Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 9 2 2005 27 Condoleezza Rice busca la reconciliación con Francia y prepara un próximo encuentro entre Bush y Chirac La sangría de Irak se cobró ayer 35 vidas, entre ellas, posiblemente, la de la periodista italiana secuestrada Seis pasos en falso Bush, Don Juan Carlos, Gorbachov y González (de izquierda a derecha) el 30 de octubre de 1991 durante la Conferencia de Madrid ABC Conferencia de Madrid 30 de octubre de 1991 Fue el arranque de un proceso de paz basado en el compromiso de la comunidad internacional por auspiciar una negociación directa entre israelíes y palestinos. En Madrid nació el principio de paz a cambio de territorios Wye Plantation 23 de octubre de 1998 Netanyahu y Arafat firman el compromiso por el que Israel se retiraría del 13 por ciento de Cisjordania y los palestinos aceptan el asesoramiento de la CIA y otras medidas para combatir el terrorismo integrista. AP Conversaciones de Oslo Primer semestre de 1992 La Conferencia de Madrid se prolongó en las conversaciones secretas de Oslo, encaminadas a garantizar el derecho a la existencia de israelíes y palestinos. Un proceso que concluyó con la promesa israelí de autonomía para Gaza y Jericó y el reconocimiento mutuo de Israel y la OLP. El proceso continuó hasta el acuerdo alcanzado entre Isaac Rabin y Yaser Arafat en 1994 por el que se reconocía a una todavía difusa entidad palestina. Camp David 11 de julio de 2000 El nuevo primer ministro israelí, Ehud Barak, intenta negociar con Arafat las espinosas cuestiones de Jerusalén y de los refugiados. Clinton se compromete personalmente en la negociación. Pero Arafat se mantiene firme en sus posiciones, sin aceptar los términos que se le plantean. Fracasan las negociaciones. Mes y medio después, Sharón se pasea por la Explanada de las Mezquitas y estalla la segunda intifada. Amanece en Oriente Próximo Israelíes y palestinos escenificaron el acuerdo de alto el fuego con el apretón de manos de sus dos líderes ante los periodistas. La cumbre celebrada ayer en Sharm el- Sheij debe ser la primera de otras citas venideras. El presidente Abbas ha aceptado la invitación de Sharón para visitarle en su rancho del desierto del Neguev. El primer ministro Sharón volvió a comprometerse en la salida de los colonos de Gaza, la liberación de presos palestinos y la transferencia de la seguridad de cinco ciudades cisjordanas que controla ahora el Ejército israelí. Mahmud Abbas tiene ante sí los compromisos de formar unas nuevas Fuerzas de Seguridad, desarmar a los civiles y desmantelar los grupos terroristas que se resisten a cerrar la Intifada. Egipto y Jordania anunciaron que pronto regresarán sus embajadores a Tel Aviv. países, los únicos árabes que han firmado acuerdos de paz con los hebreos, tienen a sus representantes fuera desde el comienzo de la intifada. Con Siria y Líbano al fondo La vuelta a Tel Aviv de los dos diplomáticos se enmarca en un intento, con la presión de Estados Unidos, de alcanzar la paz no sólo entre palestinos e israelíes, sino en todo Oriente Próximo. Pero si con Egipto y Jordania las cosas están algo más fáciles, habrá que ver si entran por el aro los otros dos vecinos, Siria y Líbano, bastante más díscolos. Los periodistas rodeaban al terminar la cumbre al ministro palestino de Asuntos Exteriores, Nabil Shaat, y le preguntaban si se podía dar por terminada la intifada. Esto es el comienzo de la paz respondía sin querer jugar con fuego. En un hotel cercano, un joven recepcionista expresaba en árabe el sentir de la calle: Kalam fadi (palabras vacías) Acuerdo de Taba 28 de septiembre de 1995 La Autoridad Nacional Palestina asume la autonomía de todas las grandes ciudades. El proceso de paz parecía despegar. Pero sufre un duro revés con el asesinato de Rabin. Benjamin Netanyahu se convierte en nuevo primer ministro israelí y pasa a combinar las concesiones parciales a los palestinos con la extensión de los asentamientos judíos en Cisjordania y Gaza. Hoja de Ruta 4 de junio de 2003 Es el plan diseñado por el denominado Cuarteto (EE. UU. Rusia, la ONU y la UE) para intentar resucitar el proceso de paz. Se trata de un cauto calendario que prevé crear un Estado palestino con fronteras provisionales a finales de 2003. Las cuestiones más espinosas se dejan para 2004 y 2005. El plan fue enterrado antes de que pudiera echar a andar.