Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7 2 2005 Deportes PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA SEGUNDA JORNADA 85 PABLO Y PEREA, SÓLO SEIS MILLONES ENRIQUE ORTEGO errando, Toni y Abel se guiñan el ojo y se dan una patadita por debajo de la mesa cuando se habla del asunto. Pablo y Perea nos costaron seis millones de euros, tres cada uno. Ahí está el futuro del Atlético, comprar jugadores baratos que nos den el rendimiento que nos están dando ellos Tienen razón. El problema es que han fichado otros, incluso más caros, que no están para vestirse la camiseta rojiblanca. Si había un partido para demostrar que son la mejor pareja de centrales de la Liga, nada mejor que visitar el Camp Nou, un campo ancho y largo, y frenar al líder y al máximo goleador (Eto o) con una actuación completa en todas las facetas que acreditan a un defensa. Torres acaparará los titulares porque marcó los goles de la victoria, F pero el triunfo rojiblanco se asentó en la seriedad de su zaga, sobre todo por la zona central. Justo por donde el Barcelona buscó el gol con intensidad. Por donde llega el camerunés, hacia donde se dirigen las diagonales de Ronaldinho y Giuly, donde llegan en busca del remate de media distancia los Deco, Xavi, Iniesta... Ambos dieron ayer una lección de cómo deben actuar dos centrales. Su referencia siempre fue la frontal de su área y ahí establecieron su cuartel general. Rara vez recularon hasta el punto de penalti, pero también ahí supieron resolver acciones comprometidas sin achantarse y sacando el balón como se debe sacar en esas últimas instancias. Pablo aguantó el partido con una tarjeta desde el minuto diez y Perea dio un curso de anticipación y colocación. Su velocidad le permitió retar a Eto o en carrera y su dominio del juego aéreo, saltar con Márquez y Puyol y ganar la acción. Pablo está renovado y, por su bien, no debería el Atlético regatear esfuerzos en convencer a Perea. Aún así, son carne de traspaso. Torres, el que da primero da dos veces y calla bocas Era el objeto de deseo del Camp Nou, se deja querer por el Barça, pero a la hora de la verdad vino, vio y venció a su segundo equipo con dos escapadas de la casa Torres fue la estrella y no Ronaldinho ANECDOTARIO DE LA JORNADA LUIS GARDE donde ha logrado una mayor cantidad, 57. La mejor marca, en la 59- 60 (27) Reuters El Madrid recorta nueve puntos en un mes al Barcelona El conjunto blanco (con un partido menos) comenzó el año con 13 puntos de desventaja con el Barcelona. El 5 de enero se estrenó Vanderlei Luxemburgo ganando el encuentro de los seis minutos ante la Real. Desde ese día, el Madrid ha encadenado seis victorias consecutivas (18 puntos) por tres victorias y dos derrotas (9) de los azulgrana. Nihat, vital para la Real. Ningún equipo depende tanto de un goleador, pues ha marcado el 42 por ciento, 11 de 25. El Ruiz de Lopera, un fortín. El Betis ha logrado 7 victorias seguidas en casa, algo que no hacía desde la 83- 84, cuando sumó 12 triunfos consecutivos. Gol 1.000 a domicilio del Sevilla. El equipo de Caparrós alcanzó y superó la barrera con los tres de ayer en Valencia. Lleva 1.001 en 969 encuentros como visitante en Primera. Ha logrado 68 en los campos del Atlético; 63 en los del Español; 62 en los del Madrid; y 58 en los del Barcelona. Es en San Mamés Tres en uno del Albacete. Ayer rompió tres maleficios. Era el equipo que más tiempo acumulaba sin ganar en casa en Primera (24 octubre, 1- 0 al Athletic) y acabó con una racha de siete partidos; era el que llevaba más tiempo sin remontar un resultado (2- 1 al Español, 30- 11- 03) y era el único de Primera sin penaltis a favor (ayer, dos) Más lejos que nunca de la salvación. El Numancia lleva nueve jornadas sin vencer y ha mejorado su marca negativa en Primera. Está a ocho puntos de la salvación, más lejos que nunca. Sólo ha arañado un punto en doce salidas. TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN Llegó, vio y marcó al minuto de juego para desmarcarse de la polémica. Se escapó, provocó el penalti y lo transformó en su segundo gol en el minuto final del partido. Fernando José Torres Sanz (Madrid, 20- 3- 84) más conocido como el Niño remató la semana de su presunta desconcentración con dos tantos que congelaron un Nou Camp que estaba helado de frío. Su primer gol radicalizó el ataque del Barcelona y el fútbol de cerrojo y contragolpe del Atlético. El nueve rojiblanco intervino desde entonces en acciones tan discontinuas como peligrosas, pero tuvo tres grandes ocasiones y aprovechó dos. Una participación decisiva que le permitió acallar muchas bocas. Como sucedió la temporada pasada, su visita al Nou Camp fue calentada por el supuesto interés del Barcelona por su fichaje. Una historia que nació con las declaraciones de José Antonio Martín, Petón, su representante, que manifestó que el futuro de Fernando podría tener otra ubicación si el Atlético no potenciaba su plantilla. Una historia que el protagonista recalentó al subrayar que sólo ficharía por otro club español, el Barcelona, su algún día dejaba el Calderón. A la hora de la verdad, el Niño dio el primero y el que da primero, da dos veces. Su primer gol entró llorando, pero en la acción se escapó bien de Puyol, con quien mantuvo una guerra sin cuartel. Desde el 0- 1, Torres corrió por todas partes, en busca de balones que, si cada vez llegaron menos, eran determinantes. Fue tal la presión local que defendió en los ataques del rival. Incluso, despejó dos centros y Mejuto le perdonó una tarjeta, por dura entrada a Márquez. Veinte jugadas, tres de gol Pero su capacidad de desmarque le permitió encontrar sus oportunidades. La segunda ocasión de sentenciar el partido la desaprovechó. Se quedó solo ante Valdés, no disparó bien y el portero rechazó la pelota. A medida que crecieron los riesgos del líder, los huecos aumentaron para el madrileño. Valdés anuló su tercera opción, al tocar la pelota en una salida a sus pies. También robó la especialidad a Ibagaza al realizar un caño a Van Bronckhorst. La sentencia la encontró al final, en su tercera gran oportunidad. Él fabricó el penalti ante Valdés y él lo transformó en el segundo tanto. Su prueba en el Nou Camp fue decisiva. Intervino en veinte jugadas y enseñó todas sus cartas: dos goles, otro desperdiciado, una entrada de tarjeta, un túnel tres buenos pases, dos escapadas, despejes de central y una pelea sin cuartel con Puyol, muchas veces en centros recibidos de espaldas. Una buena baraja en su partida de mayor presión.