Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura LUNES 14 2 2005 ABC FERNANDO FERNÁN- GÓMEZ Académico, actor, director de cine y escritor que hoy recibe el Oso de Oro honorífico del Festival de cine de Berlín La culpa de todo siempre es del Gobierno, aunque sus partidarios no lo reconozcan Tierno, seductor, conversador, lírico, irónico, gruñón, barroco, disparatado, soñador, generoso, tímido, burlón, pícaro... No lo toquen, así es Fernando Fernán- Gómez TEXTO: ANTONIO ASTORGA FOTOS: JULIÁN DE DOMINGO Fernando Fernán- Gómez no irá a recoger el Oso de Oro honorífico a Berlín (Umbral retrata a Fernán- Gómez como un cruce de Leonardo y Cyrano con ojos de diablo verde. En La lengua de las mariposas este genio está sublime, como en todas sus singularísimas intepretaciones. Y ahora recibe el Oso de Oro y de Honor del Festival de Berlín. Diablo, mariposa, oso... ¿Cuál es su animal preferido? -El perro. Porque aprendió a convivir con los hombres. (En el Festival de cine de Berlín, Fernán- Gómez se enfundó la piel de dos Osos de Plata. Fue por las películas El anacoreta y Stico ¿Acudirá a Berlín a recoger su Oso de Oro? Si fuera, ¿sentiría el miedo escénico del que hablaba el futbolista- pensador Jorge Valdano? -Lamentándolo muy sinceramente, creo que por causa de mi salud, un tanto deteriorada, no podré desplazarme a Berlín. Me temo que nos quedaremos usted y yo sin saber si habría sentido el famoso miedo escénico -Cuando usted actúa no reflexiona sobre el guión, sino que se ciñe exclusivamente a su personaje. ¿La vida es una quimera, una comedia, y el cine es la vida real? -En las películas, las obras de teatro o las novelas, los autores se esfuerzan en dar a la vida una congruencia, una lógica, que la vida real no tiene. Ya se sabe que La vida es un cuento de locos... etcétera. -Garci retrata en Tiovivo c. 1950 un Madrid de miseria y rinde tributo a esos actores que se partían el espinazo por mil caminos. ¿Se considera un cómico? ¿El mundo del espectáculo ha maltratado a los cómicos? -Creo que soy un cómico, aunque por las evoluciones del lenguaje esa palabra ya no tenga el mismo significado que hace años. Parece que la sociedad no ha tratado muy bien a los actores, pero creo que casi ningún actor cambiaría su oficio por otro. -En una entrevista con ABC, la ministra Carmen Calvo le echa la culpa al PP de la pérdida de tres millones de espectadores durante el año 2004. ¿A qué atribuye usted que, según esos datos, el 50 por ciento del público español haya dicho no al cine español? ¿Quién tiene la culpa? -La culpa de todo siempre es del Gobierno, aunque los partidarios del Gobierno no quieran reconocerlo. ¿Según esto, -me pregunto a mí mismo- la vocación de político es vocación de culpable? Pues puede que sí, mientras no se demuestre lo contrario. -En Berlín se va a proyectar Para que no me olvides la película que usted ha rodado a las órdenes de Patricia Ferreira. ¿Cómo fue el rodaje? -Patricia Ferreira tiene un gran talento de directora y, además, disfruta dirigiendo. A sus órdenes, todos se esforzaron en que yo no lo pasara mal. Pero no pude pasarlo bien del todo porque mi salud ya estaba deteriorada. Quizás la tristeza que esto me producía no le iba mal al personaje, pero para el trabajo de actor, aunque uno haga de paralítico invidente, es mejor estar muy sano. (Ante los ojos de los lectores y espectadores de Fernán- Gómez se levanta un universo humanísimo, pintoresco, extravagante, cómico pero también trágico. Fernán- Gómez rezuma amor por aquellas vidas, por aquellas gentes que viajaban en tren por las ciudades de España levantando el tinglado de la antigua y moderna farsa) -La vida ¿sigue siendo una gran farsa? -Cuestión demasiado filosófica. ¿Cómo vamos a llamar gran farsa a los miles de niños muertos de hambre en cualquier lugar del planeta? En una obra teatral puede haber sucesivamente escenas costumbristas, cómicas, dramáticas, discursivas, trágicas... En la que llamamos vida real todas estas escenas pueden darse al mismo tiempo. Y tal vez pueden ser iguales. La diferencia estará en la mirada. La mirada verá un sainete, un melodrama, una tragedia, una comedia agradable... (Hace un año, un admirador suyo le En las películas, las obras de teatro o las novelas, los autores se esfuerzan en dar a la vida una congruencia, una lógica, que la vida real no tiene Hace muchos años que el gusto del español medio está colonizado