Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 LUNES 14 2 2005 ABC Internacional Los pronósticos se cumplen y los chiíes obtienen una holgada mayoría en Irak Los buenos resultados logrados por los kurdos les alientan a pedir la Presidencia para Talabani b Los suníes boicotearon las elec- ciones del 30 de enero y sus resultados suponen el fin de su predominio, ya que han regido los destinos de Irak desde hace 80 años ABC BAGDAD. La lista apadrinada por el gran ayatolá Alí Sistani obtuvo una holgada victoria en las elecciones legislativas iraquíes con el 48,1 por ciento de los votos, rozando la mayoría absoluta en el Parlamento, según los resultados definitivos anunciados ayer por la Comisión Electoral. La lista chií de la Alianza Unificada Iraquí obtuvo 4.075.290 votos, conforme anunció la comisión durante una conferencia de prensa en Bagdad. De este modo, la lista chií debería conseguir 132 de los 275 escaños del Parlamento, apenas a seis de la mayoría absoluta. En segundo lugar quedó la alianza de los partidos kurdos, con un 25,7 por ciento. Con 2.175.551 votos, la alianza kurda debería obtener 71 escaños. En tercera posición, la lista del primer ministro interino, Iyad Alaui- -también chií- con un pobre 13,8 por ciento de los sufragios. Su lista consiguió 1.168. 943 votos, lo que le otorgaría 38 escaños en la Cámara. Estos resultados significan un duro revés político para los suníes y la llegada al poder de la comunidad chií, mayoritaria en el país, tras decenas de años de opresión y marginación bajo los anteriores regímenes. marca el nacimiento de un Irak nuevo y democrático declaró el responsable de la comisión, Farid Ayar. Con estos resultados, la lógica política indica que chiíes y kurdos deberían consensuar la Presidencia y el puesto de primer ministro, uno para cada comunidad. De hecho, el viceprimer ministro iraquí, Barham Saleh, declaró ayer a la cadena estadounidense CNN que los kurdos de Irak van a proponer que el líder de la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK) Jalal Talabani, sea designado presidente de Irak. La lista de la Alianza del Kurdistán va a designar a Jalal Talabani como candidato a presidente. Pensamos que él reúne las cualidades y la respetabilidad necesarias para este puesto y estamos trabajando con otros grupos en el Parlamento para obtener su nombramiento declaró Saleh. Por otra parte, si un kurdo asumiera la Presidencia de Irak, quedará demostrada nuestra determinación de que en el nuevo Estado iraquí los kurdos no sean tratados como ciudadanos de segunda clase añadió el viceprimer ministro. La lista patrocinada por Sistani y la de las formaciones kurdas deberían repartirse los cargos de jefe del Estado y primer ministro había declarado a Afp en la misma línea Saad Abdel Razak, sociólogo y candidato en la lista del político suní Adnán Pachachi. La presentación de los resultados oficiales vino acompañada ayer, como no podía ser menos, por un reguero de sangre. Para empezar la jornada, fue- Niños iraquíes contemplan el cadáver de un hombre en la ciudad norteña de Mosul La tasa de participación en las elecciones generales alcanzó el 59 por ciento Kurdos y chiíes deberían repartirse los cargos de presidente y primer ministro ron encontrados los cuerpos sin vida de dos miembros del partido del primer ministro, Iyad Alaui, aparentemente asesinados por la insurgencia. Las identidades de ambas víctimas no han sido reveladas, y tampoco se sabe nada sobre el grupo que puede estar detrás de la muerte de estos dos militantes del Acuerdo Nacional Iraquí, un grupo chií de tendencia laica. En otro asesinato que parece revestir carácter político, un grupo de desconocidos mató a tiros a un miembro del Los suníes, grandes perdedores Por su parte, la lista del presidente saliente, Ghazi al- Yauar- -de confesión suní- alcanzó apenas el cuarto lugar con 150.680 votos, es decir, con el 1,7 por ciento de los sufragios emitidos, y sólo obtendría 5 representantes en el Parlamento. Los otros escaños serán repartidos entre pequeñas formaciones. Para los suníes, que boicotearon los comicios, el resultado supone el fin de su predominio, ya que dirigieron el país, tanto bajo la Monarquía como bajo la dominación del partido Baas, desde que las potencias coloniales crearon el Irak moderno hace 80 años. La tasa de participación en las elecciones generales alcanzó el 59 por ciento del censo, con 8.456.266 de votantes, según la comisión. La jornada de hoy La victoria chií, ¿antesala de un enfrentamiento con los suníes? ABC BAGDAD. Las relaciones entre chiíes y suníes en Irak se han caracterizado, tras la invasión del país y la caída del régimen de Sadam Husein en abril de 2003, por permanentes tensiones que los resultados de los comicios podrían exacerbar. Los chiíes, que representan más de la mitad de la población iraquí (un 60 por ciento) y viven principalmente en el sur del país, constituyen una comunidad no monolítica, pero deseosa de afirmar su peso político tras años de opresión bajo el régimen suní de Sadam Husein. Sus jefes religiosos, y en primer lugar el gran ayatola Alí Sistani, triunfador de las elecciones sin haberse presentado, no cesaron de alentar a los chiíes a participar masivamente. La población chií ha sido blanco de sangrientos atentados: Nayaf, en agosto de 2003 (al menos 83 muertos, entre ellos el jefe religioso Mohammad Baqer Hakim) Kerbala y Bagdad, en marzo de 2004, durante el duelo sagrado de la Ashura (más de 170 muertos) Nayaf y Kerbala, el 19 de diciembre de 2004 (66 muertos) Los suníes representan la ortodoxia frente a la chía, ya que aplican las doctrinas, normas y usos establecidos por la religión, respetando la sunna (Tradición del Profeta) y obedeciendo al poder, incluso al no religioso. Los suníes son minoritarios en Irak (entre un 20 y un 25 por ciento) Bajo el régimen de Sadam, los suníes gozaron de su protección y ocuparon la mayoría de los puestos de poder, integrando la flor y nata de los cuadros superiores del Ejército, la Policía y del partido Baas. Esta comunidad se siente marginada después de la invasión de Irak por las tropas de Estados Unidos.