Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes MARTES 8 2 2005 ABC El Barcelona no veía al Madrid tan cerca desde el principio de temporada. Sin aire en los pulmones y con la chispa de antaño perdida, los azulgrana ven como los blancos se acercan a velocidad de crucero mientras que su mayor esperanza se centra en que Europa haga mella en el rival Con el aliento en la nuca TEXTO JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. El último vaivén de esta Liga, tan loca como el fútbol en sí, nos ofrece una imagen de los azulgrana con la muerte en los talones y sintiendo en la nuca el aliento de un Madrid en el que Zidane es Gary Grant. Desde el arranque liguero, en el que los equipos fueron tomando contacto con la cruda realidad, no habían estado tan cerca, a sólo cuatro puntos. En ese intervalo, el equipo azulgrana ha sido un avión inalcanzable para el resto. Bien es cierto que entre noviembre y diciembre los blancos pegaron un arreón en el que lograron acortar el abismo que les separaba de los azulgranas, abismo que osciló siempre entre los siete puntos (la distancia más habitual) a los trece (la mayor obtenida) Ahora, los cuatro puntos hacen temblar al Barcelona, cuyo entorno ya duda, lo que lanza la euforia de los madridistas, que ven que aún hay Liga. Ayer, Míchel Salgado no dudó en señalar que ha sido el mejor mes en cuanto a racha de resultados. Estamos creciendo y estamos siendo regulares. Y si encima pincha el Barça, mucho mejor. Por encima de todo ganamos y, si además mejoramos nuestro juego, todo va sobre ruedas. Con una buena segunda vuelta podemos ganar la Liga. Para mí la vamos a ganar El lateral blanco añadió que ya lo dijimos en enero, cuando nos sacaban 13 puntos, que no podrían seguir con ese ritmo, y ahora se ve. Es verdad que ahora tenemos que afrontar la Liga de Campeones, pero ellos también tienen un rival muy duro en esta competi- ción. ¿Qué ha cambiado? Hemos mejorado en el aspecto físico y Luxemburgo también ha influido pues llegó al equipo después de Navidades, en un buen momento pues nosotros habíamos descansado Iker Casillas también era optimista, pero cauteloso: Ahora todos parecemos más altos, guapos y bonito. Todo esto es normal cuando los resultados acompañan. Lo que tenemos que hacer es seguir ganando partidos. El resto vendrá solo Lo que queda CASILLAS Ahora todos somos más altos, más guapos y más bonitos. Esto suele pasar OLEGUER Los que se tienen que preocupar son ellos. No pasa nada por perder un partido Ni que decir tiene que en la Ciudad Condal las cosas ya no se ven de color rosa. De hecho, algunos jugadores como Puyol culparon al césped, cual Gravesen, del resultado cosechado ante el Atlético. Oleguer abundaba en lo mismo, aunque resaltó que no es excusa. No está bien y no ayuda a nuestro juego pero lo mismo de mal está para nosotros que para el rival En cuanto al aliento en la nuca del Madrid, el central llamó a la tranquilidad: Los que se tienen que preocupar son ellos. No Eto o se lamenta de un fallo ante la meta