Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 BIOGRAFÍAS VIVAS ADOLFO SUÁREZ DOMINGO 6 2 2005 ABC 25 septiembre 1932 Adolfo Suárez González nace en Cebreros (Ávila) Hijo de Hipólito (procurador de Tribunales, republicano, perseguido en el régimen de Franco) y Herminia 1954 Termina Derecho en Salamanca, tras el Bachillerato en Cebreros. En 1955 su padre abandona a la familia (esposa y cinco hijos, de los que Adolfo era el hermano mayor) 1955 Renuncia a ingresar en el Seminario y acepta una oferta de Herrero Tejedor, gobernador de Ávila. 1957: reencuentro con su padre y fracaso en su despacho común de procuradores 15 julio 1961 Se casa con Amparo Illana Elortegui. Mientras, continúa su carrera política junto a Fernando Herrero Tejedor, el gran mentor de Suárez durante su trayectoria. En 1966 consigue un escaño en las Cortes por su provincia, Ávila ADOLFO SUÁREZ GONZÁLEZ Cebreros (Ávila) 1932 Paso a la democracia Al principio creían en él unos pocos, después le hostigaron muchos, hoy le respetan todos: así queda en la Historia este hombre que no ha defraudado a nadie l 3 de julio de 1976, poco después de las cinco de la tarde, sonó el teléfono en casa de Adolfo Suárez. Era el Rey, que le invitaba a tomar café. Suárez se vistió un traje oscuro y condujo su coche, un Seat 127 azul, hasta el Palacio de la Zarzuela. Al recibirlo, don Juan Carlos le dijo: Adolfo, te quiero pedir un favor. Acepta la presidencia del Gobierno a lo que Suárez contestó, con una broma que cerraba aquella etapa de expectativa: Ya era hora Se cumplía así un destino irónico y complaciente para Adolfo Suárez, quien ha contado muchas veces la anécdota de que en su época juvenil, hablando con sus amigos sobre planes para el futuro, les aseguró que algún día él sería presidente... Complaciente, el destino, porque esa ocurrencia se convirtió en realidad; e irónico, porque la frase completa de Suárez había sido que llegaría a presidente... de la Tercera República española, augurio de adolescencia teñido por las opiniones de su padre, que se ufanaba de republicanismo. Nada de República: T I S por mano de un RA n Rey, la misión co que a Suárez le encargó su destiJUE no fue ganar la ADOLFO SUÁREZ democracia desde de Carlos Abella una dictadura a una Monarquía parlamentaria. Transición que él, procedente de puestos gubernativos del régimen de Franco, hizo modélica. Aquella frase dicha a su pandilla fue la más premonitoria de su vida, pero no la más famosa, porque esta jerarquía corresponde a su puedo prometer y prometo... en vísperas de las elecciones de 1977. Vengo a hablarles de un nuevo horizonte para España empezaba aquel discurso. A continuación se puso a prometer ese horizonte nuevo; y a la postre, se dedicó a cumplirlo. Carlos Abella, en un libro donde los hechos hablan más que las opiniones, cuenta todo el antes y todo el después de aquella promesa cumplida. Tan seductor como religioso en su mocedad, tan valiente como noble en su plenitud, tan leal como alejado de prepotencias en la memoria de cuantos coincidieron con él, Suárez, el hombre erguido ante la ráfaga del 23- F, es hoy ejemplo vivo de dignidad reivindicado incluso por quienes más recelaron de aquel ilusionista que de chaval lanzó un farol republicano, de joven barajó junto a un dictador y, ya maduro, puso las cartas sobre la mesa y ganó la partida con un Rey. E G Presidente del Gobierno a los 43 años, designado por el Rey, Adolfo Suárez cumplió su promesa de abrir un horizonte nuevo para España V ES CÓMO CONSEGUIR EL LIBRO Jueves 10 de febrero, gratis con ABC Con los tres cupones del lunes, martes y miércoles EL Premio Príncipe de Asturias (junto a Helmut Kohl) El fuego cruzado con F. González acabó siendo cortés Funeral por Amparo Illana, esposa de Suárez, en 2001. Su hija Mariam (en la imagen) fallecería en el año 2004