Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid EL ASESINO DE LA BARAJA EN EL BANQUILLO SEGUNDA SESIÓN DEL JUICIO JUEVES 10 2 2005 ABC Lo que más me preocupa es que este asunto vaya a destrozar la vida de mis hijos dice su viuda Los médicos que le atendieron al principio atribuyeron su muerte a una caída o a una hemorragia interna (Viene de la página anterior) EL ARMA (PISTOLA TT- 33 TOKAREV) La pistola la compró en Bosnia y la trajo escondida en un televisor Nacionalidad: Rusia Fecha: MADRID Toledo Peso: Ciudad Real PUERTOLLANO LAS FRASES DEL JUICIO Presidente de la Sala El acusado tiene derecho a preservar su propia imagen y a salvaguardar su intimidad Así zanjó la petición de que se descubriese la cabeza Enfermera que atendió al portero Le di la vuelta al cuerpo- -estaba boca abajo- -para ver si le podía reanimar; ya no tenía pulso; no había nada que hacer Posible dispositivo para la captura de las vainas. De esta manera se explicaría la ausencia de casquillos. 1933 Dimensiones: 196 mm. longitud total 115 mm. longitud del cañón 900 gramos (descargada) 7,62 Tokarev Calibre: UNA PRUEBA DEFINITIVA 9 mm dizos, y al mayor le cuesta mucho relacionarse, está muy apegado a su madre, agregó ésta a la salida de la Audiencia Provincial, arropada por su hermana y su cuñado. Lo que más me preocupa es que este asunto destroce sus vidas. No le temo a él- -a Galán- como otras víctimas o familiares han manifestado, sino las secuelas que su acción haya dejado en mis pequeños recalcó Elena, con el rostro de Juan Francisco colgado de su cuello. Insistió en que la casa no estaba revuelta, que había dinero sobre la mesa, así como la billetera de la víctima. Cuando la angustiada mujer vio el cuerpo de su marido- -vestido con un mono azul- se lanzó escaleras arriba y tocó todos los timbres del primer piso, en demanda de ayuda. Bajó a su casa. El pequeño se había levantado. Lo cogió en brazos y llamó al 061. (bala) 16 mm (vaina) 25 mm (Tamaño real) CARTUCHO 7,62 X 25 TOKAREV 7,63 mm La Policía analizó una vaina percutida que estaba en posesión del presunto asesino Agente policial La inspección ocular dio un vuelvo al hallar el casquillo; hasta entonces pensábamos que la muerte no era violenta Agente policial En la autopsia se comprobó que la víctima estaba de pie cuando le disparó el asesino, y no de rodillas, como aseguró el acusado Hija del fallecido Hay una segunda persona, además de Galán, implicada, lo digo por sus contradicciones: las gafas, el forcejeo... Mi hermano sólo es un niño Viuda de Juan Francisco Ledesma Nada de lo que le hagan a Galán me devolverá al padre de mis hijos. Sólo deseo que le caiga la máxima pena y que no le resten ni un sólo día de pena LA LOCALIZACIÓN DE LOS CRÍMENES Y SU RELACIÓN CON EL ACUSADO Tres Cantos Su último destino 4 militar fue en El Goloso muy cercano a Tres Cantos, donde suelen ir los militares en sus días libres N- I N- I Asesinatos en los Asesinatos que se encontró que se le carta atribuyen Su hermana vive en el pueblo de Los Hueros, municipio cercano a Alcalá de Henares. En esa casa residía en las últimas semanas M- 30 Aeropuerto de Barajas 3 Alcalá de Henares Un puño, cerrado y apretado Indicó que, además de boca abajo, el fallecido tenía el puño de la mano derecha cerrado, apretado con fuerza, ¿hubo forcejeo? mientras que la otra mano la tenía vendada, pues se hizo un esguince la víspera. No recuerdo si llevaba puestas sus gafas, sé que aparecieron rotas. No creo que se defendiera. Ni mi hijo no me lo ha dicho, ni yo se lo he preguntado Una empleada de hogar del edificio y un cirujano jubilado, así como el compañero de la finca colindante, fueron los primeros en acudir hasta el lugar, alertados por los gritos y lamentos de la mujer. El anciano, el primer médico en ver el cadáver, atribuyó la muerte a causas naturales Sé que había padecido del estómago y pensé que se había ahogado en su propio vómito: eso explicaría toda la sangre, fruto de la hemorragia Interpelado sobre si las colillas que había en el lugar eran suyas, replicó que había dejado de fumar. Acto seguido, llegaron una enfermera y un médico del centro de salud cercano. La primera le dio la vuelta- -le puso boca arriba- -y constató que ya no tenía pulso. El facultativo no apreció el disparo en la nuca, y atribuyó el hematoma, a ambos lados de los ojos, a una caída fortuita y al golpe que recibió al darse contra el mueble del comedor. Precisó que podría llevar entre una hora o menos fallecido. Los doctores del Summa constataron el óbito. Ya al filo de las 13 horas un policía observó una bala- -así lo indicó uno de los cuatro agentes que testificaron- que habría impactado tres veces en un cajón del mueble. Ello dio un vuelco al caso. La vista continuará mañana. Galán vivió 1 una temporada en Cuzco y se Chamartín movía por la zona del crímen 2 N- II Alameda de Osuna M- 40 N- III Trabajó como vigilante de seguridad del aeropuerto de Barajas. La primera víctima con naipe era empleado de la limpieza del aeropuerto 5 del Rey Arganda Aún no se ha establecido conexión directa con esta zona, pero se movía mucho en coche El sospechoso ha declarado a la Policía que no dejó un naipe en todos los crímenes para que creyeran que eran dos personas las que cometian los asesinatos CG. SIMÓN- P. SÁNCHEZ N- IV EL SOSPECHOSO Al comparar el retrato robot elaborado por los investigadores se aprecian rasgos coincidentes como son la barbilla, ojos, cejas y perilla en uno de ellos. La corpulencia y la altura también se asemejan No le dispararon de rodillas, y tenía heridas en las muñecas Las declaraciones de los agentes de Policía Nacional y los médicos que prestaron las primeras atenciones a Juan Francisco Ledesma arrojan divergencias con los primeros testimonios, inculpatorios, de Alfredo Galán: ¿De rodillas o de pie? Según el acusado, obligó a ponerse de rodillas al portero. Sin embargo, la autopsia detalla que murió de pie, a la misma altura que su asesino. ¿Una o dos balas? Nadie puede aclarar si el fallecido tenía las gafas puestas cuando le dispararon. Éstas aparecieron sobre una sillita de niño, sin un cristal, pero sin rastro de éste en el lugar. Estaban perfectamente colocadas. Galán, además, dijo que en el primer intento de detonación se le encasquilló el arma, aunque sólo ha aparecido la vaina de una bala- -blindada, con el núcleo de plomo- también sobre la silla, sin rastro de quemaduras. ¿Y la primera, se la llevó el procesado? ¿Se defendió? Si, como dijo el acusado, no hubo forcejeo ¿cómo se explican las magulladuras en las muñecas de la víctima? Además, tenía el puño de su mano izquierda cerrado y apretado, como si hubiera intentado luchar. ¿Con o sin gafas? El fallecido presentaba un hematoma bilateral intenso, cerca de ambos ojos, que no corresponden a las lesiones que le hubiesen causado las lentes al caer bocabajo. Una sería un orificio de bala, pero sin el de salida, según un agente. ¿Más de un asesino? Una de las hijas de su primer matrimonio apuntó que Galán no actuó solo, ya que dijo que el difunto llevaba sólo un mono y ella afirma que, sobre él, llevaba una cazadora. Si se le encasquilló el arma, como dijo, mi padre se hubiera defendido a no ser que se lo impidiesen ¿Manipulación de la escena del crimen? La abogada de la hija del portero apuntó que se colocaron pruebas adrede.