Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 MIÉRCOLES 9 2 2005 ABC Internacional Israelíes y palestinos vuelven cinco años atrás y dan otra oportunidad a la paz Egipto y Jordania anuncian en Sharm el- Sheij el regreso de sus embajadores a Tel Aviv Abbas proclamaron un alto el fuego, se fotografiaron y abrieron la puerta a nuevas reuniones en las que seguir avanzando rumbo a la paz LUIS DE VEGA. ENVIADO ESPECIAL SHARM EL- SHEIJ (EGIPTO) Una, dos, tres... hasta cuatro veces estrecharon sus manos el primer ministro de Israel, Ariel Sharón, y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas (alias Abu Mazen) ayer en Sharm el- Sheij. Era la primera vez que se les veía juntos en público, y con a ellos dos delegaciones que sonreían y pasaron varias horas de trabajo en un hotel a orillas del mar Rojo. Finalmente no hubo una declaración conjunta, pero sí que los dos líderes dejaron claro, cada uno con su texto, que han declarado un alto el fuego para poner coto a los más de 4.000 muertos que ha causado la intifada desde septiembre de 2000. En mi reunión con Abbas hemos acordado que todos los palestinos cesarán todos los actos violentos contra todos los israelíes y, de forma paralela, Israel pondrá fin a toda su actividad militar contra todos los palestinos en b Ariel Sharón y Mahmud todos los sitios dijo el primer ministro hebreo en un discurso con algunos guiños a la paz que hace meses nadie se hubiera atrevido a poner en su boca. Felicitó a Abu Mazen por su victoria electoral y le animó a liderar a su pueblo hacia un Estado palestino independiente y democrático Esperanza de paz Entre los cientos de informadores asistentes a la cumbre había cierta incredulidad al ver al halcón del Likud decir que por primera vez en mucho tiempo existe en nuestra región esperanza para un mejor futuro Incluso llegó a reconocer que hay que llevar todo este proceso con cautela porque es un momento delicado y hay que actuar juntos para desmantelar las infraestructuras terroristas. Hizo además un llamamiento a los palestinos, con los que hay que vivir en paz y respeto mutuo el uno junto al otro Mahmud Abbas también dejó ver en sus palabras que algo se mueve. Hemos acordado poner fin a todas las acciones violentas contra palestinos e israelíes allá donde se encuentren dijo el presidente palestino, ante la atenta mirada de su colega egipcio, Hosni Mubarak, y el Rey Abdalá de Jordania. Dos comunicados, dos manos que se Brigadistas de Al Aqsa apuntan sus armas contra la imagen de Sharón en televisión estrechan, dos testigos de excepción... para muchos son ya demasiadas las ocasiones en las que se han despertado las esperanzas con gestos y palabras que luego se han visto aplastados por el peso de la realidad. ¿Cómo llevar estas buenas intenciones al campo de batalla? ¿Cuántos días tardarán los muertos de uno u otro bando en volver a las portadas de los diarios? ¿Recordará Sharón sus palabras dentro de unas semanas? ¿Podrá Abbas vencer el desacuerdo de los radicales? ¿Qué va a pasar el día en que se pongan sobre la mesa las verdaderas diferencias? Palestinos e israelíes han acordado una vuelta atrás en el tiempo. Cinco años atrás, exactamente. Cuando no había nacido la segunda intifada y Ehud Barak, por parte israelí, y Yaser Arafat, por la palestina, buscaban una vía para la paz. Resultó fallida, como tantas otras. Así, ayer en Egipto primaban los gestos de acercamiento frente a las diferencias. Si el fin de semana fue el presidente George W. Bush el que invitó a los dos líderes a que visiten Estados Unidos por separado, Sharón se atrevió ayer a invitar a Abbas a su rancho del desierto del Neguev, lo que podría dar lugar a otra foto histórica, pues el palestino aceptó. El mayor obstáculo... Hamás y el Yihad no se sienten aludidos por el alto el fuego L. DE VEGA SHARM EL- SHEIJ (EGIPTO) Las sonrisas y las buenas palabras desplegadas en Egipto no convencen a todos. Los primeros en desmarcarse del acuerdo de no violencia fueron los radicales palestinos. Nadie quiso ayer dar por terminada la intifada a pesar del exceso de optimismo por la cumbre celebrada en Egipto. El alto el fuego que anunciaron los líderes israelí y palestino no es más que un acuerdo de buenas intenciones llevado a cabo a nivel de despachos. Tienen que pasar los días, las semanas, los meses... para que se pueda comprobar si, sobre el terreno, tiene alguna consecuencia lo dicho sobre la moqueta. Porque si a algo alude la palabra árabe intifada es precisamente al levantamiento popular. La reunión de ayer vino precedida de varias semanas en las que la violencia había descendido y permitido así un acercamiento entre las dos partes. Pero ayer mismo, cuando aún no habían abandonado el balneario de Sharm el- Sheij el primer ministro Ariel Sharón y el presidente Mahmud Abbas, los radicales palestinos dijeron esta boca es mía. La posición israelí no ha cambiado a pesar de las iniciativas de la parte palestina comentó el portavoz de Hamás en Gaza, Mushir al- Mashri. La referencia al alto el fuego de Abbas no es vinculante para la resisten- cia porque es una posición unilateral y no fue el resultado de un diálogo palestino previo señaló Osama Hamdan, responsable de este movimiento islámico en Líbano. Nuestra decisión (de continuar los ataques) dependerá de que haya un cambio sustancial en la parte hebrea. Nafez Azzam, líder del Yihad Islámico en Gaza, comentó que hemos repetido en numerosas ocasiones que la calma no puede venir de un solo lado y de manera gratuita. Esperaremos a que regrese Abbas y entonces ya veremos concluyó, dejando la puerta abierta a nuevas acciones. En los últimos días se han multiplicado los contactos entre Hamás y el Yihad Islámico tanto en la Franja de Gaza como en Egipto para intentar llegar a un consenso para el alto el fugo. El presidente Abbas ha mantenido encuentros con las formaciones radicales, que siguen esperando gestos más convincentes de la parte israelí. Es un toque de atención a la comunidad internacional para recordar que la nueva dirección palestina es vista con mejores ojos que la anterior. Uno de los integrantes de la delegación israelí no se andaba por las ramas al comentar abiertamente que Arafat, el mayor obstáculo ha sido retirado del camino hacia la Hoja de Ruta En el marco de esta última propuesta internacional de paz, Sharón quiso aprovechar también la cumbre para insistir en que el plan de salida de los colonos de Gaza seguirá adelante. Israel ha aceptado liberar en un primer momento a 500 presos palestinos, que podrían ser seguidos pronto por otros 400. Además esperan transferir las competencias de seguridad de cinco ciudades- -no Yenín ni Nablus- -a las Fuerzas de seguridad de la ANP. En ese clima de anuncios esperanzadores, el ministro de Exteriores egipcio, Ahmed Aboul Ghei, reconoció que en fechas próximas regresarán a sus puestos en la capital israelí los embajadores de Egipto y Jordania. Estos dos