Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 MIÉRCOLES 9 2 2005 ABC Madrid Esperanza Aguirre, durante la reunión de ayer con Rafael Simancas y Fernando Marín para hablar, entre otras cuestiones, de la Ley de Capitalidad CHEMA BARROSO Aguirre busca con Simancas y Marín un acuerdo regional sobre la ley de Gallardón El Gobierno autonómico cree que el borrador del alcalde puede afectar a la arquitectura institucional de la Comunidad de Madrid apoyan la elaboración de una Ley de Capitalidad, pero piden respeto al marco competencial existente MILAGROS ASENJO MADRID. Los tres grupos políticos de la Comunidad de Madrid escenificaron ayer un frente común de defensa de un modelo de ley de Capitalidad para Madrid diferente, en esencia, a la propuesta del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón. En efecto, PP, PSOE e IU acordaron constituir una comisión integrada por tres miembros de cada partido para acercar posturas sobre el modelo de Estado, el Estatuto de Autonomía, con una ley de Capitalidad consensuada, y la reforma del Reglamento de la Asamblea. La presidenta de la Comunidad y del Partido Popular de Madrid, Esperanza Aguirre; el secretario general del Partido Socialista de Madrid y líder de la oposición regional, Rafael Simancas, y el coordinador regional de Izquierda Unida, Fernando Marín, mantuvieron un encuentro en el Círculo de Bellas b Los tres grupos políticos Artes en el que acordaron crear la comisión. La reunión respondía a una propuesta por carta de Simancas a Aguirre para abrir un proceso de diálogo sobre el modelo territorial y las reglas del juego democrático Aguirre aceptó la oferta y propuso hablar sobre un acuerdo general de la Comunidad sobre la Ley de Capitalidad, cuyo borrador, elaborado por el equipo de Gallardón, ya estaba circulando. Para evitar que la reunión se considerara como la puesta en marcha de un frente común- -algunos colaboradores de la Presidencia de la Comunidad utilizaron sin ambages ese término- los tres políticos evitaron comparecen juntos ante la prensa y al final del encuentro lo hicieron por separado, de modo que Esperanza Aguirre cerró el turno de declaraciones ante los periodistas. La jefa del Ejecutivo regional explicó que no sólo como presidenta del PP, sino como política que lleva muchos años entiende que lo más básico es que las fuerzas políticas nos pongamos de acuerdo sobre las reglas del juego Esto es algo que no se puede cambiar por unas mayorías simples y si esas reglas de juego se han acordado por un consenso amplio, pa- ra ser modificadas deben serlo también por un consenso amplio Aguirre, Simancas y Marín repasaron cada una de las cuestiones en las que se buscará el consenso y recordaron que el Estatuto de Autonomía reconoce el régimen especial para la ciudad de Madrid. La Ley de Capitalidad, que plasmaría este reconocimiento y en cuyas líneas, tal y como está redactado el borrador, no están de acuerdo Comunidad y Ayuntamiento, podría aprobarse en esta legislatura, aunque Aguirre prefería un ritmo parecido al que se sigue con la Carta Municipal de Barcelona, porque las prisas- -dijo la presidenta- -son malas consejeras y la ley afecta a la arquitectura institucional Diálogo entre Administraciones Todos coincidieron en que la Ley de Capitalidad debe ser aprobada por consenso. Así, para Aguirre debe salir con el imprescindible diálogo de todos los partidos y el acuerdo de las distintas Administraciones Sobre el procedimiento, indicó que se necesita un diálogo entre las tres Administraciones y en relación con el fondo de la norma, enfatizó en que debe defender el marco competencial que ha sido un éxito para Madrid Simancas hizo hincapié en que debe tener contenidos limitados y Marín insistió en la necesidad de que sea negociada y no por imposición del alcalde Simancas propuso buscar nuevas relaciones institucionales lejos de estrategias partidistas y personalistas que han creado un clima de confrontación El entendimiento entre la Comunidad y el Estado que Simancas preconiza permitirá, en su opinión, sacar el máximo provecho a las infraestructuras y lograr planes eficaces de seguridad, vivienda e inmigración. La presidenta- -comentó el diputado socialista- -tendrá todo nuestro apoyo en esta estrategia Además, apostó por cambiar el sistema de financiación autonómica a nivel general, y no mediante negociaciones una a una Aguirre, quien prefiere mantener el modelo vigente aunque exigiendo al Gobierno la actualización por incremento de población, muy elevado en la región. Marín, por su parte, se mostró a favor de conservar un marco único que aborde la financiación autonómica, pero dando mayor importancia al desarrollo del pacto local. Se opuso a aspec-