Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7 2 2005 Madrid 35 El asesino de la baraja se enfrenta a una condena de 151 años de cárcel La Audiencia juzga desde hoy a Alfredo Galán por seis asesinatos consumados b Los hechos que se le imputan Mueren dos jóvenes al chocar su coche contra la mediana de la M- 40 b Una colisión múltiple, en la que una mujer resultó herida grave, obligó a cortar la carretera de Barcelona, sentido Madrid, durante una hora ABC MADRID. Dos accidentes, que se saldaron con dos muertos y un herido grave, tuvieron lugar durante la madrugada de ayer en la M- 40 y la carretera de Barcelona. El primero de ellos, en el que murieron dos jóvenes de 20 y 30 años, se produjo a la 1 de la madrugada al chocar el coche en el que viajaban, al parecer por pérdida de control, contra la mediana de la M- 40, cerca de Alcorcón. Uno de los ocupantes salió despedido tras el impacto, mientras que el otro quedó atrapado en el interior de coche, por lo que tuvo que ser rescatado por los bomberos. Los facultativos del Summa no pudieron hacer nada por su vida ya que ambos presentaban heridas mortales de necesidad ocurrieron entre enero y marzo de 2003 y en varios casos colocó junto a los cuerpos de sus víctimas un naipe ABC MADRID. La sección 16 de la Audiencia Provincial de Madrid comenzará hoy a juzgar a Alfredo G. S. el presunto asesino de la baraja para quien el fiscal pide 151 años y dos meses de cárcel por seis delitos de asesinato consumado, tres asesinatos en grado de tentativa, un allanamiento de morada y tenencia ilícita de armas, informa Efe. Según informaron fuentes jurídicas, está previsto que esta vista oral se prolongue en principio hasta el próximo 25 de febrero, con la posibilidad de sesiones de mañana y tarde. En sus conclusiones provisionales, el Ministerio Público solicita que Alfredo, que se encuentra en la cárcel de Soto del Real, indemnice con 3.090.500 euros a los familiares de las víctimas de los crímenes que supuestamente cometió en los primeros meses de 2003 en la Comunidad de Madrid. Alfredo, ex militar que por entonces tenía 26 años, se entregó a la Policía el 3 de julio del año pasado en Puertollano (Ciudad Real) y confesó ser el autor de los crímenes, aunque posteriormente aseguró ante la juez de Instrucción número 10 de Madrid que es inocente y que los asesinatos los cometieron dos cabezas rapadas. El fiscal expone en su escrito que en la mañana del 24 de enero de 2003, el supuesto asesino múltiple salió de su domicilio de Alcalá de Henares y se dirigió hasta el centro de Madrid con su vehículo Renault Megane y su pistola marca Tokarev, calibre 7,62 milímetros, arma utilizada en todos los crímenes. Tras bajar del coche en la calle de Alonso Cano, caminó con el decidido propósito de matar a alguna persona cuando se diera una ocasión favorable y entró en casa de Juan Francisco Ll. donde se encontraba éste y su hijo de dos años. Alfredo G. S. según el fis- Bastante aparatoso El otro accidente, en el que se vieron implicados al menos 10 vehículos, ocurrió a la altura del kilómetro 15 de la nacional de Barcelona hacia las 6 de la mañana. Fue muy aparatoso, ya que uno de los coches quedó volcado sobre la calzada y su conductora, una joven de 26 años, atrapada en su interior. Los bomberos tardaron 20 minutos en poder rescatarla. Sufrió traumatismo en tórax y abdomen, así como la fractura del brazo izquierdo. Tras ser estabilizada por el Samur fue trasladada al Hospital de La Princesa, donde quedó ingresada con pronóstico grave. El tráfico se vio afectado, puesto que fue necesario cortar la circulación, en sentido Madrid durante una hora. Los desvíos se establecieron por la vía de servicio y por la M- 40. En uno de los vehículos viajaba una embarazada a puntos de dar a luz, por lo que fue trasladada al Gregorio Marañón. Alfredo Galán, llevado por la Policía desde Puertollano a Madrid, en julio de 2003 cal, obligó a su víctima a arrodillarse y, tras un intento fallido, le disparó en la cabeza. EFE El as de copas Posteriormente, en la madrugada del 5 de febrero, en una parada de autobús de la Alameda de Osuna, disparó con su arma a Juan Carlos M. E. quien falleció al instante y sobre cuyo cadáver depositó un as de copas. A las cuatro de la tarde de ese mismo día, el acusado entró en un bar de Alcalá, donde asesinó de un disparo en la cabeza a Mikel J. S. hijo de la propietaria, y a Juana Dolores U. L. cliente del bar. El 7 de marzo, se dirigió con su coche a Tres Cantos, donde disparó en la cabeza a S. E. S. E. que sobrevivió al ataque e identificó durante la instrucción a Alfredo G. S. como el hombre que le disparó y dejó sobre cu cuerpo el dos de copas. El 18 de marzo, se desplazó hasta Arganda del Rey y disparó por la espalda a dos ciudadanos rumanos. En este caso, depositó el tres y el cuatro de copas. También dice el escrito del fiscal que en el reverso de los naipes dibujó un pequeño punto de color azul para que la Policía supiese que los crímenes eran obra de la misma persona.