Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 10 2 2005 Nacional 13 ETA REAPARECE CON UN COCHE BOMBA EN MADRID LA INVESTIGACIÓN Cristina Cuesta Presidenta de Covite Hacemos un llamamiento a la unidad y a la firmeza democrática de los partidos del pacto antiterrorista Juan María Uriarte Obispo de San Sebastián Los obispos vascos afirman que el terrorismo ha sido una preocupación constante para ellos Josu Jon Imaz Presidente del PNV Si hay que bajar a los infiernos para hablar con ETA que sea en el momento oportuno y con discreción El aparato militar se ha blindado antes de emprender la ofensiva La banda opta por los grupos itinerantes para actuar fuera del País Vasco b Mientras los papeles de Susper permiten una incesante cadena de detenciones, los comandos de Aspiazu y Troitiño, intactos, siguen atentando D. M. J. P. MADRID. El aparato militar de ETA, en manos de Garikoitz Aspiazu Rubina, Txeroki y Jon Joseba Troitiño Ciria, ha conseguido blindarse del resto de la banda- -debilitada por los sucesivos golpes policiales asestados a logística y al frente político antes de lanzar la actual ofensiva terrorista que tiene como objetivo forzar al Gobierno a una negociación. Una prueba de que el aparato militar de ETA ya no cuenta con la infraestructura anterior, que consideraba quemada, y del que se ha aislado orgánicamente del resto de la banda es que sus cinco comandos operativos siguen intactos, incluso cometiendo atentados, mientras se suceden las detenciones- -son ya 149- -relacionadas con captación información y acogida derivadas de la abundante documentación incautada en su día al ex cabecilla Ibón Fernández Iradi, Susper Algunos de estos comandos fueron formados y pasaron la frontera procedentes de Francia después de la detención de Miguel Albizu Iriarte, Mikel Antza y Soledad Iparragirre, Anboto el pasado 3 de octubre. Incluso su entrada en España coincidió en el tiempo con la presentación de la propuesta de ETA Batasuna en el Veló- Un paso más en la estrategia Reaparición en Madrid: ETA no colocaba un coche bomba en la capital de España desde hace tres años, cuando el 1 de mayo de 2002 hizo estallar uno junto al Estadio Bernabéu. Ofensiva: La banda ha cometido 37 atentados que han causado más de cincuenta heridos leves, incluido los 42 de ayer, desde que retomara su actividad criminal el verano pasado, tras el paréntesis por los atentados del 11- M. Tensar la cuerda: De las cuatro acciones terroristas perpetradas en lo que va de año, la de ayer y la cometida en Guecho, ambos con coche bomba, suponen un intento de tensar la cuerda en la estrategia de atentados calculados para evitar víctimas mortales entre la población. Vuelta de tuerca: La estrategia de la banda va encaminada a forzar al Gobierno a una negociación. Si la banda ve que el Ejecutivo no da respuesta a sus exigencias, podría buscar atentados con víctimas mortales entre los políticos. Las oficinas de la empresa Bull fueron las más afectadas por la explosión dromo de Anoeta, en San Sebastián. En efecto, el hecho de que el aparato militar controle en estos momentos la banda criminal desautoriza a aquellos que tras la oferta de Anoeta y, posteriormente, tras la aprobación en el Parlamento vasco del plan Ibarretxe, con votos prestados de los proetarras, han creído ver en ETA Batasuna una predisposición a dar mayor protagonismo a la actividad política en progresivo detrimento de la actividad terrorista. El presidente de la Cámara de Vitoria, Juan María Atutxa, y el consejero de Justicia del Gobierno vasco, Joseba Azkarraga, llegaron a declarar AP Algunos de los nuevos comandos entraron mientras Otegi presentaba la oferta de paz de Anoeta taldes móviles llevan el peso de la actividad terrorista. Los dirigentes del aparato militar creen que con ello sacan mayor rentabilidad terrorista- -se amplía el ámbito de actuación con menos comandos -y obtienen mayor seguridad con menor carga económica- -no necesitan crear en el resto de España infraestructuras que al final dejan pistas a la Policía- Así, en los tres últimos años, desde que el comando Madrid hizo estallar un coche bomba contra el Bernabéu, todos los atentados fuera del País Vasco y Navarra han sido obra de estos grupos itinerantes. que estaban convencidos de que los atentados de la banda tocaban a su fin. ETA siempre ha mantenido una estrategia político- militar. Cuando en una coyuntura concreta ha otorgado mayor relevancia a la política, no quiere decir que se haya estado planteando el abandono de las armas. Porque la banda considera que la actividad terrorista es indispensable para imponer sus reivindicaciones políticas aseguran expertos consultados por ABC. En los últimos años, los cabecillas habían ido dando mayor protagonismo a los comandos itinerantes. Pero ahora, con Aspiazu y Troitiño, estos