Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 2 2005 Nacional 17 SIGUE EL CERCO POLICIAL A ETA La Guardia Civil detiene en Vizcaya a un etarra y en Alicante a un colaborador Los investigadores sospechan que el liberado iba a formar un comando si el arrestado en Vizcaya participó en el atentado de Guecho y si el capturado en Alicante apoyó a los que colocaron una bomba en Denia ABC MADRID. La Guardia Civil ha detenido en Basauri (Vizcaya) a Javier Pérez Aldunate, de 31 años, presunto miembro liberado de ETA dentro de una operación que se extendió hasta Campello (Alicante) donde fue arrestado Ieltxu Pérez de Aberasturi Rodríguez, de 25 años y vecino de Vitoria, por su supuesta colaboración con la banda. Los investigadores tratan de determinar si el liberado estaba organizando un comando para actuar en Vizcaya y Álava. Aunque se ha apuntado la posibilidad de que tuviera alguna relación con el atentado con coche bomba perpetrado el pasado 18 de enero en Guecho, este extremo no parece haberse confirmado. También investigan si Pérez de Aberasturi prestó apoyo a los autores del atentado contra un hotel de Denia. Agentes de la Guardia Civil localizaron sobre las diez de la noche del pasado viernes en una calle de Basauri a Javier Pérez Aldunate, que no llevaba armas. Como sí portaba documentación de identidad falsificada, sus huellas tuvieron que ser cotejadas en los registros policiales para conocer su nombre. El capturado, de 31 años y nab Los agentes analizan Gerry Adams Ibarretxe, Carod y Otegi piden cita a Gerry Adams MADRID. El presidente del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe; el líder de ERC, Josep Luis Carod- Rovira y el portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, han pedido entrevistarse con el dirigente del Sinn Fein, Gerry Adams, durante la visita que realizará a España para presentar sus memorias en las que relata su experiencia en el proceso de paz en Irlanda. Las peticiones de los tres independentistas españoles aún no han sido contestadas por la secretaría de Adams, en espera de ajustar mañana la agenda de compromisos. El dirigente del Sinn Fein presentará el próximo miércoles su libro en Madrid y también lo hará en Barcelona y Bilbao. Durante la visita a estas dos ciudades es cuando podría entrevistarse con Ibarretxe, Otegi y Carod. Un guardia civil acompaña al colaborador de ETA arrestado en Campello tural de Pamplona, está considerado como miembro liberado aunque se desconocen los motivos por los que huyó de su domicilio en la capital Navarra para pasar a la clandestinidad. En 1997 fue detenido por poner una pancarta de apoyo a ETA. Dos horas más tarde, en Campello fue detenido Ieltxu Pérez de Aberasturi Rodríguez, quien desde el pasado martes se encontraba instalado en una EFE casa que tiene su familia en esa zona turística. El nombre de este individuo figura en la documentación intervenida al cabecilla etarra Ibón Fernández Iradi. Los agentes de la Guardia Civil lo trasladaron a Vitoria y registraron su domicilio, en la calle Beato Tomás de Zumárraga. La Ertzaintza tuvo que actuar con material antidisturbios para disolver a un grupo de personas que daba gritos de apoyo al detenido. Jon Joseba Troitiño, que dirige hoy los comandos de ETA, no necesitó el adoctrinamiento de las ikastolas, ni el ambiente borroka de la cuadrilla de amigos. Ni siquiera necesitó la escuela de prácticas que es el terrorismo callejero. Jon Joseba tuvo al maestro en casa de Francia que los comandos que dirige junto a Txeroki hagan lo que él apenas pudo: colocar bombas. Carreras truncadas El de Jon Joseba no es el único caso de hijo etarra de padre etarra. Iraun Zabaleta también quiso seguir los pasos de su aita José Javier Zabaleta Elósegui, Baldo uno de los máximos cabecillas de ETA en la década de los 80. El 17 de noviembre de 1999, cuando la tregua trampa de Estella tocaba a su fin, Iraun quiso, junto a otros dos jóvenes, estrenarse en la causa con el atraco a un concesionario de vehículos en Irún. La Policía truncó el robo y, con ello, la carrera, que se prometía meteórica, de Zabaleta hijo. Otro de los miembros que componían aquel proyecto de comando Araitz Gómez, es hijo del etarra Enrique Gómez Álvarez, Korta asesinado en Bayona el 25 de abril de 1979 por el Batallón Vasco Español. Egoitz Urrutikoetxea, hijo de Josu Ternera el jefe de ETA cuando la matanza de la casa cuartel de Zaragoza, se quedó a medio paso, en la kale borroka y hoy es el hombre de Batasuna en el País Vasco francés. Son los hijos de la ira que acceden ya a la dirección de la banda. Los hijos de la ira TEXTO: J. P. MADRID. Tenía 7 años cuando su padre, Domingo Troitiño Arranz, segó la vida de 21 personas en Hipercor de Barcelona. Tenía 6 cuando su tío, Antonio Troitiño Arranz, asesinó a doce jóvenes guardias civiles en la Plaza de la República Dominicana, en Madrid. Jon Joseba Troitiño Ciria, apenas cumplidos los 25 años, es hoy lugarteniente de Garikoitz Aspiazu, Txeroki en el aparato militar de ETA. Sin duda, padre y tío se sentirán, desde la cárcel, más que orgullosos. Alineados en el sector más duro entre los duros del colectivo de presos, a ambos les invadirá el mismo orgullo que experimenta el prestigioso cirujano cuando su primogénito consigue la licenciatura en Medicina Y es que el clan de los Troitiño ha dado, de momento, tres hombres para la causa vasca. La causa del tiro en la nuca. Demasiado cupo para una familia originaria de Tariego de Cerrato, en Palencia. Jon Joseba tenía también 7 años cuando su padre, Domingo, el gudari de Hipercor, fue detenido. Y unos meses más cuando su tío, Antonio, fue puesto, también, en manos de la Justicia. Jon Joseba no necesitó el adoctrinamiento de la ikastola, ni el ambiente borroka de la cuadrilla de amigos. Ni tan siquiera necesitó el reclutamiento como plataforma para lanzarse al terrorismo callejero. Por necesitar, en efecto, no necesitó ni tan siquiera esa escuela de prácticas que es la kale borroka para aquellos que quieren dar el salto a la ETA de los comandos Troitiño hijo pasó directamente a la banda, sin la antesala que para otros ha sido Jarrai, Haika o Segi. El ambiente, el adoctrinamiento y la escuela los tuvo en el ambiente familiar. Una o dos veces al mes, a Jon Joseba le llevaban a ver a su aita el asesino de Hipercor. Herrera, Algeciras, Puerto... Entre prisión y prisión, el chico se llegó a conocer casi media España. Pero la única versión de nuestra historia la conoció en el locutorio, de boca de su padre. Al final, el chico quiso ser como su padre, emular la hazaña de su aita en Hipercor y se fue a Valencia a colocar bombas. Identificado por las Fuerzas de Seguridad, huyó a Francia. Por recomendación de su orgulloso aita y, quizá, de su tío, el asesino en serie de guardias civiles, Jon Joseba entró en la dirección. Intenta ahora des-