Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid SÁBADO 12 2 2005 ABC MADRID AL DÍA ALLENDE LOS BARES MANUEL DE LA FUENTE H ace años, bastantes, Los Secretos cantaban aquello de cerrar todos los bares que hay en Madrid... En aquel tiempo, aquel tiempo de movida que ha cumplido veinticinco añazos de aniversario, de veras que muchos, además de la banda de los hermanos Urquijo, lo intentamos de veras. Pero era una misión imposible, otra misión imposible como la de convencer a los camareros de que no recalienten la tortilla en el microondas (eso sí que es deconstrucción) o el conseguir que la cocacola no la sirvan en vaso de tubo, ese invento del diablo. Pero sí, en Madrid es una misión imposible, porque nuestra región cuenta con 34.000 establecimientos, de modo y manera que tocamos a un bareto por cada ciento setenta habitantes, tal y como se contaba ayer en estas mismas páginas. Vamos, como para poder cerrarlos todos. Y es que el bar, los bares, son uno de esos pocos inventos que le hacen a uno sentirse orgulloso de la especie. Puritita tecnología punta. Para ahogar las penas, para aminorar las hambres, para darle a la húmeda, para pasar el rato, para quedar con la novia, con los coleguis, para firmar un contrato, para comprar tabaco (venden más que los mismísimos estancos) para decidir un divorcio, para ver el fútbol, en fin, que la importancia de la función social del bar es incontestable. Qué sería de los madrileños sin sus bares, obligados a vagar como ánimas en pena por esas calles y callejuelas que parecen las de Beirut en los peores ochenta, qué sería de los gatos y gatas, de los manolos y manolas obligados a penar como la Santa Compaña de atasco en atasco sin el alivio de un bar, el mejor refugio ante las inclemencias del invierno (aunque sean pocas, cómo sientan esos chispacitos, esos solesysombras) el mejor oasis ante los saharianos veranos de la Villa. En definitiva, los bares nos endulzan la vida con su simple existencia y también con ese millón de azucarillos que se consumen a diario, con sus correspondientes cortaos, medianas, con leche en vaso. Lo único que falta saber es si hay vida más allá de los bares, allende los bares. DIMES Y DIRETES SIGFRIDO HERRÁEZ CONCEJAL DELEGADO DE VIVIENDA AGENCIA MUNICIPAL DE ALQUILER El autor pone de relieve el papel de la nueva Agencia Municipal de Alquiler y recuerda que en Madrid existen casi 200.000 viviendas vacías l Gobierno Municipal consciente de las dificultades de incorporarse al mercado de la vivienda de distintos sectores de ciudadanos ha apostado por el fomento del alquiler como un elemento fundamental para mejorar la accesibilidad a la vivienda de los ciudadanos, y en particular de los más jóvenes. Existen numerosas medidas dirigidas a potenciar el mercado de la vivienda en alquiler, llevadas a cabo desde distintas Administraciones Públicas, como son, entre otras, la creación de incentivos fiscales al arrendamiento y las modificaciones normativas para mejorar las garantías de los arrendadores frente a situaciones de impago en el ámbito estatal. Sin embargo, y a pesar de estas medidas que pueden mejorar el desarrollo del mercado en alquiler, sigue siendo un obstáculo fundamental la percepción por parte de los propietarios de que el alquiler es E una operación que entraña riesgos, donde el inquilino tiene un gran margen para el incumplimiento de sus obligaciones y el propietario está siempre expuesto a ese potencial riesgo. En ese contexto, en Madrid, nos encontramos con más de 178.000 viviendas vacías pero con el importante obstaculo de partida, cual es la falta de cultura social y la actitud poco receptiva que en general las personas necesitadas de vivienda muestran hacia la figura del alquiler. Con este escenario, desde el Ayuntamiento de Madrid, hemos puesto en marcha una importante actuación para fomentar el mercado del arrendamiento mediante la implantación de servicios de gestión profe- Este servicio garantiza el pago de la renta y el estado de la vivienda sionalizada e integral del alquiler como la Agencia Municipal de Alquiler que tiene como obejtivo facilitar al propietario de una vivienda todo el proceso, desde la búsqueda del inquilino y el estudio de su solvencia, hasta la gestión de conflictos o el asesoramiento fiscal. Este programa ofrece al propietario que desee alquilar su vivienda a través de la Agencia un catálogo de servicios tan amplio como sea necesario para que se despreocupe de la gestión del alquiler y de los posibles problemas que se puedan presentar. En este sentido, este servicio garantiza el pago de la renta así como el originario estado de la vivienda con el arreglo de cualquier desperfecto que se pudiera producir. Igualmente, con el objetivo de potenciar la salida al mercado de alquiler de las viviendas vacías en situación de deterioro se introducen importantes ayudas a la rehabilitación de las mismas siempre que posteriormente se destinen al alquiler de jóvenes menores de 35 años o se incorporen al programa de la propia Agencia. En resumen, la Agencia Municipal de Alquiler de Madrid, por tanto, tiene como objeto facilitar el acceso a la vivienda del mayor número de ciudadanos jóvenes con la ampliación del parque de viviendas en alquiler mediante la puesta en marcha de mecanismos de garantía y de gestión que animen a los propietarios a movilizar sus viendas vacias. Por ello, este programa supone un importantísimo salto cualitativo y cuantitativo con respecto al servicio prestado hasta ahora por las Administraciones Públicas en lo que respecta al fomento del alquiler.