Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 2 2005 87 El Atlético se aleja aún más de los puestos europeos después de no pasar del empate contra un Levante con diez Juan Carlos Pastor pierde con su Valladolid en Barcelona siete días después de ganar el Mundial de Túnez TRES MEDIOS CENTRO Y FIGO EN LA MEMORIA ENRIQUE ORTEGO a única conclusión positiva que el Madrid puede sacar de Pamplona- -además de los tres puntos- -es que a lo mejor en un futuro los pamplonicas ya no salen tan embravecidos cuando visite El Sadar y le respetan un poco más. Ayer, desde luego, no sólo le tutearon, sino que le pegaron capones. Que el Madrid no funcionó mínimamente se resume en el detalle táctico de que por el vital puesto de medio centro, y más ahora que el equipo juega sólo con uno y en rombo, pasaron hasta tres jugadores y ninguno de ellos fue capaz de imponer su ley y su ritmo. Comenzó Gravesen, más corazón que cabeza, más músculo que técnica- ¡en los córners marcaba a Morales, que le sacaba la cabeza! Tuvo Guti su opción L cuando Solari entró por el danés. Tampoco se hizo con el mando, aunque también es verdad que sólo estuvo doce minutos en esa posición hasta ser sustituido. Beckham fue entonces quien centró su posición y acabó ahí el partido, precisamente cuando llegó la remontada. Pero tampoco sería justo culpar del pésimo partido de su equipo al teórico organizador, porque la realidad es que los que le rodeaban tampoco aportaron mucho, por no decir nada, sobre todo Zidane. Particularmente me acordé de Figo. No por el tópico recurrente de hacer bueno a quien falta, sino porque el equipo echó de menos su despliegue físico y técnico. Su movilidad, desgaste, solidaridad. Incluso sus acciones individuales en las que se le puede acusar de conducir el balón demasiado, pero que son siempre una alternativa más de medio campo hacia adelante. Figo nunca se suele esconder y prefiere pecar por exceso que por defecto. Por eso ayer, que muchos no llegaron, el portugués hubiera sido tan necesario como casi siempre. Ronaldo, la mente en París, el cuerpo invisible en Pamplona Ausente del juego y con diez intervenciones contadas en el partido, el brasileño celebró su despedida de soltero con un triunfo entre la lluvia, el viento y la adversidad J. CARLOS CARABIAS Lo que se había escapado a las previsiones de la novia era que El Sadar es algo así como el fortín de El Álamo para el Real Madrid. El peor escenario posible para un soltero que debe cuidar sus tibias el día antes del boda sin papeles. Allí se presentó Ronaldo en el nombre de Daniela Cicarelli, entre la bruma hostil del viento, la lluvia y, sobre todo, la histórica animadversión que en Zidane intenta controlar el balón ante el acoso de Clavero ANECDOTARIO DE LA JORNADA LUIS GARDE Sporting de Gijón al empezar la temporada 79- 80. AP El técnico del Real Madrid iguala el récord de Novoa Vanderlei Luxemburgo, entrenador del Real Madrid, ha igualado el récord de victorias seguidas de un entrenador debutante en la Liga española de Primera división, pues lleva siete con el Madrid, tantas como consiguió José Manuel Díaz Novoa con el dos empates. Además, el equipo navarro es el más goleado, pues ha recibido un total de 37 tantos. Estas siete victorias seguidas del Madrid representan la segunda mejor racha de los blancos desde la temporada 91- 92. Enlazó ocho triunfos en la campaña 200- 01, con Vicente del Bosque como entrenador. Numancia y Osasuna son los únicos equipos que no han ganado ningún partido de Liga en 2005. El Numancia acumula diez jornadas sin ganar (su peor racha en Primera) El Osasuna acabó 2004 con dos victorias, pero ha empezado 2005 con cuatro derrotas y Nihat ha marcado 51 goles (ninguno de penalti) en los cien partidos que ha jugado en la Liga española. Es el primer turco que juega cien partidos en Primera y, por supuesto, ninguno ha marcado tantos goles. Iturralde González es el árbitro que más penaltis ha señalado en esta Liga, diez. En la primera jornada de la segunda vuelta pitó cuatro en el Villarreal- Valencia y ayer señaló otros dos en el Sevilla- Villarreal. Pamplona sienten hacia el Real Madrid. La mente en el sí quiero o lo que sea de Chantilly y el cuerpo invisible en la capital navarra. El brasileño adelantó unas horas su viaje. En Pamplona, sin gol que llevarse a la boca, fue inodoro, incoloro e incorpóreo. Por aquello de no perder la costumbre, Ronaldo tardó diez minutos de cada periodo en tocar el balón. Y cuando intentó algo más, le arrastró por el fango la furia rojilla. El grito de Daniela se escuchó en París cuando Patxi Puñal atizó el tobillo de su prometido y las asistencias le echaron una manta a la espalda. También su suspiro de alivio cuando regresó al campo calzando sus botas doradas. Lo mejor de la noche, debió pensar Daniela, es que la cámara y el balón nunca iban donde estaba su novio. Un par de veces, Beckham y Zidane le obligaron a brincar a por centros imposibles. Pasaba el cuero y Ronaldo desaparecía, invisible entre la lluvia. La segunda parte no comprometió la boda. Ronaldo siguió en las mismas. Lejos de Raúl, el que más luchaba. Lejos del gol, al que sólo se acercó una vez, en un tiro de larga distancia que atajó Sanzol. Disgustado iba a estar el contrayente, porque el Madrid perdía. Pero Luxemburgo tiene una flor. Marcó Owen. Y tres minutos después, Helguera. Ronaldo corrió como un poseso para felicitar a pares. Hoy le toca a él, 20: 30, en el castillo de Chantilly. Paga el avión privado a sus compañeros, y casi todos, a otra fiesta de Ronaldo.