Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6 2 2005 La Entrevista 11 resulta que los vascos queremos más Estado, más España, que es lo que nos ha faltado) primero tienen que dejar de apuntarnos con una pistola y después darnos un tiempo para vivir de una manera normal, para librarnos de los hábitos adquiridos de silencio y de disimulo. ¿Y cuando Ibarretxe arguye que su plan no es independentista, sino de coexistencia? -Es verdad lo que dice. El independentismo tiene costes y beneficios y los nacionalistas sólo quieren los beneficios. Quieren convertirse en parásitos del Estado. Los nacionalismos españoles tienden más al parasitismo que al independentismo y lo que quieren es privatizar al Estado para su uso exclusivo. El portavoz del BNG lo expresó muy bien en el Congreso: Nosotros lo que queremos es una autonomía acorazada O sea, aquí que no venga ningún inspector del Estado español a meternos mano, pero si necesitamos un aeropuerto, que nos lo pongan. -El hecho de que se haya alcanzado el punto de celebración de este debate, ¿supone que estamos peor que hace un año? -No estamos peor, lo que pasa es que tenemos el problema más claro. Muchos llevamos mucho tiempo hablando de lo que es el nacionalismo, pero la gente olvida muy rápidamente. Olvida incluso que los movimientos cívicos han sido la base de todo lo que se ha conseguido hasta ahora contra ETA. A partir de las manifestaciones convocadas por Basta ya en 2000 se hizo el pacto antiterrorista y se llegó luego a la Ley de Partidos. Nosotros ya nos hemos manifestado contra el plan Ibarretxe. El mismo día en que se presentaba estábamos delante de la puerta de Ajuria Enea protestando. Ahora ya todo el mundo entiende qué queríamos decir con eso de no al nacionalismo obligatorio -Pero, alcanzado el momento en el que Ibarretxte ha adelantado las elecciones vascas para rentabilizar el debate, ¿qué proyectan movimientos como Basta ya -De momento lo que tenemos claro es que pediremos tanto a Zapatero como a Rajoy que vayan en campaña al País Vasco todos los días, pero no a Bilbao o a San Sebastián, sino a Oyarzun, a Hernani, al Goyerri, a los pueblos pequeños... Que se comprometan como los que van en sus listas. No el típico recurso de voy un día al Palacio Euskalduna no. Que vivan el día a día y el rencor a rencor. ¿Cree que con un Gobierno del PP habríamos llegado a este punto de recepción en el Congreso del plan Ibarretxe? -Soy poco aficionado a la política- ficción, y, además, no es el momento para discursos sectarios. Ya ha quedado demostrado que la culpa de lo que pasa con los nacionalismos no era de ese antipático e intransigente señor Aznar, porque nunca han estado los nacionalismos más exigentes ni más faltones que ahora. Ya se ha desterrado una falsedad, un error que había. La culpa no era del anterior Gobierno. Vamos a ver ahora si con otra actitud se consigue más, pero lo que está claro es que El filósofo, en una imagen poco usual tomada en el curso de esta entrevista en su casa de Madrid (Pasa a la página siguiente)