Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional INCENDIO EN EL CORAZÓN FINANCIERO DE MADRID UN DÍA DE TENSIÓN Y ANGUSTIA LUNES 14 2 2005 ABC Un hombre contempla asombrado el humo que sale del rascacielos (Viene de la página anterior) EFE beros no superan los 50 metros, pero nunca pensamos que sería así afirmaba un vecino de la calle Santiago Bernabéu. lla- -la distracción de su tarde de domingo. Debieron quedarse los cines vacíos: estaban los matrimonios en chándal con su ratito de tomar el sol, los de la bicicleta aprovechando la Castellana despejada, los de pasear al perro y los de los patines. Mamá, saca la foto que se va a caer mañana el tráfico puede ser un absoluto caos esta ciudad está enferma o maldita... como si no hubiéramos tenido poco La confluencia con Fernández Villaverde convertida en un improvisado foro de debate, eso sí, cuando el estupor de ver el descomunal esqueleto negro permitía cerrar las bocas abiertas de par en par y articular palabra. Cuando se abrió el tráfico por el Paseo que es la gran arteria de la capital, 17,42 de la tarde, la Policía se había empleado ya en veinte minutos de megafonía pidiendo con paciencia que se despejara la calzada. Estaba el espectáculo como para hacer caso a los agentes, y a poco a la atracción de la tarde no se suma un atropello. Lo que les hubiera faltado ayer a los de las cámaras de fotos... Rodríguez Zapatero, con Ruiz- Gallardón y José Antonio Alonso POOL Un barrio que acumula sobresaltos Las dudas de los vecinos Lo cierto es que ayer, en el barrio, muchos se preguntaban cómo era posible que el sistema anti- incendios no hubiera funcionado, tal y como había afirmado por televisión el arquitecto del edificio Windsor, Gerardo Alas. Al tiempo, comentaban la asombrosa rapidez con la que se propagaron las llamas, como si fuera un edificio de madera Precisamente fue un vecino de un ático de la Castellana uno de los primeros en avisar del incendio al 112. Eran las once y veinte de la noche, aproximadamente, cuando vi una columna de humo, pero al principio dudé, porque pensé que podía tratarse del vapor de la chimenea del edificio. Medio minuto después, ya no tenía ninguna duda. Avisé y tomaron nota de mis indicaciones relató a ABC. Otros vecinos recordaban el historial de sobresaltos y sucesos que acumula el barrio. El más reciente de todos fue el desalojo del estadio Santiago Bernabéu por amenaza de bomba registrado el pasado 12 de diciembre. Pero si aquel día sólo fue una amenaza, el 1 de mayo de 2002 el barrio sufrió con todas sus consecuencias los daños del terrorismo, cuando poco antes de que empezara un partido de fútbol ETA hizo explotar un coche- bomba con 20 kilos de explosivos en Torre Europa, lo que ocasionó heridas a 18 personas. Pero AZCA también ha estado en el punto de mira de los terroristas islamistas. En documentación intervenida a estos grupos aparecían diversos objetivos terroristas de Madrid, entre ellos el estadio Santiago Bernabéu, además del Palacio de Exposiciones, situado a pocos metros, y la Torre Picasso. También recordaban ayer los vecinos el incendio, mucho menos espectacular pero más dramático, registrado en un inmueble del paseo de la Habana en la madrugada del 10 de abril de 2002, en el que murieron cuatro personas y numerosas resultaron heridas. Don Juan Carlos llama a Ruiz- Gallardón para expresarle su solidaridad Rodríguez Zapatero ofrece el apoyo y los medios necesarios para superar la difícil situación b Constantino Méndez destacó la rápida reacción de los dispositivos de emergencia, tanto de guardia como los voluntarios que se pusieron a disposición del operativo ABC MADRID. Momentos después de producirse el siniestro, numerosos políticos se desplazaron a las inmediaciones del rascacielos para seguir de cerca la evolución de los trabajos de extinción. En la zona se personó el alcalde Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, quien agradeció la llamada de Su Majestad el Rey expresando su solidaridad. También acudieron a lo largo de toda la noche la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre; el ministro del Interior, José Antonio Alon- De romería para ver al monstruo Ya entrada la noche, el Windsor resistía y se resistía. Declarado pasadas las seis de la tarde el fin del incendio, por las ventanas del edificio convertido en una estructura fantasmal fundida en el negro del cielo seguían saliendo violentas bocanadas de chispas que mantenían a los ciudadanos clavados en las esquinas del paseo de la Castellana. Fascinados por la imagen apocalíptica de la torre descarnada en la punta, con la grúa de obra de 70 metros impasible en todo lo alto, pero firmemente agarrada a sus cimientos. Quietos y expectantes, a pesar del frío creciente que sobrevino con la noche, y que obligaba a los madrileños a agarrarse fuerte el abrigo. Nadie se movía. Bien pegados al turismo de catástrofes, que gusta lo suyo. Y es que el monstuo seguía vivo 19 horas después de la voz de alarma, con las tripas hirvientes como un horno a la altura de los pisos décimo y decimoquinto, más o menos. El mismo monstruo que también había tenido durante toda la tarde alrededor suyo la romería de curiosos que siguieron haciendo de las fotografías- -con los móviles con cámara como herramienta estre- so; el delegado del Gobierno en Madrid, Constantino Méndez, así como otros responsables municipales y de la Administración autonómica. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, fueron informados en todo momento por el delegado del Gobierno, Constantino Méndez, de la evolución del incendio. Precisamente, Méndez destacó la excelente coordinación entre las Administraciones local, autonómica y nacional en los trabajos de extinción. Asimismo, el delegado del Gobierno destacó la rápida reacción de los dispositivos de emergencia de la ciudad, tanto de guardia como los efectivos que, voluntariamente, se pusieron a disposición del operativo. También subrayó la capacidad de coordinación del Ayuntamiento con su alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón y el concejal de Seguridad, Pedro Calvo, que, según dijo, realizaron una labor impecable, así como la de los ministros de Interior, José Antonio Alonso y de Fomento, Magdalena Álvarez, que igualmente acudieron al lugar de los hechos. El presidente del Gobierno acudió a la zona siniestrada a primeras horas de la tarde. Allí ofreció al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid el apoyo y los medios de la Administración Central para superar la difícil situación generada tras el incendio del rascacielos. El jefe del Ejecutivo transmitió su agradecimiento a todas las personas que han trabajado en la extinción del fuego y se refirió de un modo especial a Bomberos, Policía Nacional y Municipal, y Samur. Asimismo, felicitó a Comunidad y Ayuntamiento por su actuación.