Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11 2 2005 99 Deportes JACQUES ROGGE Presidente del Comité Olímpico Internacional Carlos Sainz podría disputar la próxima edición del Rally Dakar y ya negocia con varios equipos El terrorismo puede golpear en todas las ciudades del mundo, candidatas a Juegos o no Tomó el relevo de su gran valedor, Juan Antonio Samaranch, y cumplirá en julio la mitad de su mandato. De su mano el COI ha seguido creciendo, sobre todo en la lucha contra el dopaje y en la puesta en valor de su gran activo, los Juegos, como demuestra la enconada pugna por la sede de los de 2012. Fue un gran deportista y, ahora, un dirigente limpio de críticas TEXTO RAFAEL MARICHALAR MANUEL FRÍAS FOTO EPA -Acaba de terminar un año olímpico. ¿Cuál es su balance? -2004 fue muy bueno para el COI. Los Juegos de Atenas constituyeron un éxito excepcional, con una perfecta organización, grandes logros deportivos e impresionantes cifras de espectadores. Transformaron Atenas y dejaron a Grecia un legado deportivo y humano. Estos terceros Juegos del nuevo milenio han reforzado al COI y al Movimiento Olímpico. ¿Qué puede decir de las cinco candidaturas para los Juegos de 2012? -Que las hemos visto con muy buenos ojos. Demuestran la popularidad e importancia de que gozan los Juegos entre la opinión pública y dicen mucho no sólo a favor de su prestigio, sino también a favor de la política de control de su tamaño y complejidad que aplica el COI, por un lado, y de asegurarse que dejen un importante legado deportivo y urbano. ¿Qué destacaría de la candidatura de Madrid? -Eso corresponde a la comisión de evaluación, que ya ha visitado las instalaciones y estudiado otros aspectos. Ella ya hizo una referencia al terminar su trabajo en Madrid. Hay que esperar al seis de julio en Singapur para conocer el resultado. ¿Pueden influir en la decisión las acciones terroristas que amenazan a las ciudades candidatas? -La historia reciente nos muestra que el terrorismo puede golpear en todas las partes del mundo, en todas las ciudades, sean candidatas a Juegos o no. Lo que cuenta es que la seguridad sea la prioridad para cada comité organizador y que se haga todo lo humanamente posible para proteger a los atletas, a los espectadores y a todas las personas involucradas en la celebración de los Juegos. -El fenómeno del racismo y la xenofobia ha vuelto a aparecer. En España se han dado casos y, recientemente, en Francia. ¿Puede repercutir negativamente en las posibilidades de sus candidaturas? -El COI condena el racismo y todas las formas de violencia en el deporte. Tales comportamientos son contrarios a los valores olímpicos. Lo que cuenta es que la seguridad sea la prioridad para cada comité organizador y que se haga todo lo humanamente posible para proteger a todos Estamos contentos con los progresos en la lucha contra el dopaje, pero los 10.500 atletas de unos Juegos no son 10.500 santos, siempre habrá trampas En Atenas hubo una especie de despertar del deporte de Asia en general; en Pekín los chinos llevarán la voz cantante -Un problema de envergadura: el dopaje. Los Juegos de Atenas fueron los que más positivos han registrado en la historia. Eso demuestra que funcionaron los controles, pero también que se siguen haciendo trampas. ¿Qué conclusiones sacó? -El COI está contento con los progresos que se hacen en la lucha contra el dopaje. En primer lugar se amplió el periodo durante el que los atletas serían sometidos a controles desde la apertura de la Villa Olímpica, el 30 de julio, hasta la ceremonia de clausura, el 29 de agosto. En segundo lugar se amplió el territorio donde se podían efectuar los controles. Los atletas sabían que podían ser controlados en cualquier lugar de Grecia y del mundo. Por último, hemos incrementado el número y la calidad de los análisis. En Atenas encontramos evidencia de hormonas de crecimiento y transfusiones de sangre. Elementos clave que llevaron a los 17 casos de dopaje. Además, y por primera vez, el COI penalizó también a cinco atletas por negarse a presentarse en el puesto de control o intentar falsificarlo. ¿Qué supone todo eso? -Un paso adelante muy importante que lanza un firme mensaje para el furo. Mi impresión es que todo atleta al que cogemos, penalizamos y expulsamos de los Juegos constituye una victoria para los atletas honrados y que nuestros esfuerzos están dando resultados. Pero este progreso no debe llenarnos de complacencia. Siempre habrá trampas y el dopaje sigue siendo una amenaza contra el deporte. Es necesario coordinar esfuerzos entre gobiernos, fortalecer el Movimiento Olímpico bajo la supervisión de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) El COI continuará imponiendo el criterio de tolerancia cero. ¿Hay algún plan que permita pensar que en un futuro prudencial disminuya esta lacra? -Esperamos continuar con esta dura lucha y controlar al máximo con la ayuda de la ciencia hasta conseguir que no haya positivos. Pero sabemos que es una ilusión inalcanzable. Los 10.500 atletas que se alojan en la Villa no son 10.500 santos. Siempre habrá trampas en todas las organizaciones y grupos humanos. Pero seguiremos luchando. Pretendo aumentar nuestros esfuerzos en Turín y Pekín. Hemos llegado a acuerdos con otras organizaciones deportivas, como the American Profesional por los que los jugadores que quieran jugar en los equipos nacionales de baloncesto, béisbol o hockey serán controlados un año antes de los Juegos, sin previo aviso, fuera de las competiciones. Algo que vamos a aplicar definitivamente. Y adoptaremos otras medidas de las que no quiero hablar porque nuestro criterio es no decir a los atletas el cuándo, dónde y cómo de los análisis. -Si se demuestra que Marion Jones (cinco medallas en Sidney) utilizó productos prohibidos, ¿la credibilidad en las estructuras se vería seriamente afectada? -La presunción de inocencia es un principio fundamental y se aplica a Marion Jones como a todos los atletas. El 7 de diciembre del año pasado el COI convocó una comisión disciplinaria para investigar las revelaciones referente al caso BALCO y hará todo lo posible para esclarecer la verdad. -En Atenas el deporte chino sorprendió con un considerable avance. Fue un aviso. ¿Espera un dominio aplastante en sus Juegos? -Es verdad que China ha avanzado mucho, en términos de medallas, en Atenas, como otros muchos países asiáticos, por ejemplo Japón, Corea, Tailandia e Indonesia. Pienso que es una especie de despertar de Asia en general, continente que conseguirá muy buenos resultados en Pekín. Creo que los chinos llevarán la voz cantante en ello. En términos de organización, aparte de su discreta eficacia, pienso que veremos unos Juegos de China y de los chinos. Con esto quiero decir que tendrán sabor y estilo chinos, que les darán un carácter especial, como ocurre en todas las ediciones.