Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 2 2005 59 Los domingos 1. ¿Va a participar en el referéndum sobre la Constitución Europea? 2. ¿Qué va a votar y por qué? de El día 20 los españoles tenemos una cita con las urnas. O, tal vez, sería mejor decir que la tenemos los europeos, porque seremos los primeros ciudadanos comunitarios en sancionar el texto del que surgirá la futura Constitución que compartiremos 25 países de la Unión. Cien personalidades de distintos sectores votan en ABC y explican su postura frente a una decisión muy compleja Cien españoles ante el referéndum paña será el primer país de la Unión Europea que, el próximo domingo, someta a referéndum el texto del Tratado por el que nacerá la primera Constitución Europea. Mientras desde hace meses el Gobierno ha puesto un empeño especial en que España, precisamente por ser el primero, sirva como ejemplo para los demás países que convocarán consultas populares- -no todos lo harán- -y ejerza de motor para no llegar tarde por una vez el Partido Popular, partidario del sí ha denunciado la precipitación con la que ha actuado el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. En este contexto se está desarrollando una campaña de perfil bajo en la que el PSOE presume de apostar decididamente por el sí y censura la frialdad con que el PP reclama el voto afirmativo. Según los socialistas, el PP parece reclamar un sí, pero no que, en el fondo, les irrita porque ambos defienden lo mismo. Aunque más irritados deben estar con sus socios parlamentarios de ERC e IU, fervientemente dispuestos a votar no Pero la principal novedad de la campaña ha sido la legitimación que, por primera vez ante un proceso electoral, ha conferido la Conferencia Episcopal a la abstención, descontenta con las prisas del Gobierno y con la ausencia de una referencia expresa a las raíces cristianas de Europa en el texto constitucional. ¿Qué se juega el Gobierno, principal impulsor de este referéndum? Se juega demostrar si es capaz de reeditar la capacidad movilizadora de las pasadas generales, algo muy complicado por el escaso interés que los asuntos europeos despiertan en el ciudadano. Y más, tratándose de una consulta cuyo resultado no vincula ni al Ejecutivo ni al Parlamento. Se juega demostrar si la labor didáctica y explicativa de las bondades de la Carta Magna Europea ha sido eficaz. Se juega ver convertido el referéndum en una suerte de plebiscito que avale o censure la gestión de Zapatero y se juega, en el caso de una abstención alta, no quedar tan bien ante Europa como pretende. ¿Qué se juega el PP? Prácticamente nada. Por ahora, se reafirma en que el texto es bueno para España, pero mejor era el Tratado de Niza negociado por Aznar. El desgaste, si lo hay, será de Zapatero... y el triunfo, de todos. Es POR MANUEL MARÍN La ratificación de la Constitución pone en juego, amén de intereses supranacionales de España, el poder de convicción del Gobierno de Rodríguez Zapatero y su imagen ante la UE. En la imagen, el Parlamento Europeo