Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes SÁBADO 5 2 2005 ABC Muere Max Schmeling, el boxeador que hizo frente a Joe Louis El púgil alemán fue el primer europeo campeón mundial de los pesados JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. A fuer de ser sinceros, él sí que fue la gran esperanza blanca, y más que eso, de esperanza pasó a realidad. La gran leyenda del boxeo, alemán, Max Schmeling, uno de los históricos de los pesos pesados, murió ayer a la edad de 99 años. Schmeling fue un ídolo en Alemania y su extraordinaria Su historia Nació el 28- 09- 05 en Klein- Luckow (Brandemburgo) Cruzó el charco en mayo de 1928, con el campeonato de Europa debajo del brazo y presto a probar fortuna en los Estados Unidos. En junio de 1930 un golpe bajo que le propinó Jack Sharkey le convirtió en el primer campeón mundial europeo de los pesos pesados de la historia. En julio de 1936 ganó contra todo pronóstico por K. O. a Joe Louis, púgil que le vencería en la revancha dos años después junio de 1930 en Nueva York, aunque el triunfo llegó de una forma poco convencional pues el alemán ganó después de la descalificación del rival por un golpe bajo. Aunque posteriormente perdió el cinturón ante el norteamericano en el combate de revancha en una controvertida decisión, poco después sorprendería al mundo con una victoria sin paliativos ante el emergente e invicto Joe Luis. Era 1936 y fue más un problema que una gloria. Los nazis aprovecharon el triunfo para proclamar la superioridad de la raza aria, mientras que Schemeling, amigo de muchos judíos, se las veía y deseaba para evitar los golpes propagandísticos de sus compatriotas radicales. De hecho, aunque Schmeling era popular en Estados Unidos, en aquella ocasión se le vio más como un símbolo de la Alemania nazi e, incluso, el combate de revancha se enfocó como una pelea entre el bien y el mal. carrera será siempre recordada por sus legendarias peleas con el estadounidense Joe Louis. Curiosamente, este vínculo creó una sincera amistad entre ambos, tanto que cuando Louis pasó problemas económicos, Schmeling le envió dinero. Incluso, llegó a pagar su funeral en 1981. El alemán fue más un problema para él mismo que para los demás. Vivió en una época difícil porque, cuando triunfó, nazis y oponentes le quisieron utilizar como trofeo pese a que él siempre quiso mantenerse entre dos fuegos. Su mayor hazaña fue convertirse en el primer boxeador europeo que ganó el mundial de los pesos pesados después de vencer a Jack Sharkey el 12 de Una revancha relámpago Fue en el estadio de los Yankees donde Louis se tomó la revancha. El combate no duró ni un asalto pues el norteamericano envió a Schemeling a la lona a los 2.04 minutos de comenzado el combate con un gancho a los riñones, Posteriormente, Schmeling declararía que echando la vista atrás, me siento casi feliz de haber perdido ese combate. Imaginen que hubiera regresado a Alemania con una victoria. No tuve nada que ver con los nazis, pero ellos me habrían dado una medalla Lo cierto es que estuvo toda su vida esquivando golpes, en el ring y fuera de él. Por poner un ejemplo, fue cortejado por Hitler y, sobre todo, por Goebbels continuamente. Sin embargo, cuando se dieron cuenta de que el boxeador no andaba en su misma cuerda y que no se dejaba utilizar como ario ideal le enviaron al frente con 35 años. Allí no tuvo suerte pues al saltar sobre Creta como paracaidista tuvo la mala fortuna de romperse ambos meniscos y sufrir una grave lesión de espalda. La verdad es que la trayectoria que tuvo a lo largo de su vida fue inequívoca. De hecho, durante los Juegos de 1936 pidió personalmente a Hitler que protegiese a los deportistas norteamericanos e incluso se dice que usó su influencia para salvar a algunos judíos de los campos de concentración, cual un Schindler cualquiera. Lo mejor del púgil alemán fue su retirada. Con el dinero ganado en los combates adquirió la licencia de Coca Cola en Alemania y se hizo millonario en la época de la postguerra. Se había casado con la actriz checa Anny Ondra y con ella estuvo 54 años, hasta que falleció en 1987.