta de Salva para salvar el envite y acercarse al objetivo europeo. La entrada del rematador consolidó el cerrojo visitante en los últimos veinte minutos, cuando los locales buscaron el gol con el recurso final, los centros al área. Salva dispuso de las dos mejores ocasiones para impedir las tablas. Envió un disparo a la madera, colofón a un tiro de Torres que Mora rechazó, y mandó fuera otro balón que se paseó por el área levantina. Así se acabó la pólvora. La que perseguía a Schuster. El Atlético, que fue despedido con una bronca, perdió su oportunidad de regresar a la esperanza. Atlético (4- 2- 3- 1) Leo Franco; Molinero, Pablo, Perea, Antonio López; Luccin, Colsa (Núñez, m. 35) Jorge (Salva, m. 55) Ibagaza, Gronkjaer; y Fernando Torres. Levante (4- 2- 3- 1) Mora; Pinillos, Culebras, Alexis, Jesule; Camacho, Tito (Celestini, m. 82) Ettien, Rivera, Nacho (Juanma, m. 38) y Congo (Manchev, m. 70) Árbitro César Muñiz Fernández, del colegio asturiano. Expulsó a Culebras (minuto 17) por dos amonestaciones, enseñadas en los minutos 4 y 17 en dos entradas a Torres. Una tarjeta amarilla a Perea, Alexis, Molinero, Manchev y Rivera. El público silbó a los locales El Niño destrozó el sistema defensivo del rival en dos escapadas, dejó al Levante diezmado y, después, ni él ni sus compañeros supieron rematar la faena. Ferrando escuchó silbidos cuando sacó otro media punta- -Núñez- -para sentar a Colsa, porque quien menos participaba en la tarea era Luccin. Schuster, que había retrasado a Camacho como central, quitó entonces a Nacho, alineó a Juanma y con él formó una línea de presión junto a Ettien, Rivera y Tito, un cuarteto que se permitió el lujo de triangular con la excelente técnica de Rivera e incluso asustar con la potencia de Ettien. Así las cosas, Juanma desperdició la primera gran ocasión del encuentro, al rematar flojo delante de Leo Franco una bonita combinación entre Rivera y Ettien. Antes, Torres había superado por vez primera al colosal Alexis, pero su pase de la muerte no encontró matador. Eran los únicos balones de peligro en una partida de ajedrez que Schuster dominaba con una torre menos. Ibagaza y Luccin erraban constantemente en los pases y sus compañeros, nerviosos por la situación, tampoco realizaban buenos controles de la pelota. El público se olvidó ya de protestar su No a la Peineta Protestaba contra su equipo, pues vislumbraba que el no también estaba en el césped. Un cabezazo franco de Pablo, culminación de una falta botada por Antonio López, pudo abrir la muralla y cam- Salva Ballesta, que tuvo dos ocasiones de marcar, se topa con Alexis, sensacional en la defensa levantina IGNACIO GIL ASI JUGARON ATLÉTICO DE MADRID Leo Franco: bien. Molinero: regular. Pablo: bien. Perea: regular. Antonio López: regular. Luccin: mal. Colsa: regular. Jorge: mal. Ibagaza: mal. Gronkjaer: regular. Fernando Torres: regular. Núñez: regular. Salva: mal. El entrenador: Ferrando. Regular. Sacó a Núñez a los 35 minutos, dado que el rival jugaba con diez, pero quitó a Colsa en vez de sentar a Luccin, desaparecido en combate. Con Núñez y Gronkjaer, no ordenó a ambos que entraran por las bandas y el equipo se acogotó por el centro. Lo mejor. Las escapadas de Torres, que provocaron la tarjeta roja de Culebras. La seguridad de Pablo. Lo peor. La falta de ideas para romper al adversario. Los errores en el pase. LEVANTE Mora: bien. Pinillos: bien. Culebras: mal. Alexis: muy bien. Jesule: bien. Camacho: notable. Tito: bien. Ettien: muy bien. Rivera: muy bien. Nacho: regular. Congo: bien. Juanma: regular. Manchev y Celestini: sin calificar. El entrenador: Schuster. Magnífico planteamiento. Con diez hombres, sus centrocampistas anularon el fútbol rojiblanco, para crear peligro al contragolpe con Rivera y Ettien, sensacionales. La defensa- -Alexis, enorme- -solucionó los problemas cuando Torres abrió esa malla destructiva. Lo mejor. La disciplina táctica. El deseo de crear fútbol y de buscar el gol en inferioridad numérica. Lo peor. La carencia de remate, justificada por tener que cubrir la expulsión. Veinte mil carteles con el No a la venta del Calderón T. G. -M. Veinte mil aficionados mostraron en el estadio cartulinas que expresaban un No a la venta del estadio, entregadas por la Asociación Salvemos el Calderón Se solicitó a los espectadores que enseñaran el no en los minutos 15 y 30 del primer tiempo. En la primera demostraciópn hubo cánticos en contra de la Peineta y del presidente del club, Enrique Cerezo, que decayeron en la segunda manifestación. Ferrando reconoció el mal juego de sus pupilos: No tuvimos ritmo. Fallamos en los pases Schuster alabó el rendimiento de mi equipo con diez