Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11 2 2005 Nacional 23 Un capitán de la Guardia Civil en la reserva mata de dos tiros a su futuro yerno Me he cargado a este tío comentó el homicida a un compañero de la Benemérita b Los hechos, que podrían tener como trasfondo un asunto de malos tratos, ocurrieron en la localidad malagueña de Rincón de la Victoria JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. Un joven de 20 años, J. D. C. murió ayer en la urbanización Locea de la localidad malagueña de Rincón de la Victoria como consecuencia de dos disparos efectuados por un capitán de la Guardia Civil, J. N. G. de 58 años, que se encontraba actualmente en la reserva. El joven quedó tendido en el suelo de un portal del edificio denominado La Hidalga, en calle Valencia, en medio de un gran charco de sangre, según señalaron fuentes cercanas al caso. Al parecer, la víctima y el agresor habían discutido momentos antes del fatal desenlace. Poco después del asesinato, agentes de la Guardia Civil detuvieron al padre de la novia del fallecido por su presunta vinculación con los hechos. Fue el propio agresor quien, según fuentes de la Benemérita y de la subdelegación del Gobierno en Málaga, llamó por teléfono a la Guardia Civil, que envió hasta el lugar de los hechos a una patrulla de agentes para proceder a su detención. Me he cargado a este tío dijo el agresor a su compañero. Tras prestar declaración en el cuartel de la Guardia Civil del municipio, fue puesto a disposición judicial. Su último destino fue Jaén y actualmente reside en Chilches (Vélez- Málaga) Fuentes policiales manifestaron que aún se desconocen los motivos de la muerte del joven, si bien entre las hipótesis que se barajan parece que cobra fuerza el rumor de que se trata de un asunto de malos tratos. Las mismas fuentes señalaron que el capitán de la Guardia Civil confesó ante el juez haber disparado contra la víctima porque maltrataba a su hija. Momento en el que el cadáver fue trasladado al Instituto Anatómico Forense Los agentes intervinieron en el domicilio del presunto agresor dos armas cortas, una de las cuales, al parecer, utilizó para quitarle la vida a J. D. C. Conocidos los hechos, se trasladaron al lugar varias dotaciones de la Guardia Civil, Policia Local y del Servicio de Emergencias Sanitarias 061, así como el juez, quien, tras ordenar el levantamiento del cadáver, declaró secreta la causa. La víctima fue trasladada al Instituto Anatómico Forense para realizarle la autopsia. Su cuerpo, según la Guardia Civil, presentaba dos impactos de bala. EFE El alcalde de la localidad, José Domínguez Palma, del PSOE, lamentó los hechos ocurridos y subrayó que la Policía local del municipio está auxiliando a la Guardia Civil, encargada de investigar este caso. Algunos vecinos calificaron al presunto agresor de buena persona correcta, amante de su familia y servicial. Nunca tuvo problemas con nadie dijo una mujer de mediana edad, mientras otra vecina más joven subrayó que era una familia normal. También destacaron que la víctima tenía la mano muy larga y que calentaba a su compañera cuando bebía.