Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 LUNES 14 2 2005 ABC Economía Las aerolíneas empiezan a pagar hasta 600 euros a los pasajeros afectados por overbooking La nueva norma de la UE sobre retrasos y cancelaciones en los vuelos entra en vigor el próximo jueves b Las grandes compañías aéreas Derechos de los pasajeros en caso de... Denegación de embarque (overbooking) Vuelo Inferiores a 1.500 km Entre 1.500 y 3.500 km Superiores a 3.500 km Cancelación de su vuelo La compañía deberá compensar económicamente al pasajero en la misma medida que se especifica arriba, de no cumplir los siguientes supuestos Opciones Prestar asistencia (comidas, teléfono y alojamiento) Avisar al pasajero: Con más de dos semanas de antelación a la fecha prevista de viaje Entre dos semanas y siete días antes de la salida y procurarle, en ese caso, una opción que no puede suponer ni más de 2 horas de adelanto ni más de 4 de retraso respecto al horario previsto de vuelo Con menos de 7 días de antelación y ofrecerle, entonces, una alternativa que no suponga más de una hora de antelación ni más de dos horas de retraso respecto al horario previsto de vuelo Opciones La compañía debe ofrecer comida, teléfono y alojamiento si se requiere Reembolso del billete y regreso a su punto de origen (se entiende en los casos en que el viaje se haya comenzado ya) Llegada a su destino por la vía más rápida (el reglamento no especifica si debe hacerse también con otras compañías) Postergar el vuelo hasta la fecha más conveniente para el pasajero Compensación 30 del precio billete 50 del precio billete 75 del precio billete Compensación De 125 a 250 De 200 a 400 De 300 a 600 Además la compañía debe ofrecer comida y bebidad proporcionales al tiempo de espera, llamadas de teléfono y alojamiento si se requiere consultadas confirman que aplicarán el texto, aunque consideran excesivas las indemnizaciones económicas que deberán abonar ANTONIO POLO MADRID. El próximo jueves entra en vigor el nuevo reglamento comunitario 261 2004, aprobado por el Parlamento Europeo el 11 de febrero de 2004, que establece normas comunes para las compañías aéreas en materia de indemnización y asistencia a los pasajeros en caso de denegación de embarque, cancelación o gran retraso de un vuelo programado. El nuevo texto, recurrido por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) en abril de 2004, regula los derechos de los pasajeros y las obligaciones de las aerolíneas en cuatro supuestos: denegación de embarque contra la voluntad del pasajero por overbooking (sobreventa de billetes) cancelación del vuelo, retraso y cambio de clase. Respecto al vigente reglamento, el nuevo aborda por primera vez la problemática de los largos retrasos y las cancelaciones, y eleva de 300 a 600 euros las indemnizaciones máximas que podrán percibir los pasajeros, en función de la hora final de llegada al destino inicialmente contratado. En los cuatro casos contemplados y con carácter general, las compañías concederán prioridad a pasajeros con movilidad reducida, así como a los menores que viajen sin compañía. Retrasos largos Vuelo Hasta 1.500 km Entre 1.500 y 3.500 km Superiores a 3.500 km Cualquiera de los casos Retraso Más de 2 h Más de 3 h Más de 4 h Más de 5 h Denegación de embarque La denegación de embarque u overbooking es una práctica legal que cada año afecta a una media de 250.000 usuarios en la UE. El nuevo reglamento fija que cuando se produce una sobreventa de billetes la aerolínea debe proceder, primero, a negociar con pasajeros voluntarios la cesión de su plaza ya confirmada, a cambio de una compensación generalmente de carácter económico. Muy extendida en Estados Unidos, la negociación es utilizada por la mayoría de las aerolíneas europeas, aunque la norma comunitaria la convertirá a partir del jueves en un hecho más frecuente. En todo caso conviene saber que los pasajeros con reserva de plaza confirmada a los que se les deniegue el embarque tienen derecho a bebida y comida en cantidad suficiente, a realizar dos llamadas gratuitas, enviar dos télex, dos faxes, o dos correos electrónicos, así como la obligación de ser alojados y trasladados al hotel seleccionado por la compañía aérea. Cambio de clase Vuelo De 1.500 km o menos Intracomunitarios de más de 1500 km, excepto los vuelos entre los Estados miembros y los departamentos franceses de ultramar, y para todos los demás de entre 1.500 y 3.500 kilómetros No incluidos en los puntos anteriores, incluidos los vuelos entre los Estados miembros y los departamentos franceses de ultramar Desde una óptica económica, los usuarios afectados por overbooking tendrán derecho a percibir indemnizaciones de 125 a 250 euros en vuelos inferiores a 1.500 kilómetros- -dependiendo de si el transporte alternativo supera o no en el punto de llegada las dos horas de retraso sobre el previsto- de 200 a 400 euros en vuelos intracomunitarios entre 1.500 y 3.500 kilómetros (si supera o no las tres horas) de 300 euros para el resto de los vuelos (demoras superiores a cuatro horas) y de 600 euros cuando el transporte alternativo se retrasa más de cuatro horas. El pasajero que no pueda embarcar por overbooking podrá optar entre cuatro variables diferentes: recibir el precio íntegro del billete en un plazo máximo de siete días; retornar al punto de inicio del viaje si la cancelación se produce a mitad de camino, además de reembolsar el precio del viaje contratado en una semana natural; finalizar el viaje ya iniciado en condiciones comparables y lo antes posible; o bien concluir el trayecto final en la fecha que convenga al pasajero, dependiendo de las plazas disponibles. Las compañías aéreas podrán denegar el embarque, sin compensación alguna, siempre que haya motivos razonables relacionados con la salud, seguridad o presentación de documentos de viaje inadecuados, según contempla el reglamento comunitario. Respecto a la cancelación, definida como la no realización de un vuelo programado en el que el pasajero había reservado su plaza la nueva normativa establece los mismos derechos y compensaciones económicas descri- tas en el caso del overbooking No obstante, el transportista quedará eximido de compensación si la cancelación se debe a inestabilidad política, climatología adversa, riesgos para la seguridad, deficiencias inesperadas en la seguridad del vuelo y huelgas. Asimismo, la aerolínea no estará obligada a indemnizar si avisa al pasajero de la cancelación con una anticipación de entre dos semanas y siete días y se le ofrece un transporte alternativo que llegue a su destino con menos de cuatro horas de retraso, o con al menos siete días y se le ofrece otro vuelo que alcance el destino final con menos de dos horas de dilación. Los retrasos, regulados por primera vez en el nuevo reglamento, suponen una de las principales fuentes de conflicto entre aerolíneas y pasajeros. España es uno de los países comunitarios que en mayor medida padece este problema, debido a la compleja división del control del espacio aéreo europeo y su ubicación periférica dentro de éste. Con el deseo de fijar unas reglas de juego claras y equilibradas para las dos partes, Bruselas entiende que las aerolíneas deberán ofrecer alternativas al pasajero cuando el retraso es de dos horas o más en vuelos de hasta 1.500 kilómetros; de tres horas o más en vuelos intracomunitarios de más de 1.500 kilómetros, y de todos los demás vuelos de entre 1.500 y 3.500 kilómetros; y de cuatro horas o más en el resto de los vuelos programados. En estos casos los pasajeros tienen derecho a refrescos, comida, dos llamadas telefónicas, enviar dos télex, dos mensajes de fax o dos correos electrónicos, y alojamiento y transporte de ida y vuelta. Y si el retraso supera las cinco horas, los pasajeros podrán optar entre reembolsar el precio del billete en un plazo de siete días; si ha iniciado el viaje retornar al punto de origen y cobrar el importe íntegro del coste del billete, concluir el viaje en condiciones de transporte similares; o posponer el trayecto hasta que convenga al pasajero en función de las plazas disponibles. El cambio de clase, último supuesto contemplado, plantea que si el transportista acomoda a un pasajero en una plaza de clase inferior de la contrada, en el plazo de siete días tendrá que abonarle el 30 del precio del billete en vuelos de hasta 1.500 kilómetros; el 50 en vuelos intracomunitarios de más de 1.500 kilómetros; o el 75 para el resto de los vuelos. Iberia cumplirá El nuevo reglamento no satisface plenamente las aspiraciones de las grandes compañías, en especial en materia de retrasos y cancelaciones, aunque to-