Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 2 2005 11 La investigación indica que el fuego se había desatado mucho antes de que fuera detectado El rascacielos tendrá que ser desmontado planta por planta. Se descarta la voladura por el entramado de túneles Unos 300.000 usuarios, afectados por los cortes en el transporte público de Nuevos Ministerios confluencia de las calles de Raimundo Fernández Villaverde con Agustín Betancourt, así como un conjunto de pequeños negocios que se encierran dentro del perímetro de seguridad: una farmacia, un establecimiento de Viajes Iberojet en Agustín Betancourt, el Restaurante Prosst de la plaza de Manuel Gómez Moreno y una cervecería situada en los bajos de El Corte Inglés. Mención aparte merece la gran Torre Negra del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, situada en el número 81 del paseo de la Castellana, a sólo 100 metros del Windsor, cuyos 1.400 trabajadores podrán acudir hoy a su puesto, aunque, obviamente, no podrán utilizar el estacionamiento que se encuentra en los bajos del edificio, por lo que el acceso a su interior se promete complicado. También fuera del perímetro de seguridad ha quedado el inmueble que ocupa la compañía Axa, en cuya planta baja se encuentra la tienda de artículos de hogar y decoración Hábitat. El fantasma del desplome invade la zona cero Durante toda la jornada de ayer, el miedo a que la estructura de la Torre Windsor se viniera abajo por su recalentamiento no desapareció de los responsables de las labores de extinción. Tres bomberos resultaron con heridas leves por intoxicación y sólo uno de ellos, que quedó inconsciente tras permanecer atrapado en el edificio, pasó la noche en observación. Milagrosamente, no se produjo ninguna víctima de consideración, pese a la magnitud de la catástrofe. Los bomberos lograron poner fin al devastador incendio a las siete y media de la tarde, informó el jefe de la brigada, Merardo Tudela, quien advirtió, sin embargo, de que el edificio todavía puede derrumbarse. Lo que nos preocupa es el estado estructural, debido a las altas temperaturas a las que ha estado sometido por lo que la situación, añadió, sigue siendo crítica Además del retén que permaneció durante toda la pasada noche en la zona, se dispuso una pequeña instalación para refrescar el área de influencia de la catástrofe ante los chisperos que iban surgiendo. Tudela precisó que las 48 horas siguientes a la declaración del incendio son decisivas para la estructura del inmueble enclavado en Azca. Un grupo de bomberos realizó a última hora de la tarde de ayer una inspección del interior del inmueble siniestrado desde la azotea de un edificio próximo, el de la aseguradora La Estrella. La virulencia del fuego que ha devastado el rascacielos es totalmente inusual en Madrid. No en vano, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz- Gallardón, llegó a comentar que se trata del mayor incendio de su historia No es el peor, ya que, afortunadamente, no ha habido muertos ni heridos de consideración Los bomberos lucharon casi 24 horas contra las llamas para evitar que alcanzaran los edificios cercanos y, en particular, al centro comercial que El Corte Inglés tiene junto a uno de los costados de la Torre Windsor. Consultadas fuentes de la empresa, comentaron a ABC que las dependencias no han sufrido destrozos, aunque sus plantas sí se encontraban llenas de agua, por la acción de los bomberos. Eso sí, el local se llenó de humo y numerosos cascotes del rascacielo se precipitaron sobre la cúpula del centro comercial, que permanecerá hoy cerrado. 48 horas de enfriamiento Mientras se avanzaba sobre el papel en el diseño de los planes que se ejecutarán hoy para tratar de reducir el impacto del siniestro sobre la población, servicios de seguridad, emergencias y Bomberos permanecieron durante todo el día a pie de edificio. Hasta alrededor de las seis de la tarde, las labores de los bomberos se centraron exclusivamente en la extinción del fuego y sólo después se procedió al reconocimiento ocular de la estructura calcinada desde las azoteas de los edificios más próximos. En esta labor se utilizaron cámaras térmicas para evaluar las temperatu- Los bomberos trabajaban a primera hora de la mañana en la zona siniestrada MIGUEL BERROCAL valoración de la técnica que se empleará para desmontar la torre. Pendientes de estas tareas de prevención permanecieron durante toda la noche 6 vehículos de Bomberos, así como 40 efectivos. Para las labores de derrumbe de lo que queda del edificio se está pensando en la eliminación del rascacielos planta por planta, puesto que la torre es irrecuperable a partir de la sexta planta. De hecho, expertos de Urbanismo detallaron que ya se dispone de una grúa que servirá de herramienta para desmontar el edificio desde su parte superior. Todo ello, claro está, en caso de que el inmueble no se venga abajo. Un ejemplo similar a esta técnica es la que se ha utilizado en el scalextric de Cuatro Caminos, muy cerca de allí. Para las plantas inferiores sólo se precisaría unas grúas especiales que triturasen los restos. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha ofrecido parte de las dependencias del Ministerio que dirige para facilitar las labores pendientes. Son ocho plantas de despachos que dan a Raimundo Fernández Villaverde. ras del interior, que llegaron a los mil grados, y participaron el director de Bomberos y el jefe de servicio de Extinciones. Una vez declarado el control del fuego, ya de noche, el dispositivo se empleó en tareas de prevención, fundamentalmente en seguir refrescando con agua la estructura y los alrededores, puesto que sólo una vez logrado el enfriamiento empezará a contar el periodo de 48 horas crucial para el estudio de los daños causados, del riesgo de colapso- -derrumbamiento- -y de la