Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad SÁBADO 5 2 2005 ABC Salud Salud pública Infecciosas Pediatría El alcohol, tan perjudicial para la salud como el tabaco El alcohol es tan perjudicial para la salud como el tabaco, puesto que causa prácticamente el mismo número de muertes y enfermedades. El estudio, que publica The Lancet y ha coordinado la Universidad de Estocolmo (Suecia) determina que el 4 de las enfermedades son atribuibles al alcohol (una décima menos que el tabaco) y llama a una mayor responsabilidad por parte de los Gobiernos. Detectan una extraña enfermedad de transmisión sexual Los servicios sanitarios de Nueva York han detectado la aparición de una enfermedad de transmisión sexual escasamente documentada y de la que también se han visto casos en Europa. La infección es una forma de clamidia que daña el ano, el recto y los genitales. Todos los enfermos que han sido detectados en Estados Unidos tenían también anticuerpos del virus que causa el sida. La vacunación reduce drásticamente la mortalidad por varicela en EE. UU. Un estudio publicado en New England Journal ha demostrado que la vacunación puede reducir drásticamente la mortalidad por varicela. El trabajo revisa los casos en Estados Unidos desde que se empezó a vacunar a los niños. En España se debate su inclusión en el calendario oficial, argumentando que cada año esta enfermedad inocente causa 1.300 hospitalizaciones y 15 muertes anuales. CALEIDOSCOPIO JOSÉ MARÍA FERNÁNDEZ- RÚA PSIQUIATRÍA CARNE ROJA Y CÁNCER U n equipo de investigadores estadounidenses ha publicado un estudio en el órgano de la Asociación Médica Americana (JAMA) en el que subrayan que el consumo continuado en el tiempo de carne roja y de carne procesada está asociado a un fuerte riesgo de padecer un tipo de cáncer colorrectal. Los científicos estiman que este porcentaje supera el 70 para el cáncer distal de colon. Aunque estudios anteriores ya habían sugerido que la ingestión de estos alimentos estaba asociada a sufrir cáncer de colon y de recto, es la primera vez que se hace esta afirmación tras más de veinte años de investigaciones. El estudio que ha coordinado Ann Chao, de la Sociedad Americana del Cáncer en Atlanta, comenzó en 1982 con la participación de 148.610 adultos de entre 50 y 74 años. Diez años después a todos ellos se les incluyó en un estudio de prevención del cáncer y en 2001 se detectaron 1.667 cánceres de este tipo. Los científicos analizaron los hábitos alimenticios de los participantes, así como otros factores como el índice de masa corporal y el tabaquismo. El tamaño de la muestra y los datos sobre hábitos dietéticos ha permitido establecer una serie de estimaciones estables del riesgo explica Chao que hace hincapié en las conclusiones del estudio, tras ajustar datos como la edad y el número de calorías consumidas. En este sentido, detallan que cuando midieron el consumo a largo plazo de estos alimentos en 1982 y en 1992 registraron un riesgo del 50 de sufrir este tipo de cáncer colorrectal asociado al consumo de carne procesada. Asimismo, los voluntarios con altas tasas de consumo de carnes rojas, pescado y aves experimentaron un incremento del riesgo del 53 Finalmente, asocian la ingestión de carne roja reconocida en 1992 con un 71 de riesgo de este carcinoma. Una embarazada se somete a una ecografía en un hospital de Sevilla NIEVES SANZ Los antidepresivos, última opción para tratar la depresión en embarazadas Vinculan la paroxetina a un mayor riesgo de síndrome de abstinencia neonatal G. ZANZA MADRID. Un estudio basado en las notificaciones de reacciones adversas de los medicamentos, ha determinado que el tratamiento de las depresiones en embarazadas debe enfocarse, prioritariamente, hacia la psicoterapia. La utilización de antidepresivos ISRS (inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina) debe ser la última opción terapéutica. Las conclusiones de la investigación que ha coordinado el profesor de Farmacología Clínica de la Universidad de La Laguna (Tenerife) Emilio José Sanz, inciden en que el consumo por parte de mujeres embarazadas de cuatro principios activos de la familia de los ISRS, principalmente la paroxetina, puede estar vinculado a un mayor riesgo del síndrome de abstinencia neonatal. Esta dependencia presenta en el bebé un cuadro clínico caracterizado por convulsiones, dificultad para respirar y temblores. El estudio, respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido publicado en el último número de The Lancet y parte del análisis de tres millones de datos recogidos desde EE. UU. aprobará un implante para casos crónicos La Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) de Estados Unidos anunció ayer que estudia la aprobación de un dispositivo eléctrico implantable, hasta ahora autorizado para el tratamiento de la epilepsia, en casos de depresión crónica que no responden al resto de terapias. Esta agencia federal ha puesto una serie de condiciones que el fabricante de ese dispositivo espera cumplir antes de mayo próximo. El coste de este implante se cifra en 15.000 dólares, informó ayer The New York Times Llamado VNS Pulse 102 este dispositivo médico tiene el tamaño de un reloj de pulsera. Se implanta en la parte superior del pecho, aunque está conectado con finos cables al nervio vago, en el cuello del paciente. 1968 en 72 países. Para Sanz resulta evidente que hay que tratar a las embarazadas con patologías depresivas, pero partiendo siempre de la psicoterapia y, si es necesario, antipsicóticos suaves. Si los problemas persisten, asegura Sanz, debe recurrirse a los ISRS y no a los tricíclicos, utilizando las dosis más bajas y empleando otro principio activo que no sea la paroxetina Malformaciones Las fichas clínicas de los ISRS ya recogen la precaución como norma básica para el tratamiento de las depresiones en embarazadas, aunque sólo se habían estudiado los casos de malformaciones en el feto y no los del síndrome de abstinencia. La investigación descubrió que hasta finales de 2003 se registraron 93 casos de uso de ISRS asociados al síndrome de abstinencia. De éstos, 64 se asociaron con la paroxetina, 14 con fluoxetina, 9 con sertralina y 7 con citalopram. Los ISRS son antidepresivos de última generación y los que más incremento de consumo han registrado en los últimos años. Su efectividad ha sido puesta en duda para el tratamiento de la depresión en niños.