Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 2 2005 Los domingos 61 de la Unión. La parte segunda es la carta de derechos fundamentales de la Unión, por lo que me parece también muy importante. Con esta Constitución se avanza en la construcción de la Europa política en la que intervienen los ciudadanos y no solo los Estados. Me parece muy interesante que la UE vaya a llevar a cabo una política exterior y de seguridad común, aunque en este asunto nos quedamos todavía muy cortos por las divergencias entre los principales países europeos. Me preocupa el hincapié que el texto hace en el mercado y el poco acento que pone en la solidaridad; en cambio, consolida la economía social de mercado y recoge los derechos sociales fundamentales de los trabajadores, como han puesto de manifiesto CC. OO. y UGT. Esta Constitución tiene lagunas y se la pueden poner muchos peros, pero en su conjunto creo que debemos de darla el sí Joseba Arregi Ex consejero de Cultura del Gobierno vasco y miembro fundador de la Plataforma Aldaketa 1. -Sí. Voy a votar el próximo 20 de febrero Y, sí, he leído el texto del Tratado, entre otras cosas porque me ha tocado hablar de ello ante jóvenes interesados en política. 2. -SÍ. Voy a votar favorablemente. Las razones son de diversa índole: en primer lugar, por tradición, por pertenecer políticamente a la tradición europeísta desde mi juventud. En segundo lugar, porque creo que este Tratado para una Constitución es un paso en el europeísmo. En tercer lugar, porque no nos podemos permitir el lujo de parar en el europeísmo, porque parar significaría olvidar la razón de ser de la Europa política: la superación de los desastres a los que condujo una concepción integrista del Estado nacional. También voy a votar con un sí porque creo que no puede pedírsele a este Tratado para una Constitución europea lo que se exige de una Constitución de cualquier Estado, cosa que se hace con demasiada frecuencia, pues Europa no va a ser, no puede ser ni debe ser un Estado nacional muy grande, pasando a ser los Estados actuales meras autonomías dentro de él. En este sentido soy bastante crítico con los políticos actuales que no dicen la verdad a los ciudadanos, una verdad que incluye el que en estos momentos falte una verdadera visión de Europa, falten líderes en Europa, y que elementos clásicos de Europa como Francia se encuentren tremendamente incómodos con la ampliación. Espero que el avance de Europa no quede en este Tratado para una Constitución, sino que seamos capaces todos de avanzar en algo muy necesario para la integración europea: la integración de las memorias de Europa, pues Europa se ha construido hasta ahora desde la memoria antifascista y antinazi y se está encontrando con muchas dificultades para integrar la memoria anticomunista. Voy a votar que sí, porque creo que es absurdo proyectar como desideratum en el Tratado para una Constitución europea la solución de cuestiones que de ninguna forma tendrían cabida en cada uno de los Estados. Europa no puede ser la huida de las dificultades reales de las políticas sociales en cada uno de los Estados. Jordi Camí Director del Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona 1. -Sí 2. -Voy a votar sí, en sintonía con las formaciones políticas que defienden esta posición. Pero en particular porque considero clave la Carta de derechos fundamentales que se propone, y también por el mayor poder que se va a otorgar tanto al Parlamento Europeo como a los parlamentos de los estados miembros. Fermín Cacho Campeón olímpico de 1.500 metros en Barcelona 92 1. -Sí, porque considero que estamos construyendo una Unión Europea entre todos y tiene que estar regulada por unas normas. La verdad es que no me he leído la Constitución Europea... ni la Española. Siempre tienes referencias por lo que se dice en los medios de comunicación. 2. Sí. Voy a votar que sí, por todo lo que he dicho anteriormente. unida contribuirá decisivamente a que los españoles vivamos mejor, con mas seguridad, con mejores condiciones económicas, sociales y políticas. Enrique Cerezo Presidente del Atlético de Madrid 1. -Sí 2. -Iré a votar seguro. Aún no he leído la Constitución. Cuando lo haga veré qué voto. Lorenzo Caprile Diseñador 1. -Sí. Es muy importante que todos opinemos sobre el rumbo que debe tomar España en el marco europeo. 2. -Sí. Montserrat Comas Consejo General del Poder Judicial 1. -Sí. 2. -Sí. Creo que es un avance respecto al Tratado actual vigente, que es el Tratado de Niza. Incorpora las nuevas realidades que comporta la integración de 25 países. Nos hace ser más europeístas. Introduce más democracia en el funcionamiento de la UE, al ampliar las competencias co- legislativas del Parlamento Europeo, eliminando los vetos y reduciendo los temas en los que necesariamente se ha de producir la unanimidad. Sin embargo, soy muy crítica respecto a la regulación de los derechos sociales. Además, no utiliza la denominación de violencia de género al utilizar sólo la de violencia doméstica que no identifica bien la violencia que sufren las mujeres. Pedro Campos Campeón del mundo de vela 1. -Sí, tal y como como he hecho en todas la elecciones hasta ahora. Creo que es un derecho y deber ineludible. De la Constitución he leído las partes más importantes, suficiente para poder decir que sí con conocimiento de causa. 2. -Sí. Voy a votar que sí, porque creo firmemente que una Europa fuerte y Dámaso Casado Secretario General de UGT- Euskadi 1. -Sí 2. -Sí, porque incluye la Carta de los Derechos Fundamentales, uno de los objetivos del movimiento sindical europeo, conseguido por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) Además contempla democratizar más la UE, otorgando más competencias al Parlamento Europeo, y reconoce también el derecho de Iniciativa Legislativa Popular. Leopoldo Calvo Sotelo Ex presidente del Gobierno 1. -Sí. 2. -Sí. Por fidelidad a mi historia europeísta POR ACTIVA O POR PASIVA VALENTÍ PUIG a ciudadanía española confiesa no tener la menor idea de lo que es el Tratado Constitucional europeo pero en gran parte piensa que conviene votar sí Hay ahí una misteriosa combinación de inmadurez y de cordura, al tiempo que revela la inmensa distancia que existe entre lo que se llama construcción de Europa y la calle. Percibidas las ventajas para España de la pertenencia a la Unión Europea, la letra del Tratado suena por lo demás a chino. En todo L caso, suena a fárrago, a cúmulo reiterativo y a prosa de leguleyo. Razones intrínsecas para el no las hay, aunque en sectores del centro- derecha lo que impera sea el dulce deseo de darle un azote a Rodríguez Zapatero. En el pasado, vimos como plenos de ayuntamiento declaraban sus municipios libres de amenaza nuclear, y hoy se declaran libres de transgénicos, del mismo modo que algunos parlamentos autonómicos han dictado normas para la convivencia internacional. En el caso del referéndum del próximo domingo, unos votarán para que Zapatero se vaya, otros por la independencia catalana y los de más allá porque querrían un paraíso colectivista. En realidad, lo que se vota es otra cosa, aunque casi nadie se haya dedicado a explicarlo. A pocos sorprendería que el puerilismo de la campaña oficial por el sí desaliente a gentes sensatas o que la indocumentación contrastada de un agente del sí como es José Borrell, presidente del Parlamento Europeo, incite a la abstención masiva. Evidentemente, no existe un demos europeo pero es que tampoco somos el pueblo soberano europeo que, en proceso constituyente, vota su Carta Magna. En este referéndum, casi nada es lo que parece, salvo la intuición de que es mejor estar y permanecer que poner en riesgo lo que significó ingresar, aunque lo cierto es que de todos modos otros ya se encargarán de dar el no Fernando Conte Presidente de Iberia 1. -Sí 2. -Sí a la Constitución porque entiendo que es bueno que exista un marco general de derechos y libertades comunes a todos los ciudadanos de la Unión, que nos haga verdaderamente iguales y que nos permita avanzar en libertad y en progreso. Esta Constitución permitirá a Europa seguir avanzando como un hecho y no únicamente como una idea o un sueño.