Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 2 2005 Nacional 25 Hay también vascos y vascas, los expulsados de su tierra por no postrarse ante el nacionalismo, que quieren hacer oír su voz de rechazo al plan secesionista del lendakari Ibarretxe. Ya se están organizando La diáspora vasca, contra el plan Ibarretxe TEXTO: BLANCA TORQUEMADA MADRID. No se les dará la oportunidad de utilizar el Congreso de los Diputados como caja de resonancia de sus aspiraciones, pero no por ello están dispuestos a callar y otorgar. Pueden ser casi trescientos mil los vascos que se han marchado de su tierra, en un goteo sostenido a lo largo de las tres últimas décadas, por la presión cotidiana de un ambiente enrarecido, por las extorsiones y amenazas o por (en los casos extremos) asesinatos de allegados o familiares. Esa realidad siempre presente en las argumentaciones contra el plan Ibarretxe quiere dejar de ser difusa y hacerse ver Para ello, el Foro de Ermua proyecta una pública convocatoria en Madrid el próximo mes de marzo para la que aún no hay fecha concreta y en la que los vascos exiliados en el resto de España dejaremos claro que nosotros también tenemos algo que decir sobre lo que queremos para nuestra tierra asegura Inmaculada Castilla de Cortázar, catedrática de Fisiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga y portavoz de la entidad. Para ello, el Foro quiere aunar a las distintas plataformas cívicas de respuesta al nacionalismo obligatorio aunque no se pretende un acto multitudinario, sino articular demandas comunes a través de la lectura de un manifiesto. Estamos hartos- -dice Castilla de Cortázar- -de que Ibarretxe usurpe la voluntad del pueblo vasco y monopolice la interpretación de qué es ser vasco. Cansados de que se dedique a instruirnos sobre los sentimientos que hemos de tener Perder el miedo Desde que el plan Ibarretxe se debatió en el Congreso (cesión institucional que en general ha caído muy mal en los movimientos ciudadanos de rearme moral de la sociedad vasca) el Foro de Ermua está intentando que muchos pierdan el miedo a reconocer públicamente que en condiciones de normalidad democrática no se habrían marchado de su tierra Tarea nada fácil porque hay un abismo entre la persona que ha sufrido la violencia o la extorsión de mane- Juan José Ibarretxe ra directa y quien se ha ido simplemente porque estaba harto de no poder hablar en un sitio público de lo que le diera la gana. El primero tiende a no querer revivir esos recuerdos y a no implicarse, como lógico mecanismo de autodefensa, y el segundo suele considerar que lo suyo es un sufrimiento menor, al lado del de otros, y puede llegar a dudar de su condición de exiliado La portavoz del Foro de Ermua llama ahora a todos los vascos de la diáspora a movilizarse y recuerda que las plataformas cívicas hacemos lo que podemos, pero estamos limitadas porque quienes formamos parte de ellas no somos profesionales de esto, tenemos que atender nuestras obligaciones laborales. Además, los frentes abiertos se nos multiplican. Ahora se ha admitido a trámite la querella del Gobierno vasco contra Mikel Buesa porque dijo que el Ejecutivo autonómico financiaba el terrorismo al dar subvenciones a familiares de etarras y estamos también inmersos en una recogida de firmas para autoinculparnos. Suscribimos todas y cada una de sus palabras