Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 2 2005 Nacional 15 El Gobierno vasco envía dos observadores al juicio de la trama juvenil de ETA El principal acusado de Jarrai, Asier Tapia, en busca y captura por no presentarse a la vista oral pide un total de 654 años de cárcel para 42 cachorros de la banda, de los que 10 están en paradero desconocido. El resto será juzgado el viernes NATI VILLANUEVA MADRID. Como si se tratara de una visita escolar más que de un juicio en el que están en juego penas que oscilan entre los 10 y los 112 años de cárcel, ayer se presentaron en la Audiencia Nacional 32 de los procesados en la trama juvenil de ETA. Y lo hicieron acompañados de dos observadores enviados por el Gobierno vasco, que cuestiona que en Madrid se respeten las garantías procesales de los encausados. Por lo pronto, los primeros que burlaron la ley fueron los propios acusados: el principal, Asier Tapia, e Izaskun Lesaca. Ambos hicieron caso omiso a las citaciones y eludieron la vista oral, lo que motivó que el Tribunal dictara sendas órdenes de busca y captura. Ataviados con camisetas rojas en las que podía leerse Defensa de los derechos políticos y civiles. Juventud adelante los cachorros de la banda terrorista- -unos se encuentran en prisión provisional y otros en libertad- -se recibieron con una efusividad más propia de cualquier sábado noche que de un tribunal. No escatimaron besos, b El fiscal abrazos, palmaditas en el hombro, incluso recuerdos de tiempos pasados en forma de palabras que se perdían en la mampara que separaba a unos acusados de otros. Y entre el público, el portavoz de Batasuna, Joseba Permach, el ex director de Egunkaria Marcelo Otamendi, quienes acudieron a Madrid junto a las familias de los jóvenes proetarras, que aguardaban la llegada de sus vástagos con el entusiasmo del día de visitas previsto en un campamento de verano. Hasta en tres ocasiones tuvo que llamar al orden el presidente de la Sala, Alfonso Guevara, quien sólo así consiguió imponerse a la treintena de jóvenes que ya tienen sobre sus espaldas las imputaciones de integración o colaboración con ETA. Los letrados alegaron defectos de forma para aplazar el inicio de la vista oral- -que será el viernes- como que no se había podido plantear bien la defensa de los procesados que se encuentran en prisión o que todavía hay recursos pendientes de resolución. El letrado de la acusación popular, Pedro Cerracín, de la Asociación Víctimas del Terrorismo, apoyó las peticiones de la defensa por la necesidad de que el juicio se celebre con todas las garantías y se unió la solicitud del fiscal en el sentido de que no se compute el plazo máximo de prisión provisional, que para algunos de los procesados vence el próximo 7 de marzo. Los procesados se saludan momentos antes del juicio POOL REUTERS El encuentro secreto entre Zapatero e Imaz dispara las especulaciones M. L. G. F. BILBAO. El carácter secreto del encuentro que mantuvieron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente de la ejecutiva del PNV, Josu Jon Imaz, antes de que el Congreso rechazara el plan Ibarretxe el pasado uno de febrero, desató ayer las especulaciones sobre el contenido de la entrevista confirmada, después de haber trascendido en un medio de comunicación digital, en fuen- tes de La Moncloa. El encuentro se produce en un momento en el que se multiplican las especulaciones sobre contactos entre el PSE y el entorno político de ETA, confirmados por dirigentes de Batasuna y relacionados tanto con el intento de diálogo entre el Gobierno y ETA, como con la pretensión de la ilegalizada Batasuna de concurrir a las elecciones autonómicas vascas, para lo cual ha recibido el apoyo público del PNV, aun- que la ausencia en las urnas de la izquierda abertzale beneficia a los partidos que sostienen al Gobierno tripartito de Ibarretxe. El encuentro coincide además con la denuncia realizada por la candidata a lendakari del PP vasco, María San Gil, en el sentido de que el discurso de Rodríguez Zapatero en el Congreso, ofreciendo acuerdos tras las elecciones vascas, evidencian un pacto entre el PSOE y el PNV sobre un nuevo marco jurídico vasco.