Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 14 2 2005 ABC Cartas al director Ante las elecciones del 20- F En estos días de campaña electoral, me encuentro algo confuso. A tenor de las noticias que se difunden por los medios de comunicación y de lo que proclaman los líderes políticos en sus mítines, se diría que el día 20 de febrero se nos preguntará a todos si queremos estar en Europa o no. Pero me parece que esto no es así. Se nos va a preguntar si estamos de acuerdo con el tratado que dará lugar a la Constitución europea. Pienso que igual de europeísta puede ser quien vote sí como quien vote no: me gusta el Tratado o no me gusta, mire usted. Teniendo en cuenta que, además, el resultado puede ser releído de mil formas por cada uno de los partidos políticos- -o sea, que pueden manipular nuestro voto- que sólo tiene valor consultivo, que es dificilísimo leerse todo el Tratado y que uno de los argumentos más convincentes que se nos da es el de Los Del Río, ¿no será más lógico abstenerse? Me parece que es un asunto lo bastante serio como para mezclarlo con frivolidades. Germán Valladares. Madrid. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es testó. Desde que Castro se sentó en el poder nada ha cambiado. Durante 46 años Fidel Castro ha conseguido engañar al pueblo cubano y se ha engañado a sí mismo al creer en su propia mentira, rodeada de crímenes y encarcelamientos injustos. Yo admiro y quiero a Cuba y a los cubanos; tengo allí amigos entrañables. Como decía en un artículo que publiqué en este diario en 1990: Ojalá que en las playas de arena blanca vuelva Cuba a sentir su juventud y explotar su belleza, que es un don de Dios. Porque Cuba tiene su recuperación económica en sus cielos, en sus arenas y en sus mares. Cuba debe volver a ejercer de trópico. Cuba volvería a ser fascinante. De esta Cuba, señor Chaves, sí podría quedar fascinado. Rafael Gómez- Jordana Prats. Madrid. La nueva ley de internet En estos últimos días he podido leer numerosas críticas a la reforma de la llamada ley de internet (LSSI) propuesta por el Ministerio de Cultura. Ley que fue puesta en marcha por el anterior Gobierno, rodeada también de una gran polémica. Estas críticas han sido especialmente suscitadas por el sector tecnológico, aunque yo quisiera destacar un aspecto altamente positivo de esta reforma para el ciudadano de a pie, que a veces puede sentirse alejado de estas polémicas por su lenguaje tan técnico y lleno de siglas, pero que realmente sí le influyen directamente. Uno de los mayores cambios que se propone modificar es el hecho de responsabilizar a los intermediarios de los contenidos ilícitos que circulan por la red. Hasta ahora la ley exime de responsabilidad a estos intermediarios y con esta reforma se le haría responsables de los contenidos que fluyen a través de sus servidores. Y es que ésta es prácticamente la única vía que existe en la actualidad para controlar los contenidos de internet, tarea urgente y necesaria para los usuarios no especializados. La red es hoy en día un caos en sus contenidos, sintiéndonos en muchas ocasiones bombardeados y acosados por información no deseada. Es injusto tener que contratar los servicios de un filtro para evitar esos contenidos ilícitos, cuando deberían ser los propios proveedores los que filtraran esa información. Marianela Jaudenes. Madrid. Derecho a estudiar religión He leído con sorpresa en los medios de comunicación que la Generalitat se propone impedir la enseñanza confesional de las religiones en la escuela. Parece que el objetivo sería sustituir, en todos los centros educativos, la asignatura de religión por otra en la que se estudie el hecho religioso y su influencia en el arte, y cuyo contenido decidiría la propia Generalitat. No entiendo la obsesión del Gobierno catalán por impedir a los estudiantes elegir si quieren cursar la asignatura de religión o no. Ni veo lógico que se prohíba a los musulmanes, protestantes, católicos, ortodoxos, judíos, etcétera, poder asistir a clases de su religión en la escuela, si así lo desean. Me parece que es un derecho fundamental y que suprimirlo sería una acción claramente antidemocrática. Óscar Blanco Presas. El Prat de Llobregat (Barcelona) tro es una persona fascinante y con gran capacidad de atracción. Chaves ha llegado a prometer, en la nube de su fascinación, la próxima visita a Cuba de Sus Majestades los Reyes y del presidente Zapatero. La Cuba actual, señor Chaves, es la misma que la de 1991 cuando la juventud decía que aquella Cuba no era para gente joven, sino para gente vieja que quería morir. A un niño cubano le preguntaron entonces que quería ser cuando fuera mayor: Extranjero con- Batasuna en la vida política No creo que a estas alturas nadie dude de que los miembros de Batasuna apoyan y comparten la estrategia de ETA. Lo hemos visto casi mil veces, las mismas veces que ETA ha asesinado sin que Batasuna hiciera el más mínimo reproche. Aceptar que Batasuna intervenga en la vida política española sería, por tanto, lo mismo que permitir a ETA sentarse en las instituciones del Estado para que desde sus escaños se callen y, a veces, se sonrían cínicamente delante de los escaños vacíos de los políticos asesinados. Es algo que desgraciadamente hemos visto demasiadas veces en los últimos años. Sin embargo, Ibarretxe anuncia públicamente que va a hacer todo lo posible para que Batasuna pueda presentarse a las próximas elecciones. Todo ello en aras de que nadie se quede fuera. ¿Haría lo mismo el lendakari con formaciones políticas que justificasen y apoyasen las acciones del GAL? ¿Haría lo mismo el lendakari si muchos de sus compañeros del PNV no pudiesen participar en las elecciones por haber sido asesinados por ETA ante el silencio aprobatorio de Batasuna? ¿Se sentirá orgulloso el lendakari de su esfuerzo en favor de Batasuna el primer día que una bomba o un disparo mate a alguien de nuevo con el aplauso callado de Batasuna? Creo que lo que se pide a Batasuna para poder incorporarse a la vida política no es un gran sacrificio: simplemente condenar los asesinatos de ETA. Si no es capaz de hacerlo, no entiendo que alguien haga todo lo posible para ayudarles y, a la vez, diga que cree en la democracia y en los valores que representa. Roberto Menchén del Cerro. Tres Cantos (Madrid) Chaves el fascinado Dice la Prensa que Chaves se quedó fascinado con Castro. Chaves afirmó que Fidel Cas-