Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Economía MIÉRCOLES 9 2 2005 ABC El euro sigue perdiendo terreno y cae hasta los 1,275 dólares ABC MADRID. El euro continuó ayer perdiendo terreno frente al billete verde y cayó bajo la marca de los 1,275 dólares, que no perdía desde comienzos del pasado noviembre. La moneda única se cambiaba, en su sesión vespertina, a 1,2796 dólares frente a los 1,2766 dólares de por la mañana y los 1,2764 dólares en los que el Banco Central Europeo (BCE) fijó su cambio oficial. Durante la sesión, la moneda única llegó a depreciarse hasta los 1,2732 dólares. El euro ha perdido casi un 5 frente a la divisa estadounidense desde el comienzo del año. La jornada en el mercado de Fráncfort fue tranquila y los expertos esperan que se mantenga así durante toda la semana, pues la festividad del Año Nuevo en China ha paralizado la actividad en buena parte de los mercados asiáticos de divisas. Apuntan además que el euro podría caer todavía un poco más, hasta los 1,2665 o los 1,2630 dólares. Ya en la sesión neoyorquina, el euro se recuperó ligeramente, aunque siguió bajo presión de un dólar resucitado en 2005 gracias a los buenos indicadores y perspectivas de la economía de Estados Unidos. Jaime Botín dice que una indemnización como la de Amusátegui es habitual Entre las grandes empresas es normal recompensar así a sus ejecutivos general del Santander declaró ayer ante el juez que en 1999 no era obligatorio informar al Banco de España del bonus de Amusátegui M. J. PÉREZ MADRID. Jaime Botín, hermano del actual presidente del Santander Central Hispano, Emilio Botín, declaró ayer ante el juez Antonio Díaz Delgado, que instruye el caso de las jubilaciones de los antiguos gestores del grupo, que aunque no era habitual una indemnización como la pagada a José María Amusátegui, ex copresidente del banco, por un importe de 43,75 millones de euros en concepto de bonus por su jubilación, sí es una cantidad que se retribuye por los mismos conceptos en empresas similares En la que posiblemente será la penúltima de las sesiones de este juicio oral, Jaime Botín, ex presidente de Bankinter y actual máximo accionista de la entidad, explicó que es normal que cuando un ejecutivo se jubila tenga determinadas condiciones económicas para su retiro, algo que ha sucedido en muchas ocasiones Además de recordar que su padre, Emilio Botín, al jubilarse de su cargo como presidente del Santander no recibió ninguna compensación similar, Jaime Botín aseguró que no hubo enfrentamientos ni tensión entre su hermano y Amusátegui durante el periodo que duró la copresidencia, si bien opinió que ésta era una anomalía y no procedía continuarla El interventor general del SCH, José Manuel Tejón, fue el siguiente en prestar declaracion, quiso dejar claro que b El interventor Diario de un juicio Hasta el momento, además de los interrogatorios a los tres acusados- -Emilio Botín, Amusátegui y Corcóstegui- el juicio oral de las jubilaciones de los ex gestores del SCH que instruye el juez Antonio Díaz Delgado en la Audiencia Nacional, ha acogido las comparecencias de diecisiete testigos, menor cantidad que los veintiocho previstos debido a la renuncia a preguntarles de las acusaciones particulares. Esta vista oral se reanudará dentro de una semana, el martes 15 de febrero, para escuchar al ex consejero ejecutivo del SCH, Antonio Escámez, al presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) José Luis Leal, y a los peritos que han informado a favor y en contra de la conveniencia mercantil, contable y jurídica de los contratos de José María Amusátegui y Ángel Corcóstegui. según la normativa vigente en 1999, no era obligatorio informar al Banco de España del bonus pagado a Amusátegui. Sin embargo, con el cambio de la ley un año después, el banco se provisionó un 50 en el ejercicio 2000 y otro 50 en 2001. En cuanto a la pensión del ex copresidente afirmó que estaba contabilizada desde un primer momento Información verbal Indicó además que el Banco de España recibió información verbal de los contratos del ex consejero delegado Ángel Corcóstegui, en febrero de 2002, y de Amusátegui, en marzo de ese mismo año, por un montante de 108,1 millones y 43,75 millones, respectivamente. A preguntas de la defensa, Tejón de- claró que el organismo supervisor español cuenta con más de una veintena de inspectores que hacen un seguimiento continuado del grupo SCH. Su testimonio coincidió con las declaraciones de otro de los testigos llamados por la defensa: Germán de la Fuente, auditor externo de Deloitte del grupo bancario. De la Fuente explicó que los contratos de ambos ex ejecutivos de la entidad no tenían por qué figurar en las memorias, si bien su efecto contable fue incluido cuando, por ley, fue obligatorio (desde año 2000) y no antes (en 1999) También acudieron a la vista como testigos Alberto Oliart, ex director general y consejero del Central Hispano, Felipe Benjumea, ex consejero del SCH, y Alfredo Sáenz, ex presidente de Banesto y consejero del Santander, en sustitución de Corcostegui, desde febrero de 2002. Todos ellos negaron desavenencias entre Emilio Botín y José María Amusátegui en el periodo de copresidencia del banco. Benjumea, que fue consejero hasta enero de 2002, afirmó que no percibió ni un bonus ni indemnización alguna tras su salida de la entidad, mientras que Oliart, también ex ministro de Industria, sí reconoció haber cobrado una indemnización de más de 20 millones de las antiguas pesetas (120.200 euros) por su jubilación anticipada (si bien le quedaba un año para hacerlo) cantidad que le hubiera correspondido hasta su retiro. Oliart, por tanto, no llegó a formar parte del consejo del nuevo banco fusionado. Por su parte, Sáenz consideró lógicos los pagos a ambos ex altos ejecutivos porque formaban parte del interés de la compañía Ana Patricia Botín reitera que Urbis no está en venta ABC MADRID. La presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, insistió ayer ante la junta de accionistas en afirmar que las inversiones de la entidad son estrictamente financieras si bien se mantiene en su decisión de no vender Urbis. El informe anual de 2004 del banco recoge las retribuciones que percibieron los consejeros durante el ejercicio pasado. Así, Banesto dedicó un total de 4,704 millones de euros a retribuir a su consejo de administración durante el ejercicio 2004, lo que supone un aumento del 10,84 respecto a la dotación del año anterior, informa Ep. Durante el ejercicio 2003, la cantidad global percibida por los nueve miembros del consejo ascendió a 4,24 millones de euros, cifra que se ha elevado hasta los 4,704 millones en 2004 al incrementarse también en dos el número de componentes del consejo de administración. La retribución fija global que recibió el consejo de Banesto en 2004 ascendió a 2,326 millones, mientras que otros 2,292 millones de euros correspondieron a retribución variable y 81.000 euros a dietas. Además, en el informe anual se detalla que el banco aportó a fondos y planes de pensiones durante 2004 un total de 1,17 millones de euros y contrajo obligaciones destinadas a fondos y planes de pensiones del consejo por importe de 25,264 millones de euros. La remuneración que percibe el consejo en su conjunto- -ya que la entidad Ana Patricia Botín no detalla individualmente lo que cobra cada uno de sus miembros- -supone el 1,030 del beneficio atribuido del grupo. Durante la junta de accionistas se aprobó además el pago de 0,32 euros por acción, con cargo a reducción del nominal de las acciones.