Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 SÁBADO 5 2 2005 ABC Economía Los inquilinos deberán consignar el NIF de sus caseros en la declaración de la renta Hacienda estrecha el cerco al fraude en el sector inmobiliario y en las tramas organizadas de IVA b El plan de prevención comenzará a aplicarse la próxima semana, y después del verano se aprobará una ley para las propuestas que necesitan desarrollo normativo YOLANDA GÓMEZ MADRID. Los inquilinos deberán incluir en su declaración de la renta el NIF de sus caseros, lo que permitirá al Fisco detectar a aquellos propietarios que no declaran los ingresos obtenidos por los alquileres. Esta es una de las sugerencias que los ciudadanos han realizado al Plan de Prevención del Fraude Fiscal, de la que el Ministerio de Hacienda ha tomado tan buena nota que comenzará a aplicarla ya en la próxima campaña del IRPF, en la que se declaran las rentas obtenidas en 2004. Así lo explicó ayer el vicepresidente económico, Pedro Solbes, tras informar al Consejo de Ministros del plan, que se pondrá en marcha de manera inmediata, una vez que la próxima semana se publiquen en el Boletín Oficial las directrices del Plan de Control Tributaria para 2005. Aquellas medidas que necesitan un desarrollo normativo se incluirán en una ley específica, que el Ejecutivo prevé aprobar después del verano, según concretó el ministro. Los dos vicepresidentes del Gobierno, Solbes y De la Vega, y la titular de Agricultura, Elena Espinosa, ayer, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros da y falsificación de marcas. Hay, sin embargo, algunas novedades en los métodos con los que se pretenden atajar las actuaciones fraudulentas. En el sector inmobiliario, Solbes explicó que se van a realizar pruebas piloto de seguimiento de promociones urbanísticas y de comprobación conjunta a los promotores y los compradores; se van a identificar in situ las viviendas y los locales no declarados y se identificará a las sociedades interpuestas de titulares de viviendas. También se pretende mejorar el control sobre contratistas y subcontratistas. Asimismo en el sector inmobiliario, el Gobierno está estudiando la puesta en marcha de otra sugerencia realizada a través de internet al Plan de Lucha Contral el Fraude. En concreto, se trata de fijar unos valores de referencia del precio de los inmuebles que tengan validez para todos los impuestos, tanto estatales como autonómicos y lo- SIGEFREDO Actuaciones inspectoras Este plan de lucha contra el fraude cambia la orientación de las actuaciones inspectoras hacia la investigación y descubrimiento de rentas no declaradas. Asimismo, se prevé realizar más actuaciones de control y más próximas al momento en que se debe presentar la declaración y se reforzarán las medidas para asegurar el cobro de la deuda descubierta. En este sentido, según explicaron a ABC fuentes de la Agencia Tributaria, lo que se pretende es que desde el comienzo de una actuación inspectora empiece también a actuar el Departamento de Recaudación, que decidirá las posibles medidas cautelares para garantizar el cobro de la deuda. Es decir, se trata de evitar que cuando a un ciudadano o a una empresa se les abre una inspección, éste o ésta hagan todo tipo de maniobras para quedarse sin un euro ni un bien a su nombre, de modo que cuando finalmente se procede a cobrar la deuda, no se pueda, porque el contribuyente no tiene nada. Los sectores con mayor riesgo de fraude y en los que, por tanto, se centrarán los esfuerzos de la inspección siguen siendo los mismos de años anteriores: el inmobiliario, las tramas organizadas del IVA y la economía sumergi- cales. En este sentido, el Ministerio ya ha creado un grupo de trabajo con las Comunidades autónomas para estudiar esta posibilidad. En materia de fraude del IVA, se establecerá una estrategia única que implique a todas las áreas de la Agencia y se aprobarán protocolos de actuación. También se llevarán a cabo controles preventivos para acceder al Registro de Operadores Intracomunitarios. Otra de las medidas, aunque en este ca- El Gobierno da ayudas fiscales y sociales a los agricultores afectados por las heladas M. NÚÑEZ MADRID. El Gobierno aprobó ayer una serie urgente de ayudas fiscales y sociales para los agricultores y las empresas de transformación de productos agrícolas afectados por la últimas heladas, sobre todo en Andalucía, Baleares, Murcia y Valencia. Los cultivos más afectados han sido las frutas y hortalizas, tanto las que se cultivan al aire libre como las de invernaderos. La ministra de Agricultura, Elena Espinosa, explicó ayer al término del consejo de ministros que la cuantía de las ayudas no está todavía fijada, ya que afecta a varios cultivos y a zo- nas muy amplias. Las ayudas se aplicarán en las explotaciones ubicadas en los términos municipales y núcleos de población con un nivel de pérdidas de producción bruta de al menos un 20 de la producción normal en zonas desfavorecidas y un 30 en las demás zonas, de acuerdo con los criterios que marca la Unión Europea. Se indemnizarán los daños provocados por las heladas en explotaciones agrícolas que, teniendo pólizas en vigor amparadas por el Plan de Seguros Agrarios Combinados, hayan sufrido en sus producciones pérdidas no cubiertas por las líneas de seguros agrarios. Además, para el caso de aquellas producciones que en la fecha de la helada tuviesen abierto el periodo de suscripción pero no se hubiera suscrito el seguro, también podrán recibir ayudas, siempre que hubiesen contratado el seguro contra heladas en años anteriores. Además, habrá exenciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en el ejercicio de 2005 y reducciones en la declaracione sdel IRPF y el régimen especial simplificado del IVA. En materia de empleo los expedientes de regulación no tendrán efecto sobre las cotizaciones a la Seguridad Social, con lo que los temporeros afectados por las heladas seguirán cotizando al sistema. A lo anterior el Gobierno añadió ayer la creación de una línea especial de crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO) en principio de 15 millones de euros, que podría ser ampliada, para los agricultores y propietarios de pymes afectados por las heladas.