Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5 2 2005 Internacional 27 Una facción suní secuestra a una periodista italiana cerca de Bagdad La Yihad Islámica da un plazo de 72 horas a Berlusconi para retirar sus tropas ABC ROMA, BAGDAD. La periodista italiana Giuliana Sgrena, corresponsal en Irak del diario Il Manifesto, fue secuestrada ayer por varios hombres armados cuando se encontraba en la zona de la Universidad de Bagdad. A últimas horas de ayer, un grupo armado que se hace llamar Organización de la Yihad Islámica reivindicó en un comunicado en internet el secuestro de la periodista, y exigió que Italia retire sus fuerzas de Irak en un plazo de 72 horas. La reportera, que viajó a Irak hace apenas dos semanas para cubrir las elecciones, fue secuestrada muy cerca de la mezquita suní de Al Kastl, en el área universitaria, adonde había acudido con su intérprete para entrevistar a un grupo de evacuados de Faluya. El vehículo en el que viajaban fue bloqueado por un grupo de ocho hombres armados que se llevó a la periodista a punta de pistola, sin que ni el intérprete ni los guardias de seguridad de la Universidad, que efectuaron varios disparos, pudieran impedirlo. Justo antes de su captura, la periodista había marcado en su teléfono móvil el número de otra colega italiana en Bagdad, Barbara Schiavuli, por lo que ésta pudo oír los disparos, gritos y pasos precipitados aunque no logró hablar con Giuliana. de la Cruz Roja Enzo Baldoni, muerto en agosto, y el guardia de seguridad Fabbrizio Quattrocchi, asesinado en abril. Pero quizá el secuestro que más conmocionó a la opinión pública italiana fue el de las jóvenes cooperantes Simona Pari y Simona Torreta, capturadas el pasado septiembre por un grupo de hombres armados en sus oficinas de Bagdad y liberadas tres semanas después. Además del secuestro de la periodista italiana, un soldado norteamericano murió y otros siete resultaron heridos por la explosión de una bomba casera este viernes cerca de Baiji, en el norte de Irak. Giuliana Sgrena EPA Posibles delatores Entre los evacuados de Faluya, según las primeras hipótesis sobre la autoría del secuestro, podría haber algunos milicianos integristas suníes que, al saber de la presencia de la periodista, habrían colaboraron en su captura. Sgrena, que trabaja desde 1988 para el diario de izquierda Il Manifesto, seguía de cerca las cuestiones relacionadas con el fundamentalismo islámico y había estado en la guerra de Afganistán. La noticia del secuestro cayó como un jarro de agua fría en la redacción de Il Manifesto, con la que la periodista se había puesto en contacto por teléfono, poco antes de su captura. Estamos a la espera de noticias y naturalmente muy preocupados; desgraciadamente sabemos sólo lo poco que ya se ha dicho señaló una de las fundadoras del diario, Luciana Castellina. Giuliana- -continuó- -no ha sido nunca una periodista que se quedaba en el hotel. Siempre ha hecho cierto tipo de periodismo, hablando con la gente y viajando. Lo único que podemos desear es que este asunto concluya rápidamente Otra periodista, la francesa Florece Aubenas, sigue secuestrada desde hace más de un mes, al parecer por una banda de delincuentes comunes. La captura de la periodista ha desatado la preocupación en Italia, que ya ha visto cómo varios de sus ciudadanos han sido secuestrados y algunos asesinados en Irak. Entre ellos se encuentran el periodista y colaborador