Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 DOMINGO 13 2 2005 ABC Cultura y espectáculos Las tarjetas que lucen en sus solapas los delatan: son VIP ARCO mima con esmero a la legión de coleccionistas de todo el mundo que han invitado este año. Ven exposiciones, visitan estudios de artistas, van a fiestas y comidas... ¿Pero también compran? Los galácticos de ARCO TEXTO: NATIVIDAD PULIDO FOTOS: SIGEFREDO MADRID. Desde 1993, ARCO organiza el programa Major Collectors que reúne en Madrid durante la feria a más de 200 coleccionistas de todo el mundo, a propuesta de las galerías participantes, comisarios y directores de museos. Este año proceden de más de 20 países. Entre ellos, destacan Livia y Marc Strauss, creadores del Hudson Valley Center for Contemporary Art, un espacio dedicado a artistas emergentes a las afueras de Nueva York; Don y Mera Rubell, que atesoran una de las más importantes colecciones de arte contemporáneo en Miami, o el conde Giuseppe Panza di Biumo, propietario de una gran colección de arte en su casa- museo de Varese (Italia) ABC habló con ellos en su hotel, antes de comenzar una dura jornada, con el talonario siempre a mano para invertir en una pieza de primera o descubrir un nuevo talento. Don y Mera Rubell rebosan simpatía y lucen un bronceado envidiable made in Miami Llevan casados cuarenta años y comenzaron a coleccionar en 1974. Él era médico y ella psicóloga, pero ahora se dedican al negocio hotelero. Su apellido es sinónimo de una de las mejores colecciones de su país, con unas 6.000 obras, centrada en el arte más innovador, que además mantienen abierta al público en un antiguo almacén de drogas y armas confiscadas por la Policía. En España resultaría impensable. Los grandes coleccionistas son muy reacios no sólo ya a mostrar, ni siquiera a hablar de sus propias colecciones. Yo creo que es un error- -dice Don Rubell- No sólo vas a una feria a comprar, sino a ver toda la atmósfera alrededor de ella. Y una parte esencial son las colecciones ubicadas en esa ciudad Mera y Don Rubell, unos de los más importantes coleccionistas de Miami (y del mundo) durante la entrevista ció su artillería pesada, con Samuel Keller a la cabeza, en Miami. No ha impedido, sin embargo, que acudan a ARCO. Vamos a cualquier lugar donde hay arte- -comenta Mera Rubell- -y cada feria presenta arte de forma distinta. No es cuestión de ser leal a una feria en concreto ARCO se planteó hace una década establecer una feria en Miami. Art Bassel ha demostrado que existía un mercado muy potente en esa ciudad, ¿no? No lo sabíamos- -contestan- le hubiéramos dado una gran bienvenida. Estuvimos involucrados personalmente en el proceso de llevar Art Bassel a Miami, porque visitamos la Feria de Basilea desde hace 25 años. Llevamos viniendo a ARCO casi dos décadas; hubiéramos podido hacer lo mismo Mera Rubell confiesa que sigue sintiendo el poder y la fuerza de la cultura española en esta feria Apunta su marido que le ha parecido muy interesante la oportunidad de ver artistas y galerías jóvenes. Hay una energía muy positiva este año ¿Corren buenos vientos para el coleccionismo? Hay quien aprecia un regreso de la especulación de los noventa. Es inevitable, porque forma parte del mercado del arte- -comenta Mera- Es un momento más difícil. Hay mucha más gente hoy buscando arte en el mercado. Puede mirarse desde un lado positivo. El hecho de que haya más gente interesada y precios más altos incita a comprar obra de artistas más jóvenes a precios no tan altos y amplías el espectro de coleccionistas y artistas Don Rubell añade: He preguntado a algunos galeristas por qué vienen a ARCO y me han contestado: porque tenemos muchos coleccionistas españoles. ARCO siempre ha tenido mucho público y pocos coleccionistas. Ahora la llegada de coleccionistas es mayor Probablemente lo más interesante de ARCO es la inmensa audiencia que tiene, la cantidad de público que acude. Es fantástico. Yo no sólo vengo a comprar, sino a disfrutar de todo lo que hay alrededor. Eso incrementa el interés por el arte comenta Mera. El sábado es un día espectacular en ARCO añade Don. Jóvenes de noventa años Pusieron en marcha un programa de artistas becados del que se sienten muy orgullosos. Mantienen un gran interés por el arte emergente. Hemos sido bendecidos con ese interés por lo más joven, no sólo referido a edad, sino también a ideas- -comenta su esposa- Algunos de los artistas más jóvenes de la colección tienen ahora 90 años, como Louise Bourgeois El miércoles vivieron de cerca el atentado de ETA: Desafortunadamente, el terrorismo se está convirtiendo en algo habitual. Pero la vida continuó inmediatamente. El día siguió como estaba previsto. Es una tragedia, pero si permites que rompa tu vida cotidiana, has perdido ¿Cómo está resultando la experiencia en ARCO? Muy cara comenta divertido Don. Irresistible añade Mera. Hace tres años Art Bassel estable- Un obelisco de seis metros de altura Sobre el nivel de las galerías españolas en esta edición, dice el coleccionista norteamericano que las más interesantes son las nuevas. Su primera obra de Juan Muñoz, recuerdan, la compraron en ARCO hace 20 años. No estoy seguro de haber entendido tan bien el arte de Juan Muñoz si lo hubiera visto en otra ciudad afirma Don Rubell. Este año han comprado en ARCO un obelisco portátil, de seis metros de altura, de un joven artista mexicano, Damián Ortega. Mientras sigamos coleccionando arte no tendremos que jubilarnos dicen los Rubell. Unos modélicos coleccionistas que no reclaman ayudas, porque el arte necesita libertad Probablemente, lo más interesante de ARCO es la cantidad de público que acude a la feria dice Mera Rubell Livia y Marc Strauss solicitaron una comisaria que les está descubriendo estudios de jóvenes artistas