Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional TRAGEDIA EN TODOLELLA LUNES 7 2 2005 ABC Cómo se produce la muerte dulce 3. El CO se acumula en la sangre produciendo jaqueca, mareos, estado de confusión e irritabilidad. En altas concentraciones provoca vómitos, pérdida de conocimiento, daño cerebral y la muerte Un largo historial Si detecta olor a gas... No accione interruptores ni aparatos eléctricos No encienda cerillas o mecheros, y no fume Abra puertas y ventanas para que la habitación quede bien ventilado on off 2. El gas es inhalado y reemplaza al oxígeno que las células necesitan para su funcionamiento CO Cierre los mandos de los aparatos de gas y la llave general de paso. No la vuelva a abrir hasta haber reparado la instalación o el aparato averiado Si detecta anomalías en el funcionamiento de cualquier aparato de gas, avise al teléfono de urgencias 900 750 750, y acudirán rápidamente a inspeccionar la instalación CG. SIMÓN 1. El monóxido de carbono (CO) se produce por una mala combustión de gases como propano, butano o gas natural Gas sin quemar Quemadores La muerte dulce provoca un sopor sin sensación de ahogo o de asfixia El envenenamiento por monóxido de carbono priva al cuerpo de oxígeno b Las intoxicaciones por monóxido de carbono se producen por una mala combustión o un escape de gas, y la persona que lo inhala no llega a ser consciente del riesgo ABC MADRID. Inodoro, incoloro, insípido e indoloro. No irritante y, por ello, sumamente traicionero. Así es el monóxido de carbono, un gas tóxico que se produce durante la quema de combustible (leña, gasolina, carbón, gas natural, queroseno) Cuando una persona respira este gas, se bloquea la capacidad de la sangre para transportar oxígeno y se produce una grave lesión de pulmón y de cerebro e, incluso, puede provocar la muerte. Sus síntomas se manifiestan de inmediato o gradualmente tras una exposición prolongada: mareo, falta de aliento, dolor de cabeza, confusión, naúseas y desvanecimiento. Una vez que penetra en los pulmones, causa un adormecimiento paulatino y parálisis de los músculos. Tras ese estado de sopor llega la pérdida de sentido y la parada cardiaca. dieran cuenta, la inhalación les provoca una parálisis en las piernas que les impide salir corriendo para buscar ayuda La muerte dulce puede producirse mientras las personas duermen y, por lo tanto, fallecen sin desper- Cuando se respira este gas, se bloquea la capacidad de la sangre para transportar oxígeno Una vez que penetra en los pulmones, causa sopor y parálisis de los músculos tarse. García Andrade alertó sobre los peligros de los escapes en los espacios cerrados y sin ventilación y, muy especialmente, en los cuartos de baño. En este sentido explicó que si hay una instalación de calentador de gas en un cuarto de baño, la llama que produce la combustión puede apagarse debido al vapor del agua mientras el gas sigue saliendo. Cuando el monóxido de carbono inhalado se mezcla con la hemoglobina, que se encarga de transportar el oxígeno a los tejidos del cuerpo, se forma una molécula de carboxihemoglobina que le impide desempeñar esta función, privando al cuerpo de oxígeno. Los efectos tóxicos de este gas varían en función del tiempo que la persona haya estado expuesta a él, la concen- El accidente de ayer por inhalación de gas es el que más muertes ha provocado en España, donde han ocurrido numerosos sucesos de la misma índole. 2005. El 7 de enero tres miembros de una familia (matrimonio e hija de 7 años) morían en un piso de Logroño. 2004. El 14 de mayo tres jóvenes rumanos mueren en Alaminos (Guadalajara) como consecuencia de una bombona de camping- gas que usaban para calentarse. El 20 de abril una mujer colombiana y sus tres hijos fallecen en Madrid por mala combustión de un calentador de gas. 2003. El 2 de diciembre un matrimonio mayor y su nieto mueren en Palma tras inhalar el gas emanado por un generador elécrico de gasóleo averiado. El 28 de septiembre el gas se cobraba la vida de tres jóvenes en Orense. El 2 de febrero hubo otros tres fallecidos en Valencia. 2002. El 9 de marzo dos mujeres colombianas y un niño de 6 años morían en su domicilio madrileño por el mal funcionamiento de un calentador de gas butano. 2000. El 18 de octubre ocurría el mayor accidente de este tipo registrado en España. Cinco miembros de una misma familia fallecían en Madrid por la mala combustión de un calentador. 1999. El 27 de diciembre un matrimonio y su hija de 9 años perecían en su casa de la sierra madrileña por el gas procedente de una deficiente combustión de la caldera. 1996. El 12 de diciembre un matrimonio y su hijo morían en la localidad leonesa de Villablino. El 23 de enero un hombre y sus dos hijos menores fallecen en Madrid. 1995. Cuatro miembros de una misma familia mueren por el gas de una bombona de butano en Madrid. 1991. El 26 de febrero una mujer y sus 3 hijas fallecían en su domicilio madrileño. tración y el estado físico de la víctima, sobre todo su aparato respiratorio y circulatorio. Las personas con enfermedades cardiacas o pulmonares, los bebés, los niños, las mujeres embarazadas y las personas mayores son especialmente vulnerables al monóxido de carbono. Evitar intoxicaciones Para reducir el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono en el hogar, hay que asegurarse de que la instalación de los aparatos de combustión es la adecuada: deben ser colocados por personal autorizado y revisarlos anualmente. Evidencias del mal funcionamiento de un aparato son la disminución del abastecimiento del agua caliente, si la calefacción no logra calentar la casa, la existencia de hollín especialmente en los aparatos de calefacción y elementos de ventilación, la detección de un olor extraño o a quemado y el aumento de la condensación dentro de ventanas. Si huele a gas, hay que cerrar la llave de paso y ventilar; no encender llamas, interruptores, ni fumar; airear el recinto; no tapar los conductos de evacuación de los gases, que deben comunicar con el exterior; vigilar la llama, que debe ser azulada; comprobar el estado del tubo flexible, y desconectar la llave de paso si se ausenta de su casa o por la noche. Con ello se evitará que sigan engordando las estadísticas. Consejos de seguridad sobre el gas Instale únicamente aparatos homologados Cuando se ausente, cierre las llaves depaso y la general Haga revisar su instalación de gas cada año CG. SIMÓN Sin percatarse El forense José Antonio García Andrade explicó a Efe que el fallecimiento por inhalación de monóxido de carbono, conocida como la muerte dulce se produce sin que los afectados se den cuenta del peligro al caer en un sopor Se trata de una muerte muy dulce que no da sensación de ahogo ni de asfixia relató el experto, quien añadió que en la mayoría de los casos las víctimas no se percatan de lo que está ocurriendo y en el supuesto de que sí se Compruebe periódicamente La llama de los Vigile los el buen estado de la goma aparatos de gas recipientes del gas debe ser estable puestos al fuego Donde funcione un aparato a gas tiene que haber siempre ventilación