Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 5 2 2005 Nacional 17 Rachid Mohamed Kaddur custodiado por agentes de Policía EFE La Policía detiene en Melilla a un presunto implicado del 11- M que intentaba huir Kaddur también se reunió la tarde antes de la matanza con uno de los suicidas de Leganés anoche declaración a los cuatro miembros de una misma familia detenidos por su presunta relación con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí S. N. MADRID. Rachid Mohamed Kaddur, a quien la Policía vincula con uno de los terroristas suicidas de Leganés, fue detenido por la Policía en Melilla cuando estaba intentando huir tras la captura el pasado miércoles de un marroquí también relacionado con el mismo islamista que se quitó la vida. El capturado, que vivía en Madrid, portaba importante cantidad de dinero. Rachid Mohamed Kaddur, nacido en Melilla, fue detenido por reunirse el día anterior a la matanza con Abdennabi Kounjaa, muerto en la explosión registrada el 3 de abril de 2004 en el piso de Leganés. Ambos y Rachid Bendouda, Rachid el Gordo -detenido el pasado miércoles- estuvieron juntos en la tarde del 10 de marzo en un local del barrio de Lavapiés y conversaron durante horas. Tanto Kaddur como Bendouda son mayoristas de ropa y tienen sendas tiendas en el mismo barrio madrileño, en Lavapiés. A Rachid el Gordo se le relaciona con los hermanos Chedadi, también acusados de participar en los atentados del 11- M. Mohamed Chedadi se encuentra en prisión por orden del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo y Said está en prisión desde la operación Dátil el primer gran golpe en España contra el terrorismo de origen islamista, en noviembre de 2001. Kaddur, de 35 años de edad, fue deteb El juez tomó nido en el puerto de Melilla. Agentes de la Comisaría General de Información procedieron a su captura en la noche del pasado jueves cuando bajaba del barco que va de la península a Melilla, ciudad en la que nació en 1969. Los investigadores creen que Mohamed Kaddur estaba intentando huir, tras la detención el pasado día 2 del otro participante en la reunión de la víspera de los atentados en los trenes, el marroquí Rachid Bendouda. Kaddur fue trasladado en la tarde de ayer a Madrid en un vuelo de la compañía Air Nostrum que despegó del aeropuerto de Melilla a las 17.50 horas. El presunto terrorista descendió por las escalerillas de la aeronave esposado y flanqueado por tres agentes. Después fue introducido en un furgón policial que aguardaba su llegada a pie de avión con otros tres miembros del Cuerpo Nacional de Policía y conducido al complejo policial de Canillas. Las detenciones de Rachid el Gordo y Kaddur son consecuencia de la captura esta misma semana de cuatro miembros de la familia Moussaten, acusados de haber facilitado la huida a Mohamed Afalah, Abdelmajid Bouchar y Mohamed Belhadj tras la explosión en el piso de Leganés. La captura de esta familia también propició el arresto en Bruselas de Youssef Belhadj, de quien se sospecha que podría ser el autor del comunicado que reivindicó los atentados del 11- M y que dijo ser el portavoz de Al Qaida en Europa. Los cuatro miembros de la familia Moussaten comparecieron en la tarde y noche de ayer ante el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo. Los arrestados, según la Policía, formarían parte del Grupo Islámico Combatiente Marroquí.