Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión LUNES 14 2 2005 ABC JORGE TRÍAS SAGNIER Aún sin la proporción debida, el Tratado parece positivo en líneas generales ZONA CERO DEL TALANTE El decorado de la actual vida política en La Moncloa todavía es un pequeño enigma. Entran y salen los invitados al modo de héroes y malvados en las mazmorras de El prisionero de Zenda de esos reyes magos que querrían ser el tripartito catalán. Quizás es por todo eso que Zapatero- -según dicen las encuestas- -genera confianza en el electorado. El talante no muestra muchos desconchados, a pesar de la ruda pugna por controlar los grandes resortes del sistema financiero- empresarial. SÍ, PERO NO ACRÍTICO C OINCIDO con algunos, con otros no, de los argumentos que expuso el eurodiputado Iñigo Méndez de Vigo en una Tercera publicada en este diario. Méndez de Vigo ha sido una persona clave en el proceso de elaboración de este Tratado, llamémosle semiconstitucional Su labor integradora, que explica de forma amena y lúcida en el libro El rompecabezas fue determinante para que este engendro pudiese prosperar. Lo de engendro no lo digo en tono despectivo, sino para constatar el hecho evidente de que la criatura nace sin la proporción debida Pero, aún sin la proporción debida, el Tratado parece positivo en líneas generales. Yo sugeriría, de entrada, que a la hora de depositar el voto no lo hagamos contra Giscard- -personaje nefasto para España- -o contra Zapatero. Ana Palacio, que fue ministra de Asuntos Exteriores en el último Gobierno de Aznar, escribía hace unos días que iba a votar que sí, aunque ése no era el Tratado que hubiese deseado que surgiera de los trabajos de la Convención. Resumamos: los derechos fundamentales de los ciudadanos de la Unión quedan suficientemente protegidos en la Parte II del Tratado. Se opone, sin embargo, que con arreglo al texto propuesto, derechos tan fundamentales como la protección de la vida desde el origen hasta la muerte o la concepción natural de la familia podrían ser susceptibles de interpretaciones extravagantes. Es posible, pero eso será responsabilidad de los tribunales que, a veces, retuercen el derecho hasta dejarlo irreconocible. La herencia religiosa, evidentemente cristiana ya que no hay otra, aunque de forma tímida, mejor dicho, de forma un tanto vergonzante, también se recoge en el Preámbulo lo que supone un avance en el compromiso ideológico sobre el funcionalismo que, hasta ahora, inspiró el camino hacia la Unión. Y, por último, el proceso de cohesión económica, la política exterior común y la política de defensa, creo que quedan reforzadas. Pero tan estimables son las razones para votar sí, como las de aquellos que van a votar no o, incluso, las de aquellos que ni siquiera acudirán a votar. A mí no me parece moral abstenerse porque uno prefiera irse a la playa o a subir el pico de un monte. Pero encuentro que es coherente la actitud de la persona que no acude a depositar su voto por desconocimiento de lo que se le ofrece. Según el CIS, nueve de cada diez españoles desconocen qué se va a votar. Y, desde luego, las razones para votar no me parecen muy poderosas. No coincido, pues, con quienes comparan éste referéndum con el de la OTAN, ya que nada tiene que ver uno y otro: ni el contenido, ni la correlación de fuerzas de los partidos, ni las personalidades de González o Zapatero. Por otro lado, escudarse en el no de la Esquerra o de Izquierda Unida para justificar el sí como también se hace, me parece un argumento acrítico y de escaso fundamento. En fin, hace unos días pronuncié una conferencia en el Ateneo de Santander, invitado por la Asociación Católica de Propagandistas, sobre el tema del Tratado. Lo mejor: la comida en Zacarías y el recuerdo del apasionado debate con Pedro Serrano, sus hijos y un nutrido grupo de amigos sobre el futuro de Europa. S mo autenticidad cívica por E comienza querienoposición a la vieja polítido gobernar demasiaca- -no es más bien un médo y se acaba por gotodo, un estar, y no una forbernar mal. Al buscar razoma de ser. Un método de vines para el comportamienvir en el poder como si uno to actual de Rodríguez Zalo hiciera casi a desgana y patero cabe la posibilidad al mismo tiempo mandar de pensar que tanta insisVALENTÍ PUIG mucho, buscar cambios de tencia en el talante y en la valores con voluntad radidisposición al diálogo es cal, pactar con partidos popropia de un gobernante líticos cuyo horizonte político está que sabe que las urnas no le dieron en las antípodas del propio PSOE o un mandato claro y suficiente coescenificar una bondad superior mo para una acción de gobierno en el Congreso de los Diputados. que vaya más allá de los consensos En el debate sobre el plan Ibarrecentrales de la sociedad, a diferentxe, el presidente del Gobierno cia de las mayorías que tuvieron adoptó el papel de policía bueno y en su mejor momento Felipe Gonle dio a Pérez Rubalcaba el de polizález o José María Aznar. Aún así, cía malo: sabía que no podía salir Zapatero se ha arrimado mucho a ganador en el discurso de la firmelos límites e incluso los ha traspaza y por eso se congratuló en el de sado en cuestiones de sistema de la bondad, el talante y el diálogo. valores- -por ejemplo- -o en materia de política exterior, y a veces L paso sigiloso del presidente amaga con alterar el equilibrio del PNV, Josu Jon Imaz, o del que PSOE y PP mantienen en cuanlíder de ERC, Carod- Rovira, por to al modelo territorial vigente en La Moncloa corresponden a otra fala Constitución de 1978. se de la misma estrategia. Luego Mario Cuomo, exgobernador de aparece por la llamada zona cero Nueva York, decía que uno hace en el paisaje de cráteres en el bacampaña electoral con poesía pero rrio barcelonés del Carmel y progobierna en prosa. En el caso de Romete lo que haga falta, a velocidad dríguez Zapatero, ya cuesta más sameteórica, cruzando el cielo muy ber si el talante- -aderezado con por encima de la cansina caravana cierta poesía moral del diálogo co- E E L decorado de la actual vida política en La Moncloa todavía es un pequeño enigma. Entran y salen los invitados, como en una comedia de errores, o al modo de héroes y malvados en las mazmorras de El prisionero de Zenda Sale Imaz, entra Carod: quién sabe cuantos más han asomado por la trampilla del escenario o han dejado sus papeles en la concha del apuntador. Mientras, el talante resiste, urde sistemas de poder, sueña con rehacerse en las canchas internacionales, domina las combinaciones cromáticas del arte del camuflaje. Hasta qué punto uno puede abusar del talante sin que se le rompa un eje es hasta ahora algo que no tiene confín geométrico. No es exactamente lo mismo que gobernar: tiene más de ir sacando cada vez el mismo conejo de la chistera, ante la impaciencia de Jacques Chirac y la ausencia por enfermedad de Gerhard Schröder. Sea como sea, Rodríguez Zapatero continúa siendo demasiado bueno para un mundo tan ruin y falso. Será de ver lo que ocurra cuando no haya más remedio que hacer la política en prosa. vpuig abc. es REVISTA DE PRENSA usaron la Guerra Civil española para probar sus sistemas armamentísticos En opinión del Telegraph, el europeísmo de España no radica en los importantes beneficios económicos obtenidos de la Unión Europea, por más que Rodríguez Zapatero recuerde que cuatro de cada diez kilómetros de autovías han sido pagados por la UE, y que muchos españoles juzgarían un acto de ingratitud votar no en el referéndum. La razón del profundo europeísmo de España radica, según el diario, en que los españoles han identificado durante muchos años Europa y libertad: Los españoles de cierta edad entienden de primera mano lo que significa estar excluidos del concierto de naciones. Porque la transición de España a la democracia ocurrió con su acceso a la UE, toda una generación asocia Europa con la posibilidad de viajar, comprar productos importados, ver televisión extranjera y votar Por ello, el diario estima consecuente que en España no se esté produciendo un debate sobre la Constitución, de acuerdo con la frase del ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, de que no hay que leer la Constitución europea para saber que es una buena cosa Es tal la seguridad del Gobierno de Madrid en ganar la consulta- -ironiza el Telegraph- que las autoridades han enviado a los ciudadanos cientos de miles de ejemplares de la Constitución, a pesar de que ello haya contribuido a aumentar ligeramente el posible voto negativo. Confiamos que Tony Blair tenga cojones de hacer lo mismo aquí reta el editorial, con la palabrota escrita en castellano. Es teoría del diario que cuanto más conozcan los británicos el contenido de la Constitución, más se opondrán a ella. Porque si a los españoles les puede dar igual lo que dice, ya que lo importante es el compromiso con Europa, nosotros estamos ligados a cada Continente, y nuestra global vocación es no depender de los tratados de la UE sentencia el periódico. EMILI J. BLASCO España, la hija leal de Europa Que España sea el primer país en celebrar un referéndum sobre la Constitución europea no es algo casual sino reflejo de que España es la hija más leal de Europa Así lo considera un editorial de The Daily Telegraph, que advierte en ello un ejercicio táctico de Bruselas para convencer con el presumiblemente voto afirmativo español a los electorados contrarios de otros países. Según el diario conservador británico, combativamente euroescéptico, los Gobiernos de otros países están atentos a la campaña española del referédum para recoger consejos de cómo organizar sus propias consultas, como las potencias europeas