Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional SÁBADO 5 2 2005 ABC GEORGE W. BUSH Presidente de los Estados Unidos Las elecciones en Irak confirman nuestro deseo de quedarnos y completar la misión George W. Bush ha tenido una semana de gratas noticias: alta participación en las elecciones iraquíes y un discurso del estado de la Nación con un presidente pletórico. Las pautas del segundo mandato están marcadas por la confianza y la continuidad TEXTO: CAL THOMAS WASHINGTON. Saliendo al paso de las críticas procedentes del partido demócrata sobre Irak, el presidente George W. Bush me comenta, en una entrevista cara a cara en el Despacho Oval, que sus detractores están un poco desorientados. -El presidente provisional de Irak ha dicho que no prevé que las fuerzas estadounidenses se marchen hasta que se creen las fuerzas de seguridad y se destruyan los focos de resistencia. Ha dicho también que a finales de año podremos apreciar cómo decrece el número de tropas extranjeras. Pero lo que usted parece tener en mente es que cuando se alcance el objetivo se marcharán las tropas, y no al revés. -Los calendarios me parecen un error. Los enemigos pueden esperar a que pasen las fechas, prevén un momento, la llegada de una fecha. Tratarán de pasar inadvertidos, llegará esa fecha, y luego atacarán. Yo tengo una opinión distinta. Considero que deberíamos alcanzar el objetivo y ése será el momento. Y el objetivo, evidentemente, es ayudar a ese país a materializar sus sueños. Y lo que ha visto el pueblo estadounidense es un país que tiene sueños. La gente ha desafiado a los terroristas y un número increíble ha acudido a las urnas. Un momento emocionante. -La noche anterior, ¿albergaba alguna duda, algún miedo de que el resultado fuera distinto? -En cualquier momento hay incertidumbre y, lógicamente, piensas en todas las alternativas. Pero al final, tuve mucha fe. Y realmente creo que si el pueblo tiene una oportunidad, votará, la gente quiere ser libre. La primera confirmación de esa creencia es que si le das una oportunidad a la gente, se expresará, como hacen los ciudadanos de nuestro país. Ocurrió en Afganistán, donde la votación fue abrumadora. Y lo mismo pasó en Irak. ¿Le preocupa la escasa participación suní? -Bueno, hablé con el Rey Abdalá de Jordania, que me dijo que tuvieron una participación muy alta de suníes, de votantes iraquíes en Jordania, muchos de los cuales son suníes, lo cual me indica que si la situación es segura, la gente vota. Y eso es más o menos lo que han demostrado estas elecciones. Su cuestión es comprensible en una provincia como Al Anbar, en la que Fa- Bush sonríe durante el Desayuno de la Oración Nacional, que se celebra anualmente en el hotel Hilton de Washington luya era el núcleo, donde se había desplazado a la gente. Es de esperar que allí la participación haya sido más baja que en otros lugares. Pero queríamos que votara todo el mundo. Y ahora la clave es que se produzca un gesto de inclusión, que haya derechos para las minorías, que la gente reconozca que el nuevo gobierno escuchará también sus peticiones. Y por eso me sentí muy alentado por los comentarios de Alawi, que es chií, y que les dijo a los suníes: Queremos trabajar con vosotros Por eso está en marcha un programa de gran alcance social muy importante. -Quiero preguntarle por la reacción de los demócratas. No todos ellos, pero sí algunos- -el senador Kerry y particularmente el senador Kennedy, que recientemente le llamó mentiroso en un discurso- -reclamaron un calendario para la retirada del país. El domingo, en Meet the Press el senador Kerry quiso restar importancia a su victoria en las elecciones, la definió como insignificante; advirtió que no se les diera demasiada importancia a los comicios de Irak. Sé que algunos republicanos responderían que éste es un grito de desesperación. ¿Cómo catalogaría esos comentarios? -Creo que Washington es una ciudad en la que se dan toda clase de manifestaciones. Sencillamente, no me lo tomo como algo personal. Me limito a dejar que los hechos hablen por sí mismos. Y la cuestión es que el pueblo iraquí, que tenía muy escasas probabilidades, rechazó la idea de que, en cierto modo, algunas personas no quieren ser libres. Dijeron alto y claro, en medio de actividades terroristas, decapitaciones, asesinatos y atentados, que quieren ser libres. Y en lo que a mí respecta, eso es lo único que importa. ¿Cree que esos comentarios alientan a los terroristas? Encontré una cita de Bui Tin, un general actual- AP mente retirado del ejército norvietnamita, que le dijo a The Wall Street Journal que los norvietnamitas contaban con el movimiento antibélico estadounidense de la época como parte de su estrategia. -Sí. -Y yo me pregunto si considera que algunos de estos comentarios... -Creo que esta vez es distinto. De verdad, Cal. Creo que los terroristas realmente están viendo lo resuelto que es este Gobierno, y las elecciones confirmaron el deseo de nuestro país de quedarse allí y completar la misión. Y no sólo ven lo decidido que es el Gobierno, y que el Congreso tiene intención de financiar las tropas, sino que también ven a un ejército que sabe que el país le respalda. De modo que están animados y su deseo por completar la misión es muy fuerte. -Un juez federal dictaminó el lunes en Washington que los prisioneros de la bahía de Guantánamo tie-