Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad SÁBADO 12 2 2005 ABC La NASA cree que 2005 puede superar a 1998 como año más cálido de la historia b Un episodio débil de El Niño, desarrollado en los últimos cinco meses, junto al efecto invernadero, podrían hacer subir los termómetros en la superficie terrestre A. ACOSTA MADRID. Los últimos diez años (1995- 2004) con la excepción de 1996, fueron los más cálidos jamás registrados. Si 2004 fue el cuarto más caluroso de la historia, 2005 parece que no va a quedarse a la zaga, de acuerdo a las predicciones de la NASA. Según el director del Instituto Goddard de Estudios Espaciales, James E. Hansen, un episodio cálido de El Niño, aunque débil, se ha desarrollado en los últimos cinco meses, y podría hacer que 2005 sea al menos el segundo año más cálido de la historia e, incluso, superar a 1998 en los rigores del termómetro. Precisamente, la razón para que 1998 registrara la temperatura media global más alta estuvo en que ese año se desarrolló un episodio muy fuerte de El Niño en el océano Pacífico, mientras que los años 2002 y 2003 se sitúan en segundo y tercer lugar respectivamente debido también a este fenómeno aunque más debilitado. El Niño es un fenómeno de interacción entre la atmósfera y el océano Pacífico tropical, y su manifestación más llamativa es el aumento de la temperatura de la superficie del mar en una extensa área del Pacífico ecuatorial. El Nobel de Física Horst L. Störmer sujeta un balón de baloncesto durante su intervención de ayer en el Congreso Ayer se inauguró, en el Congreso de los Diputados, el Año Mundial de la Física en España. Al acto asistió el premio Nobel de Física de 1998, Horst L. Störmer, que hipnotizó durante una hora a un auditorio compuesto por varios centenares de personas Nanotubos de pollo en el Congreso TEXTO: JOSÉ MANUEL NIEVES FOTO: SIGEFREDO Efecto de la actividad humana Pero además de eventos climáticos como El Niño, que afectan a las temperaturas globales del planeta, el incremento de los contaminantes que proceden de la actividad humana juegan una parte importante, advierte Hansen. Así, explica que ahora la superficie de la Tierra está absorbiendo más energía del Sol de la que se refleja de vuelta al espacio. Por tanto, esta energía extra, junto a El Niño, podrían hacer a 2005 no sólo más cálido que 2003 y 2004, sino también que 1998 Hay que tener en cuenta que durante el siglo pasado, la temperatura en superficie a nivel mundial aumentó en más de 0,6 grados centígrados. Sólo las variaciones observadas desde 1976 hasta la fecha son aproximadamente tres veces superiores a las que se han registrado en conjunto en los últimos cien años, según datos de la Organización Meteorológica Mundial. Así, en el hemisferio norte, los años 90 han sido los más cálidos, con un aumento medio de 0,38 grados centígrados. Sin embargo, entre 2000 y 2004 las temperaturas medias en superficie han sido mucho más elevadas (0,58 grados) MADRID. Hubo de todo, ayer, en el Congreso de los Diputados. Incluso un premio Nobel arrancándose pelos de la cabeza a la vez que botaba un balón de baloncesto. Hubo emocionados recuerdos para Einstein, cuya teoría Especial de la Relatividad cumple estos días cien años, y reprimendas para un sistema educativo, el nuestro, que penaliza la ciencia con respecto a otras asignaturas. Hubo nanotecnología, y materia oscura, y estrellas de neutrones, pero también promesas de más dinero para los investigadores. Hubo ordenadores cuánticos, sanas intenciones de reducir la burocracia para investigar, café con bollos, aceleradores de partículas, cazadores de neutrinos y hasta nanotubos de pollo, el último grito de la mecánica cuántica... Mucha ciencia y poca política. No podía ser de otro modo en el acto oficial de inauguración del Año Mundial de la Física en España, en el que participaron desde el presidente del Congreso, Manuel Marín, al premio Nobel de Física de 1998 Horst L. Störmer, o los presidentes de la Real Sociedad Española de Física y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Gerardo Delgado y Carlos Martínez, respectivamente. También tomaron parte el físico Pedro M. Echenique, premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica; Antonio Moreno, director del Instituto Superior de Formación del Profesorado del Ministerio de Educación y Ciencia, y María Josefa Yzuel, catedrática Un sistema nacional que impulse la ciencia Si hubiera que extraer una conclusión de las diversas intervenciones de ayer sería que, a pesar de su importancia, la Física no se enseña bien en nuestro país, ni en las escuelas ni en las universidades. Tenemos que hacer un auténtico giro copernicano de la enseñanza de esta materia afirmó en el Parlamento el presidente de la Real Sociedad de Física, Gerardo Delgado. También Antonio Moreno, director del Instituto Superior de Formación del Profesorado, subrayó la necesidad de apoyar con medios a los profesores de ciencia mientras que Pedro Echenique afirmaba que necesitamos un sistema nacional que potencie la ciencia, con carreras estables que den oportunidades a los jovenes es lo más emocionante que se puede hacer en esta vida. Quisiera que este año de la Física se transmita, también, a todas las demás ciencias El Nobel de Física realizó también una brillante exposición de su campo de trabajo, la nanotecnología, de la que afirmó que ha servido para unir a los científicos. A nanoescala nano implica la millonésima parte de un todo) los científicos nos unimos, usamos las mismas herramientas, trabajamos juntos A ritmo de nanotecnología El Salón de Columnas del Congreso era un auténtico mapa de caras. Expresiones concentradas, gestos de comprensión y asentimiento. Rostros que mostraban el máximo interés mientras Störmer recorría la creación desde la escala galáctica a la de las partículas subatómicas. Para los no especialistas, sin embargo, la cosa se puso fea cuando el físico empezó a entrar en detalle y a hablar de los varios patrones de estructura del carbono o de las diferentes capas atómicas de un transistor... Murmullos entre los asistentes y un Manuel Marín, por ejemplo, revolviéndose en su asiento al ritmo de la física de los materiales condensados. A estas alturas, ya eran muchos los que no seguían el discurso. Y es que los nanotubos de pollo (microfibras de carbono) son demasiado para cualquier audiencia. Aunque se puedan cultivar y comprarse en una ferretería. de la Universidad Autónoma de Barcelona. Entre los numerosos asistentes al acto, varios centenares en total, hubo destacados investigadores y representantes de algunas de las principales instituciones científicas del país. Como dijo Störmer en su discurso, la ciencia