Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 9 2 2005 51 Juan Pablo II podría volver al Vaticano el sábado, pero reducirá su actividad valorada por cada centro. Como la anterior, la ley también prohíbe expresamente las madres de alquiler Investigación con embriones. La norma generaliza la investigación con los embriones sobrantes. La anterior norma sólo permitía que se emplearan los que se habían congelado antes de la entrada en vigor de la ley de 2003. Sólo se autorizará con consentimiento escrito de la pareja. Además sólo se utilizarán embriones que no tengan más de 14 días desde la fecundación del óvulo y en proyectos autorizados. Congelación de óvulos y embriones. Se mantendrá hasta el momento en que los responsables médicos consideren que la donante no reúne los requisitos clínicos para pasar por un tratamiento de reproducción asistida. Es decir, más allá de la vida fértil. Donaciones confidenciales y gratuitas. En este capítulo no cambia nada respecto a la legislación anterior. Los donantes de óvulos y espermatozoides no podrán vender sus gametos y sólo recibirán una compensación por las molestias. También se mantiene la confidencialidad de los donantes, contra una tendencia que triunfa en Europa. Suecia, Holanda y el Reino Unido ya obligan a hacer público el nombre de los donantes. Control de calidad de los centros. La nueva ley obligará a las clínicas de reproducción asistida a hacer públicas sus tasas de éxito. Los procedimientos empleados, los embarazos y otros indicadores de calidad se recopilarán en un Registro de Actividad que ayudará a las parejas infértiles a saber en qué manos se ponen. Seis hijos por donante de óvulo o esperma El registro nacional de donantes era una de las asignaturas pendientes de las dos leyes de reproducción asistida que ha habido en España. La primera, la de 1988, ya incluía en su articulado la creación de un registro que regulara las donaciones de espermatozoides en todo el país. Uno de los objetivos de este registro era impedir que un mismo donante pudiera tener un número excesivo de hijos biológicos y prevenir problemas de consaguineidad entre parejas con un mismo origen biológico. Sin embargo, nunca se llevó a la práctica y cada centro mantenía su propio control, basándose en la buena voluntad del donante, que se comprometía a no hacer más de seis donaciones. Ahora el nuevo borrador vuelve a recoger la necesidad de este registro. Según el texto, se creará un registro de donantes de gametos (óvulos y espermatozoides) y embriones con las garantías precisas de confidencialidad de estos datos. En él quedará constancia de los hijos nacidos de cada uno de los donantes y la identidad de las parejas o mujeres receptoras, así como la localización original de unos y otros en el momento de la donación. No se permitirá que un mismo donante pueda tener más de seis hijos biológicos nacidos. El padre de Dolly aplicará clonación humana con fines médicos b El instituto Roslin y el King Colle- ABC adelantó el 14 de mayo de 2004 el contenido de la futura normativa La nueva ley no regula el fenómeno creciente de las madres abuelas y deja a criterio médico la maternidad tardía a medida que aparezcan avances. Eso sí, previa autorización de la autoridad sanitaria para su práctica provisional y tutelada como técnica experimental El Ministerio de Sanidad también actualizará, mediante Real Decreto, las nuevas técnicas. Tres embriones por tratamiento. Como en la legislación actual, la nueva ley prevé implantar un máximo de tres embriones por ciclo, con una salvedad: se elimina el límite en la fecundación de óvulos. Sin límite de edad para ser madre. La nueva ley no regulará un fenómeno creciente, el de las madres abuelas Sólo se especifica que las mujeres que se sometan a estas técnicas sean mayores de edad y capacitadas para tomar decisiones. La maternidad a una edad clínicamente inadecuada será ge estudiarán las causas de la esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad provocada por la degeneración de las células motoras E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El doctor Ian Wilmut, padre de la oveja Dolly, la primera experiencia de clonación de un ser vivo, ha obtenido una licencia para clonar embriones humanos con fines terapéuticos. Wilmut, del Instituto Roslin de Edimburgo, y el Kings College de Londres han recibido permiso de la Autoridad de Fertilización Humana y Embriología (HFEA) británica para estudiar las causas de la esclerosis lateral amiotrófica, una patología provocada por la degeneración de las neuronas motoras. La clonación humana con fines terapéuticos es legal en el Reino Unido desde 2001, aunque sólo en agosto del pasado año se otorgó la primera licencia, solicitada por la Universidad de Newcastle. En ambos casos la autorización es por un año, con la prohibición expresa, de acuerdo con la legislación británica, de que los embriones clónicos puedan implantarse en el útero de una mujer. Hasta ahora el propósito de la clonación ha sido crear tejidos sanos para reparar los dañados. El proyecto liderado por Wilmut, en cambio, pretende obtener embriones afectados por la esclerosis lateral amiotrófica para estudiar el progreso de la enfermedad. José Martínez y Josefa Ruiz junto a su hijo Mario retraso que ha sufrido en España la aprobación de la ley. A pesar de todo, Josefa afirmaba ayer, tras conocer por ABC el contenido del borrador de la nueva Ley de Reproducción Asistida, que es una gran alegría, la buena noticia del día ABC Josefa tiene actualmente cuatro embriones congelados compatibles con su hijo Mario de 28 meses que sufre una leucemia infoblástica. Hace meses a Josefa le extrajeron en el Instituto de Genética Reproductiva de Chicago 34 óvulos de los que se fecundaron 28, pero tan solo seis eran compatibles. En un primer intento le implantaron dos, pero no consiguió un embarazo, por eso aunque ha solicitado el permiso para trasladarlos a España, posiblemente tenga que terminar el tratamiento en Bruselas, aunque reconoce que sería mucho más fácil si pudiera hacerlo en el Instituto Valenciano de Infertilidad. Hace un año, Mario recibió un trasplante de cordón umbilical y actualmente su estado de salud es bueno, aunque en julio sufrió una recaída que le llevó de nuevo a la UCI. Por eso Josefa afirma que no se me va de la cabeza, volveré a intentar quedarme embarazada. Todavía tengo edad de tener otro hijo y no puedo cruzarme de brazos y esperar a que mi hijo vuelva a recaer. Tengo que hacer todo lo que pueda por él Tampoco para ella la selección genética de un embrión para salvar a su hijo planteó ninguna duda ética. Como padres lo único que podemos hacer para salvarle es darle un hermano genéticamente compatible Aunque es posible que Josefa no pueda beneficiarse de la nueva ley, sí que espera que ayude a otros muchos padres que hasta ahora estaban atados de pies y manos Transferencia nuclear Wilmut y su equipo emplearán la técnica conocida como transferencia nuclear, mediante la cual el material genético de los óvulos de varias mujeres es sustituido por el de las células de la piel donada por varios pacientes con esclerosis. Luego se permite el desarrollo del embrión durante cinco o seis días de vida, y de él se extraen las células madre que serán utilizadas en la investigación. La segunda autorización de la HFEA para clonar embriones humanos ha sido acogida nuevamente con protestas por diversos grupos de bioética, que lo consideran como otro paso más hacia la clonación de seres humanos. Por su parte, la entidad que agrupa a pacientes de la esclerosis lateral amiotrófica ha dado la bienvenida al proyecto de Wilmut. El número de enfermos en el Reino Unido es de 5.000; en la mitad de los casos la muerte ocurre a los catorce meses de establecer el diagnóstico.