Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 LUNES 14 2 2005 ABC Madrid Los operarios trabajan en tres turnos las 24 horas del día. En la imagen, proceden al acabado de uno de los muros la semana pasada ERNESTO AGUDO El túnel de Cuatro Caminos recibe los últimos retoques y abrirá al tráfico a mitad de marzo La glorieta sólo será ajardinada hasta que una comisión de estética decida su futuro diseño b Algunas líneas de autobuses han empezado a ocupar las nuevas dársenas, mientras comienzan a colocarse jardineras de madera en las zonas estanciales MERCEDES CONTRERAS MADRID. La glorieta de Cuatro Caminos ha recuperado su amplitud y parte del bulevar con que contó hace mucho tiempo. Aunque ya hace más de un año que se desmontó el scalextric arrebatando a la plaza su aspecto estancial, esa sensación de espacio abierto no se notó demasiado porque las vallas de obras invadieron muchas calzadas y aceras. Ahora, ha llegado el final y las obras del nuevo subterráneo concluirán el 10 marzo, según las previsiones. En los días posteriores se procederá a su apertura al tráfico. Todo dependerá de las pruebas que deberán hacerse para comprobar el buen funcionamiento de los sistemas de seguridad. Con la retirada del elevado se habrá acabado con lo que el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, denominó profunda herida una frontera artificial entre el Madrid burgués que acaba en Chamberí y el Madrid proletario que empezaba en Tetuán La nueva plaza buscará un punto de encuentro. La circulación de paso entre Raimundo Fernández Villaverde y Reina Victoria habrá desaparecido de la vista, aunque la glorieta mantiene en superficie todos los movimientos con que contaba anteriormente, es decir, entre las calles mencionadas y entre Bravo Murillo y Santa Engracia. Los más beneficiados serán, desde luego, los vecinos que han visto culminada una vieja reivindicación. Aparte de la cuestión estética, se recupera espacio para el peatón y se rebaja la gran contaminación acústica y atmosférica que han sufrido durante los 35 años que el scalectrix se ha elevado frente a sus viviendas. Dos carriles por sentido No quiere ello decir que salga perjudicado el tráfico. Peatones y coches convivirán. Los conductores contarán con los dos nuevos subterráneos gemelos, que absorberán 69.000 vehículos diarios, al tiempo que la circulación en superficie se hará más fluida. Los túneles, con una inversión de 18,4 millones de euros, tienen una longitud de 539 metros, de los que 221 son rampas a cielo abierto, mientras su cota de profundidad baja hasta los 17 metros y disponen de dos carriles por sentido. Cuenta, al igual que los últimos subterráneos inaugurados, con las más modernas tecnologías para la seguridad, centro de control, circuito cerrado de televisión, detección automática de incidencias y de incendios. La construcción del nuevo subterráneo ha sido compleja. Por un lado, su trazado discurre por encima de la línea 6 de Metro y por debajo de las líneas 1 y 2, al tiempo que ha tenido que salvar las diversas galerías de servicio (luz, agua, teléfono... que discurren por la zona. Una de ellas, perteneciente al Canal, ha sido necesario construirla de nuevo, ya que discurría por el espacio destinado al túnel y ahora irá bajo el subterráneo. Por otro lado, la profundidad de los pilotes que estaban sustentando el scalextric con un peso de 3.700 toneladas, obligó a cortar el tráfico elevado desde el primer momento. Esto, junto a las muchas vallas que han estado acotando las calzadas centrales de Reina Victoria y Raimundo Fernández Villaverde, así como las zonas laterales de la plaza, han dificultado la movilidad de los coches. Además, al tratarse de un punto de confluencia de numerosas líneas de autobuses, se hizo necesario habilitar una terminal provisional en Bravo Murillo, en una parcela de 4.000 metros cuadrados perteneciente a la EMT, para facilitar el servicio a los viajeros. Nuevas dársenas Ahora, con las obras acabadas, los coches ocuparán las nuevas calzadas y los viajeros de la EMT dispondrán de las dársenas construidas sobre los primeros tramos de Reina Victoria y Fernández Villaverde. Algunas líneas ya han empezado a ocupar ese espacio para los viajeros. En las dársenas, los autobuses podrán permanecer sin estorbar al tráfico, mientras los peatones tendrán pasos de cebra para conectar con las aceras laterales. Estarán en un espacio recuperado donde la jardinería tratará de embellecer y hacer más agradable la espera. Ya han empezado a instalarse las jardineras de madera que, junto con los bancos, ofrecerán descanso y sombra a los vecinos. Parterres y zonas de césped- -en total 1.980 metros cuadrados de plantaciones- -harán de barrera entre el espacio destinado al coche y al peatón. Justamente los últimos remates El trazado discurre por encima de la línea 6 de Metro y por debajo de las líneas 1 y 2, y se han salvado varias galerías