Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Los domingos DOMINGO 13 2 2005 ABC 1. ¿Va a participar en el referéndum? 2. ¿Qué va a votar y por qué? Jaime Montalvo Presidente del CES 1. -Sí. 2. -No quiero hacer explícito mi voto, pero es un gran avance para Europa y para España. El Tratado por el que se establece una Constitución para Europa representa un paso fundamental para la construcción europea. Permitirá a Europa desplegar el potencial de su economía y consolidar su presencia en el plano internacional, impulsar la competitividad, la adaptabilidad al cambio estructural y las perspectivas de creación de empleo, reforzar la cohesión social y el bienestar de los ciudadanos, y fomentar la paz y la solidaridad en un contexto mundial complejo y sometido a importantes desafíos. afrontar los desafíos del mundo global, que debe estar abierto a la libertad y a la solidaridad para todos. Igualmente hubiera querido que España consolidara la capacidad de decisión que alcanzó en los acuerdos de Niza, en lugar de haber cedido al final sin ningún tipo de contrapartidas. Sin embargo, votaré que sí con la convicción de que caminamos hacia una Europa más estable e integrada, en la que será posible fomentar con libertad esos valores, en contraposición a quienes sólo buscan el retorno a un pasado superado y, en buena medida, quimérico. Maite Pagazaurtundua Concejal del PSE y miembro de Basta Ya 1. -Sí. 2. -Sí, porque la Constitución protege todas las cosas que persigue el fanatismo nacionalista vasco, como el sentido de ciudadanía, los derechos y libertades individuales, la libertad de conciencia, los derechos políticos. Antonio Pérez Productor de cine 1. -Sí, claro. 2. -Sí. Me he leído los opúsculos que se han publicado y considero que la Constitución es un paso para seguir construyendo Europa. No obstante, encuentro algunas carencias, como la identidad cultural, que no está contemplada, o al menos de la manera que a mí me hubiera gustado, y también echo de menos que no se hable de solidaridad. Personalmente, yo le hubiera dado otra vuelta de tuerca. incumplido en lo social, pero se aproxima a la democracia y convendría votar que sí a su Constitución. Pedro Núñez Morgades Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid 1. -Sí, Ya lo he hecho por correo. 2. -Sí. He leído la Constitución Europea y no regula más que lo que los Estados han pedido que regule. Por eso algunos se sienten desencantados. Dentro de sus preceptos, me ha llamado especialmente la atención la regulación del principio superior del menor que nos insta a que nos ocupemos no sólo de los menores de cada país, sino de los 2.100 millones de niños que existen en el mundo, y que en Europa constituyen el 20 por ciento de la población. Esto nos exhorta a que firmemos acuerdos extraterritoriales para proteger a los niños y los respetemos. Enrique Portocarrero Director del Círculo de Empresarios Vascos 1. -Sí. Aunque no sea una consulta vinculante jurídicamente, resulta obligado contribuir al fortalecimiento de la cohesión europea y al estrechamiento de los lazos que nos unen al gran concepto de la construcción europea. Igualmente, parece oportuna la contribución ciudadana, mediante el voto, a favor de un texto constitucional supranacional, en el que desde la diversidad y pluralidad ideológica se puede encontrar una identidad común como la europea, cuyo eje fundamental siempre alude a valores democráticos y civilizados por todos compartidos. 2. -Sí. Se trata de un texto que no sólo será una eficiente herramienta para el gobierno de la nueva Europa de los veinticinco, sino también un marco jurídico para la definición de los derechos fundamentales y los objetivos de la Unión. En otras palabras, siempre es positivo un texto supranacional que, por un lado, sirve como Carta de Derechos Fundamentales o como impulso a la cooperación judicial y policial o a la política exterior europea, mientras que, por otro, también regula las diferentes políticas sectoriales y los mecanismos destinados a favorecer la cohesión social. En todo caso, César Nombela Biólogo molecular 1. -Sí. Tengo decidido ir a votar porque considero que se trata de una consulta importante, a pesar de las circunstancias defectuosas en las que se realiza la consulta. 2. -Sí. A pesar de sentir una notable insatisfacción por el texto, creo que la respuesta debe ser positiva por lo que tiene de avance hacia una Europa en la que los ciudadanos españoles podamos consolidar nuestro papel y nuestra aportación. Me hubiera gustado que el nuevo Tratado- -más que una constitución es un tratado- -asumiera con mayor decisión lo mejor de las raíces europeas que están en su patrimonio espiritual: la cultura clásica, la herencia cristiana, el pensamiento racional, la ciencia moderna, los derechos de todos. En esa síntesis de aportaciones europeas está el mejor bagaje con el que Ramiro Pinilla Escritor 1. -Sí. 2. -Sí. Los que tenemos mi edad y hemos vivido épocas muy malas, sabemos que no vivimos en una sociedad perfecta, pero es mucho mejor que la de aquellos cuarenta años. La Unión Europea tampoco será perfecta, dicen, por ejemplo, que ha Amparo Moraleda Presidenta de IBM España y Portugal 1. -Sí 2. -Sí. Porque el progreso de España está indefectiblemente ligado al progreso de Europa. La Constitución Europea propone un marco que debe contribuir a facilitar el intercambio de conocimientos, experiencias y tecnologías que propicien la innovación, imprescindible para mejorar nuestra competitividad y, por tanto, nuestro desarrollo en todos los ámbitos. (Viene de la página anterior) que no tardará en ponerse de manifiesto. LA COMISIÓN seguirá siendo una especie de ejecutivo comunitario, sobre el que los ciudadanos tienen poco control democrático. Sus miembros son elegidos por los gobiernos nacionales según sus preferencias políticas y no de acuerdo con el resultado de las elecciones europeas. Esta Comisión y la siguiente mantendrán el mismo numero de comisarios que de países miembros. Dentro de diez años, -no se sabe entonces cuantos países serán miembros de la UE- se limitará a dos tercios y con un sistema rotatorio. Pero lo más importante es que esta institución comunitaria por excelencia pro- Giscard D Estaing durante el Plenario de la Convención para el futuro de la UE moverá el interés general de la Unión y tomará las iniciativas adecuadas para ello. Velará por la aplicación de las disposiciones de la Constitución, así como de las medidas adoptadas por las instituciones en virtud de ésta. Supervisará la aplicación del Derecho de la Unión pone un pie en el Consejo, el órgano donde hacen valer sus intereses los países miembros. Con la figura del vicepresidente y ministro de Asuntos Exteriores, que será a su vez el presidente del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores, se crea un puente entre las dos instituciones en un campo hasta ahora reservado para el ejercicio soberano de los países. Pero al mismo tiempo, el CONSEJO EUROPEO, que agrupa a los presidentes y jefes de Gobierno de los países