Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional MIÉRCOLES 9 2 2005 ABC Zapatero viajó por fin a Polonia, pero no se verá con el presidente porque está con Bush El primer ministro polaco ofreció una cena al jefe del Ejecutivo español que hay más puntos de acuerdo que de desacuerdos con Varsovia en la negociación sobre el reparto de los fondos comunitarios LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL VARSOVIA. Los Gobiernos de España y Polonia comenzaron ayer, por fin, a celebrar la cumbre bilateral que tuvo que ser aplazada el pasado 14 de diciembre después de que José Luis Rodríguez Zapatero decidiera no viajar a Polonia tras su larga comparecencia del día anterior ante la comisión de investigación parlamentaria de los atentados del 11- M. El jefe del Ejecutivo llegó anoche a Varsovia y asistió a una cena que le ofreció el primer ministro polaco, Marek Belka, pero no tendrá oportunidad de ser recibido por el presidente del país, Aleksander Kwasniewski, que viajó a Estados Unidos para reunirse con George Bush. En el anterior intento de celebrar la cumbre, Kwasniewski tenía programado ofrecer un desayuno a Zapatero, pero esta vez ni siquiera estará en Polob El Gobierno considera Tres norteafricanos, posibles autores del asalto al Consulado en Berna EFE BERNA. La Policía suiza busca a tres hombres, de unos 30 años y probablemente de origen norteafricano, como los presuntos autores del asalto al Consulado de España en Berna. Según los testigos, los delincuentes, que iban vestidos de negro y con el rostro cubierto, se expresaban en un buen francés, aunque con acento del norte de África Los asaltantes intentaron, sin éxito, abrir la caja fuerte del Consulado, con la probable intención de robar su contenido, esencialmente dinero, pasaportes en blanco y visados. Estos documentos son muy buscados por los terroristas y en el mercado negro se puede llegar a pagar entre 3.500 y 5.000 euros por ellos. En este sentido, expertos en terrorismo internacional recuerdan que entre 1991 y 2000 desaparecieron de instalaciones diplomáticas belgas más de 19.000 pasaportes, y que los autores del asesinato del comandante Ahmed Masud, en septiembre de 2001 y símbolo de la resistencia afgana, tenían pasaportes de Bélgica. nia. En cualquier caso, la reunión más importante es la que mantendrán ambos jefes de Gobierno, ya que el sistema político polaco, aunque atribuye algunas competencias en política exterior al presidente, estas no alcanzan los niveles de Francia, por ejemplo. La visita de Zapatero, que viaja con los ministros de Industria, Fomento, Trabajo y Agricultura, no ha despertado, de todos modos, gran interés en Polonia, donde la atención está más centrada en una polémica sobre los archivos de la antigua Policía del régimen comunista y en la salud del Papa. El Gobierno español quiere que la cumbre sirva para cerrar las posibles heridas abiertas por el plantón de Zapatero y las dificultades para que pudiera verse de nuevo con Belka dos días más tarde en el Consejo Europeo de Bruselas. Desde La Moncloa se insiste, de todos modos, en que hay un buen entendimiento con los polacos e incluso el presidente del Gobierno invitó al líder de la oposición, Mariano Rajoy, a que viajara con él en esta ocasión para que lo comprobara personalmente, una invitación que no fue aceptada por el presidente del PP. En las cuestiones de la Unión Europea, donde España y Polonia son dos países con un número de población similar, es donde más tiene que hablar los dos jefes de Gobierno, y, en concreto, en el capítulo relativo al reparto de los fondos comunitarios para el periodo 2007- 2013, sobre el que llegaron a ponerse de acuerdo para establecer en las conclusiones del Consejo Europeo pasado el principio de que el futuro la distribución de las ayudas se haga de manera equitativa Más acuerdos que desacuerdos Fuentes diplomáticas consultadas por ABC insisten en que, a pesar de que pueda parecer que los intereses son contrapuestos, lo cierto es que hay más puntos de acuerdo que de desacuerdo, y señalan que en la negociación de las perspectivas financieras de la UE que acaba de ponerse en marcha, más que con los polacos, la batalla habrá que darla con franceses, alemanes o británicos. De esta cumbre también podría salir un acuerdo para llevar a cabo una cooperación conjunta entre España y Polonia en terceros países, comenzado en Serbia y Montenegro.