Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 7 2 2005 ABC Nacional Mueren 18 personas por inhalación de gas en un albergue de montaña en el norte de Castellón Otras dos que dormían en una habitación contigua salvaron la vida, pero tuvieron que ser atendidas b Las víctimas celebraron un cum- pleaños en el albergue de Todolella, al que tuvieron que llevar estufas de gas porque las tuberías de la calefacción estaban congeladas L. PARDO E. MOLINA I. RODRÍGUEZ TODOLELLA (CASTELLÓN) Dieciocho muertos, dos supervivientes y una jornada de nervios y confusión para varios centenares de personas es el balance de una fiesta de cumpleaños que se tornó en tragedia por acumulación de monóxido de carbono durante la noche del sábado en Todolella, un tranquilo y bello pueblo de alta montaña de la comarca de Els Ports de tan sólo 136 habitantes. Unas setenta personas habían alquilado días atrás el albergue de San Cristóbal, de propiedad municipal, situado a unos diez kilómetros de Todolella en lo alto de una montaña, con la intención de celebrar el 50 cumpleaños de uno de ellos, Bartolomé Messeguer, y pasar así el fin de semana. A lo largo de la noche, unos cincuenta decidieron abandonar el albergue y no dormir en las instalaciones municipales, mientras que veinte permanecieron allí. Para soportar el frío que se registra en esta comarca en las horas nocturnas y ante la congelación de las tuberías de la calefacción central del albergue, los excursionistas subieron estufas caseras de gas. Familiares de las víctimas, a su llegada, ayer, al polideportivo de Todolella Entre los fallecidos se encontraban cinco miembros de la orquesta Pepeyote, que había tocado en la fiesta. La jueza de Vinaroz se trasladó hasta el albergue y llegó al lugar del terrible suceso a las ocho y veinte de la tarde para proceder al lento proceso de identificación y ordenar posteriormente su traslado al Instituto Anatómico Forense de Castellón. La Guardia Civil cortó el camino de acceso al albergue, por lo que todos los familiares tuvieron que esperar noticias en el polideportivo de la localidad. La desazón era enorme. Muchas de las personas que se acercaron a Todolella no sabían si sus familiares se habían quedado a dormir o no en el albergue y, por lo tanto, si se encontraban entre las víctimas, por lo que la angustia se apoderó de los familiares, que se reunieron en el interior del polideportivo. Ante esta dolorosa perspectiva, la Generalitat envió rápidamente a un EFE El organizador salva la vida Y este fue el origen, al parecer, de la tragedia. La mala combustión de una estufa que se quedó encendida por la noche provocó una intoxicación masiva con monóxido de carbono que acabó con la vida de dieciocho personas, de edades comprendidas entre 20 y 40 años. Otras dos, el organizador de la fiesta, que cumplía 50 años, y su pareja, salvaron la vida milagrosamente al estar durmiendo más alejados del grupo porque sus amigos habían decidido que, como regalo de cumpleaños durmieran solos, con más intimidad. Todas las víctimas dormían mientras se produjo el escape. El guarda de las instalaciones fue el que provocó el terrible descubrimiento, ya que, extrañado porque el local estuviera cerrado por dentro, tras llamar varias veces decidió golpear con fuerza la puerta y gritar a los del interior pensando que aún estaban de fiesta. Los golpes y voces despertaron a la pareja, que se encontró, en la habitación principal del albergue, la trágica escena. Los fallecidos eran vecinos de localidades muy próximas a Tolodella, como Vinaroz, Portell de Morella, Morella, Villafranca, Forcall y Cinctorres. equipo de psicólogos que empezaron a asistir a los familiares. El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, se trasladó de inmediato al lugar, acompañado del vicepresidente, Víctor Campos, y de varios consejeros. También se personó en Todolella, ya por la noche, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, quien tiene previsto estar presente en los funerales por las víctimas, que tendrán lugar hoy en More- EL GAS TRAICIONERO PEDRO MARTÍNEZ TENORIO DIRECTOR- GERENTE DEL SUMMA 112 l monóxido de carbono (CO) se le conoce de antiguo como el gas traicionero Es un gas incoloro, inodoro e insípido, no es caústico y es de menor densidad que el aire, por lo que se acumula en las partes altas de las habitaciones. Este gas se produce como consecuencia de la combustión, en mayor porcentaje cuanto mas lenta sea la misma, como ocurre con los brase- A ros, chimeneas, estufas, etc. Al respirar CO, éste pasa a la sangre y se une a la hemoglobina, que es la encargada de transportar el oxígeno a los tejidos. Esta unión forma la carboxihemoglobina y anula ese transporte. Con un 20 por ciento de carboxihemoglobina en la sangre ya se producen síntomas tóxicos y cuando llega al 65 por ciento produce la muerte. Síntomas: Comienza con dolor de cabeza, mareos, vértigos, disminución de la agudeza visual y auditiva. También aparecen alteraciones psíquicas que se conocen como la embriaguez oxicarbonada lo que dificulta que la persona se dé cuenta de lo que está sucediendo y, por tanto, huir de la zona. La obnubilación va aumentando hasta dejar al intoxica- do inconsciente. La muerte se produce por parálisis respiratoria, insuficiencia cardiaca o edema agudo de pulmón. Es característica especial de estas intoxicaciones el color rojo cereza de la piel. Tratamiento: Debe ser urgente, trasladando al paciente a una zona libre de la contaminación. Asimismo, hay que aplicar oxígeno puro o mezclado con CO 2 del 6 al 10 por ciento, que facilita mas rápidamente la eliminación del CO. La mejor manera para eliminar este gas traicionero en sangre es la oxigenación hiperbárica, con una presión de oxígeno de 2 a 2 5 atmósferas. Todo esto es válido si se realiza precozmente, antes de que las lesiones producidas por la falta de oxígeno sean irreversibles.