Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional DOMINGO 6 2 2005 ABC El método austriaco en las obras, suspendido en Barcelona ABC BARCELONA. La Generalitat catalana, tal como sucedió en 1996 en la Comunidad de Madrid, ya no utilizará más el denominado método austriaco en sus obras. Este sistema, que se utilizaba hasta ahora en las obras del Metro de la Línea 5 que han causado los derrumbes del barrio del Carmelo, consiste en perforar el subsuelo par avanzar transversalmente y reforzarlo después. Los técnicos consideran que es más seguro el sistema de la tuneladora, donde la máquina excava la galería y la reviste al mismo tiempo. El corrimiento de tierras provocado en el citado barrio ha provocado, de momento, el hundimiento de un edificio, la demolición de otro y el futuro derribo de otros tres. Es decir, un millar de vecinos afectados. Los distintos métodos de hacer túneles Rubí S. Cugat Vallés Molins de Rei BARCELONA BARCELONA Hospitalet Llobregat Zona desalojada tras el primer socavón Túnel de la línea 5 M tín ora r Be B nat ran si A B Ca lle L re lob gó s Ra la Ra la Rambla Ca Ca del Ca Método utilizado en Madrid: tuneladora 1 Avance Cabeza Gato Última dovela za CD en igü eS ll Ca ós reg Ram ob ón Ll lle Ro Ca ca fu ll Vid Vid Vidal Llui Llui Lluis María lle Ca Lu go 1 2 A- Edificio afectado por el primer socavón: derribado B- Edificio afectado por el segundo socavón: derribado 3 C- Edificio que será derribado D- Edificio que se mantendrá l l rmel El gato hidráulico se apoya sobre la última dovela del túnel y empuja a la cabeza hacia adelante Distancia recorrida 2 Brazo El brazo se recoge y deja libre el espacio necesario para poner otra dovela 34 5 6 2 3 1 4 5 6 Velocidad: 0,665 m minuto Avance Dovela nueva Otros métodos según secuencia de excavación Método austriaco (utilizado en Barcelona) 2 1- Excavación del túnel por segmentos 2- Primer revestimiento con malla metálica y hormigón 3- Segundo revestimiento con el mismo material 1 3 4 2 2 1 2 43 5 34 4 2 1 3 5 4 2 1 Se coloca en el hueco una dovela nueva y se repite otra vez la operación. Todo el proceso es automático Infografía ABC Inglés Belga Alemán Cientos de vecinos del Carmelo se manifiestan para pedir la dimisión de Clos La Generalitat promete la rehabilitación integral del barrio barcelonés b Las promesas de Maragall fue- ron recibidas con escepticismo tras las rectificaciones de la Generalitat sobre cuándo podrán volver los vecinos a sus casas I. ANGUERA M. J. F. BARCELONA. El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, prometió ayer a los representantes vecinales de la familias afectadas por la crisis del Carmelo no sólo indemnizaciones por perjuicios sino un programa de rehabilitación integral del barrio, como el llevado a cabo en su día con el Raval de Barcelona, para garantizar el futuro de la zona. Cientos de vecinos se manifestaron y cortaron el túnel de la Rovira para pedir la dimisión del alcalde de la ciudad, Joan Clos. Maragall aseguró además ante los afectados que la Generalitat ya ha recabado el compromiso del Gobierno y de la Unión Europea para que el Carmelo reciba fondos de los programas de rehabilitación de ambas instituciones, que se sumarán a los aportados por la Administración autonómica y el Ayuntamiento de Barcelona. Unas promesas que sirvieron para que los representantes de los vecinos, Fernando González, y de los comerciantes, Josep Maria Mas, aceptaran haber visto buena predisposición en Maragall, que ayer se puso al frente del dispositivo de crisis que comparten Generalitat y Ayuntamiento para abordar el caos provocado por el hundimiento de dos edificios en este barrio barcelonés. Las promesas de Maragall fueron un bálsamo que los afec- tados recibieron con precaución, ya que tras las últimas rectificaciones de la Generalitat sobre cuando podrán volver a sus casas, ambos sostuvieron que ya no confían en la administración. Pese a las reticencias, expresadas en la creación de una comisión técnica independiente por parte de la Asociación de Vecinos para dilucidar qué ha fallado realmente en la construcción de la Línea 5 del Metro, dieron por bueno el compromiso de un Maragall que puso como aval de sus propuestas el compromiso de apoyo asumido por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el comisario europeo Joaquín Almunia, según explicó después González. Llamada de Zapatero Tanto Maragall como el alcalde de Barcelona, Joan Clos, recibieron ayer la oferta de ayuda del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que telefoneó a ambos responsables. Así, en la reunión presidida por Maragall con el alcalde Clos, el delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, y los consejeros de Obras Públicas, Joaquim Nadal, Interior, Montse Tura, Bienestar Social, Anna Simó, y Vivienda, Salvador Milà, además de reiterar el compromiso para garantizar las ayudas personales a todos los afectados y que estas ayudas se harán efectivas ya, se acordó adelantar todos los proyectos de rehabilitación. La Generalitat partirá de los proyectos en estudio que ya tuviera el Consistorio sobre el barrio para elaborar un Programa Integral para la Rehabilitación del Carmelo para el que recabará todas las ayudas disponibles en mate- ria de vivienda. Así, el proyecto se acogerá a la Ley de barrios de la Generalitat- -en la que el tripartito ha comprometido 600 millones para la recuperación de barrios deteriorados- -pedirá la declaración de Área de Rehabilitación Integral y se acogerá a todas las ayudas estatales y europeas. Al margen de la futura rehabilitación del barrio, el presidente de la Generalitat dio garantías a los afectados de que recibirán todas las ayudas necesarias y de que serán indemnizados por todos los perjuicios provocados por el hundimiento de dos edificios y la más que probable demolición de otros tres en los próximos días. Sin embargo, tanto Maragall, durante la reunión, como más tarde el portavoz del Ejecutivo autonómico, Joaquim Nadal, pusieron por encima de todo la seguridad de los desalojados y advirtieron que no se permitirá el regreso hasta que hayan concluido tanto las obras en curso del Metro como el eventual derribo de más edificios. Mientras los máximos responsables políticos se reunían en el Palau de la Generalitat, cientos de vecinos del Carmelo salieron a manifestarse para reivindicar vivienda digna y la dimisión del alcalde Clos. Bajo estos lemas, unas 600 personas según la Guardia Urbana cortaron el Túnel de la Rovira y la Ronda de Dalt con el apoyo total de los vehículos que circulaban por estas dos importantes arterias de la capital. Sin embargo, la marcha convocada por la Asamblea de Jóvenes Horta- Guinardó no contaba con el apoyo de la Asociación de Vecinos, que les acusó de manipular la desgracia ajena sin contar con el beneplácito de los afectados.