Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional DOMINGO 13 2 2005 ABC Hamás se compromete ante Mahmud Abbas a respetar de facto el alto el fuego Israel acepta la vuelta de los deportados de Belén, tres de ellos en España asegura que no pondrá en marcha operaciones para liquidar a los líderes extremistas palestinos refugiados en el extranjero JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Protagonizaron uno de los sucesos más espectaculares de la Intifada de Al Aqsa. Permanecieron semanas en el interior de la Basílica de la Natividad en Belén entre abril y mayo de 2002, rodeada por el Ejército de Israel, que no se decidió a ordenar el asalto ante la presión internacional. La mediación del entonces enviado especial de la Unión Europea y hoy ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, fue decisiva para resolver el conflicto. Trece de los encerrados fueron deportados a Europa, tres de ellos a España. El resto, hasta 56, emprendió camino a la Franja de Gaza. Más de 30 meses después, su particular odisea, nada que ver con la que viven desde hace décadas millones de refugiados palestinos por todo el mundo, toca a su fin. Mahmud Abbas (Abu Mazen) ha lob El Gobierno israelí, además, grado de Ariel Sharón su visto bueno para el regreso, en una o dos semanas, de los deportados de Belén. También de los que moran en el extranjero. También de Ibrahim Musa Abayat; Aziz Jalil Abayat y Ahmed Hemamreh, aparcados desde entonces en España. Así lo confirmaron ayer el ministro de Negociaciones palestino, Saeb Erekat, y el portavoz de la Oficina del primer ministro israelí, Raanan Guissin. Éste aseguró que todos podrán volver a sus casas y que no serán objetivo del Tsahal siempre que no vuelvan a las andadas. También se compromete Tel Aviv a no liquidar a más dirigentes políticos militares de las organizaciones radicales en el extranjero, asentados sobre todo en el Líbano y Siria. De todo ello y de la próxima retirada israelí de algunas ciudades de Cisjordania, empezando por Jericó, hablaron ayer el titular hebreo de Defensa, Saúl Mofaz, y el consejero de Seguridad de Abbas, Mohamed Dahlan. Si bien los contactos entre responsables israelíes y palestinos siguen su curso y se adoptan algunas medidas de buena voluntad que pueden aliviar la tensión y consolidar el alto el fuego, las reuniones de Mahmud Abbas en Gaza con los jefes de Hamás son mucho más complejas. El presidente de la ANP se citó en la tarde noche de ayer en la Franja con los dos hombres fuertes de los integristas islámicos: Mahmud al- Zahar e Ibrahim Haniye. Por todos los medios Su objetivo, convencerles de que respeten sin grietas el cese de las hostilidades proclamado en Sharm el- Sheij. Abu Mazen espetó a sus interlocutores su determinación a hacer cumplir la Ley y a evitar por todos los medios- -incluida la fuerza si fuera necesario porque su paciencia, como la de Sharón, también tiene un límite- -más ataques con cohetes Qassam como los del pasado jueves. Hamás se comprometió a respetar de facto la tregua suscrita el pasado día 8 en Sharm el- Sheij y estudiará si la acata de forma indefinida. Así lo anunció Haniye tras la reunión mantenida con el presidente palestino. Al tiempo, Hamás volvió a exigir mucho más a Israel. Entre otras cosas, y como asunto prioritario, la liberación de todos los prisioneros palestinos. Hamás no se conforma con los 900 que prome- Mahmud Abbas REUTERS te en dos tandas de tres meses Tel Aviv. No acepta los 1.200 en una sola tacada, incluyendo presos fundamentalistas, que buscaría a la desesperada Abbas. Pide más, mucho más, y si no lo recibe al cambio terminará por violar una vez más esa particular tregua de nunca Hamás que desde hace más de cuatro años y medio se persigue sin éxito en Oriente Próximo.