Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 SÁBADO 5 2 2005 ABC Nacional Vigilancia Radiológica de la Armada sigue en Algeciras al Sceptre para tener datos propios De la Vega confirma que se mantiene la cita del día 11 con Reino Unido y Gibraltar pese al submarino b El Operativo se desplegó el miér- coles, antes de la llegada del submarino al Peñón, y seguirán trabajando allí para prevenir cualquier eventualidad LUIS AYLLÓN MADRID. El Gobierno español no parece fiarse mucho de las promesas de Londres. Después de reconocer ayer la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega en el Consejo de Ministros que el Ejecutivo de Tony Blair no les aclaró el tipo de avería que tenía el submarino atómico Sceptre ayer se supo que el Grupo Operativo de Vigilancia Radiológica de la Armada española (GOVRA) está trabajando en aguas de la bahía de Algeciras desde un día antes de la llegada del buque al Peñón. Y allí seguirá hasta que el submarino nuclear abandone Gibraltar. Fuentes de Defensa explicaron a Europa Press que los componentes del equipo llegaron a la zona el miércoles, comenzando a hacer mediciones, para tener datos propios ante cualquier eventualidad que pudiera producirse. Pese a reconocer que Londres había ocultado hace una semana el tipo de avería que traía el submarino, el Gobierno español anunció ayer que mantiene la reunión prevista para el próximo día 11 en Málaga con representantes del Reino Unido y de Gibraltar con el objetivo de tratar, entre otros asuntos, sobre el uso conjunto del aeropuerto gibraltareño. Así se desprende de las palabras de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, quien, en la rueda de prensa posterior al Consejo, señaló que hoy por hoy, no hay prevista ninguna suspensión de ningún tipo cuando se le preguntó si la actitud británica al enviar un nuevo submarino nuclear para que sea reparado en el Peñón podía hacer que España decidiera aplazar la reunión. Fernández de la Vega, que había asegurado la plena transparencia del Gobierno en este asunto, no dio, sin embargo, una respuesta clara cuando se le preguntó por qué el Ejecutivo no comunicó que iba a llegar un nuevo submarino nuclear a Gibraltar cuando sabía hace una semana que lo iba a ahacer y que tenía una avería. La portavoz argumentó que aunque se sabía que tenía una avería, no se conocía en qué condiciones venía De la Vega señaló que, en cualquier caso, el Gobierno hará un seguimiento detallado de la presencia del submarino y estará en contacto con las autoridades británicas para que se resuelva el problema lo antes posible. La vicepresidenta aprovechó para arremeter contra el anterior Gobierno, al indicar que en ocasiones anteriores, las quejas arreciaron cuando se comprobó que un submarino afectado ternía una avería en el reactor nuclear, iba a estar un año, no se facilitaba información y se minimizaba la situación En la cita tripartita del día 11 está previsto que participen el director general para Europa, José Pons, su homólogo británico, Dominick Chilcott, y el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, dentro del proceso de cooperación enmarcado en el foro de diálogo para abordar el contencioso gibraltareño. El Sceptre atracado en el muelle de Gibraltar praración y que ésta no afecta al sistema nuclear. Un portavoz del Ministerio de Defensa británico manifestó ayer que está previsto que el submarino abandone la base gibraltareña el próximo miércoles día 9. Si no fuera así, todas las previsiones cambiarían y la reunión del día 11 podría correr peligro. Desde el PSOE, su portavoz en la Comisión de Asuntos Exteriores, Rafael Estrella, fue menos diplomático que los representantes del Gobierno español a la hora de calificar la actuación del Reino Unido. Estrella acusó al Ejecutivo británico de tener una actitud poco correcta, rayana en la deslealtad y de no haber actuado con buena fe al permitir la llegada del Sceptre a Gibraltar. Según Estrella, lo sucedido no favorece el clima creado con la puesta en marcha del foro de diálogo en el que se escucha también la voz de Gibraltar, sino que lo que hace es poner obstáculos en el camino. Cada vez Quejas gibraltareñas El propio Caruana se unió ayer a las quejas por la presencia del submarino nuclear Sceptre en la base naval gibraltareña, en este caso porque el ministro principal de la colonia considera que ha recibido de Londres menos información y más tarde que las autoridades españolas. No obstante, Caruana dijo que el Reino Unido le ha garantizado que no hay riesgo en la re- Caruana protesta por haber sido informado más tarde que el Gobierno español y Londres dice que el barco saldrá el día 9 Arístegui (PP) Les han dado con el cetro en el talante Desde el PP hubo ayer diversas reacciones a la presencia del submarino nuclear averiado en Gibraltar. En la localidad alavesa de Laguardia, el presidente de los populares, Mariano Rajoy, pidió diligencia para resolver la situación, pero se mostró cauto para no caer en la misma demagogia que atribuyó a los socialistas cuando se produjo una situación exactamente igual en referencia a la crisis del Tireless informa Cristina de la Hoz. Añadió que con los británicos, tras el caso del Tireless existía un valor entendido de que no se volvería a repetir Más contundente estuvo el secretario general de Comunicación del PP, Gabriel Elorriaga, quien acusó al Gobierno de manipulación informativa por haber tenido la información de la visita del subarino durante varios días sin darla a conocer a la opinión pública. Por su parte, el portavoz popular en la Comisión de Exteriores, Gustavo de Arístegui declaró a Servimedia que los británicos le han dado al Gobierno de Zapatero con el cetro en la cabeza en referencia al nombre del submarino- Sceptre que se traduce al castellano como cetro Agregó que las cesiones en relacióncon el Peñón no parecen haberle servido de mucho a este Gobierno. También se pronunció sobre el asunto Josep Piqué, que era ministro de Exteriores cuando llegó el Tireless y recordó la actitud que tuvieron entonces el PSOE y la Junta de Andalucia, que calificó de irresponsable Mientras, el grupo parlamentario de IU- ICV presentó ayer enel Congreso una proposición no de ley reclamando al Gobierno que adopte las medidas necesarias para que los submarinos militares con propulsión o armamento nuclear no puedan transitar por aguas españolas y que promueva ante la ONU y la UE la declaración del mar Mediterráneo como zona desnuclearizada.