Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Cultura XXIV FERIA DE ARTE CONTEMPORÁNEO MIÉRCOLES 9 2 2005 ABC Tomás Llorens Pablo Jiménez Pepe Cobo Delfín Rodríguez Jaume Plensa Falta espontaneidad; hay demasiada obsesión por parecerse a Londres o Nueva York Corre el riesgo de convertirse en una extraña kunsthalle para mostrar las últimas tendencias La feria está sobredimensionada y su deuda pendiente es acercarse al tejido empresarial Hay un discurso ensimismado; unos cuantos hablan de ellos mismos, de lo listos que son Creo que perderá pie con Miami; para muchos es más interesante ir a esta feria que a ARCO ARCO 05, que hoy se inaugura, abrirá sus puertas al público mañana por la tarde. ABC ha querido previamente tomar el pulso a la feria, que cumple 24 años, y reflexionar con diversos sectores involucrados en el mundo del arte sobre su presente y futuro Los vicios y virtudes de ARCO TEXTO: NATIVIDAD PULIDO Tomás Llorens Conservador jefe del Museo Thyssen ARCO ha hecho un esfuerzo muy grande para conseguir su máxima difusión a través de los medios de comunicación, pero creo que al final ha acabado sacrificándose demasiado a ello y siendo algo con más mediatización que sustancia. Quizá convendría que se reequilibrara, que haya menos insistencia en una obsesión extremadamente provinciana por la novedad y más en una oferta normal y diversa, acorde con lo que piden los aficionados al arte En su opinión, pretender tener continuidad (y ARCO ya tiene 24 años) y al mismo tiempo tener casi exclusivamente novedad, me parece contradictorio Sobre la asistencia masiva de público a ARCO, afirma que es una característica muy sana de la relación de la sociedad española con los acontecimientos artísticos. En España, afortunadamente, el interés por la pintura y escultura, por las artes visuales, incluso por las nuevas, tiene un arraigo social considerable. Ahí tenemos un valor extraordinario ¿Cuál debe ser la línea a seguir por la feria? Debe reflejar la diversidad del mercado y no tratar de obsesionarse con unas formas casi inexistentes o muy artificiales de mercado. Falta espontaneidad. Hay demasiada obsesión por parecerse a Londres o Nueva York y con ello se aniquila la diversidad natural Aunque afirma Llorens que la última edición de ARCO estuvo muy bien añade que de la de este año le han llegado noticias alarmantes: hay galerías muy importantes que han quedado excluidas. Es un error radical. Son galerías que han prestado una atención diferencial al arte español moderno tradicional y son las que deberían tener más apoyo. Es el caso de Thessa Herold, que se ha especializado en arte español. Esto indica una reorientación de la feria. Me han llegado rumores de que el comité que se encarga de la dirección de la feria tiene la obsesión de la especialización. Quieren distinguirse de Basilea, especializándose en un arte más nuevo aún que el de Basilea. Eso me parece una pretensión ridícula Pablo Jiménez Director de la Fundación Cultural Mapfre Cree que ARCO ha perdido el norte; se está alejando cada vez más del mercado del arte en España, que es muy precario. Se han pasado, se les va de las manos. Un galerista español, para sobrevivir, tiene que estar en ARCO y muchas galerías no pueden entrar La feria, dice, corre el riesgo de convertirse en una extraña kunsthalle para mostrar las últimas tendencias. Se trata de cubrir un espacio que no existe en España. Y ello, subvencionado con dinero público. Esto es perverso y atenta contra la estructura del arte contemporáneo en España. El 90 por ciento del mercado del arte español no tiene recorrido fuera de nuestro país- -Sicilia, Palazuelo, Broto... sólo se venden en España- se trata, por tanto, de un mercado local, que necesita afianzar sus estructuras Apuesta por que ARCO sea un verdadero apoyo para el arte español. No puede olvidar que es una feria de arte contemporáneo (Picasso y Miró tam- bién son artistas contemporáneos) no un festival de últimas tendencias. Por tanto, debe promocionar el arte español- -y también tener presencia internacional, pero con inteligencia- -y no castigar a los que lo promocionan fuera de España Se refiere a la galería Thessa Herold de París, que no ha sido elegida por el Comité de Selección. Pablo Jiménez, que forma parte de la Junta Directiva de la Asociación de Amigos de ARCO, cree que se debe abrir un momento de reflexión, pues para comprar obras de algunos artistas hay que irse fuera de España. Y esto es muy peligroso Piensa Pablo Jiménez que hemos llegado al final de un modelo con una estructura que se tambalea. Y es mucho lo que nos jugamos: si tiene éxito, todos ganamos; si fracasa, todos perdemos. ¿Queremos una feria posmoderna? Pues la hacemos Además, cree que antes había más equilibrio en ARCO: Ahora hay dos ferias paralelas y no es bueno: una en el pabellón 7 (si estás ahí eres lo más retro) y otra en el pabellón 9